Washington, 24 Ago (Notimex).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy un ataque con arma de fuego contra dos niños indígenas en Guatemala ocurrido la víspera, y externó su preocupación ante indicios de que se trata de un acto de represión.

Los dos menores de nueve y 13 años, quienes pertenecen al pueblo maya Q?eqchi?, sufrieron la agresión la víspera, mientras jugaban en una escuela ubicada en la comunidad de Monte Olivo, en el departamento de Alta Verapaz.

Los hechos tuvieron lugar el mismo día en que la relatora de la CIDH sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Dinah Shelton, realizaba una visita en terreno a Cobán, Guatemala, indicó el organismo en un comunicado.

Según información recibida por la relatora y su delegación por parte de miembros de dicha comunidad, el presunto autor de los disparos habría sido identificado como un empleado de la hidroeléctrica Santa Rita, a cuya operación se opone la comunidad.

“Es profundamente preocupante que una tragedia como ésta haya sucedido durante la visita, con nuestra presencia en la zona. Estaremos dando estrecho seguimiento y con gran atención a las acciones que se adopten”, dijo Shelton.

Miembros de la delegación de la relatoría que encabeza Shelton visitaron el Hospital Regional de Cobán, donde los médicos informaron que el niño de nueve años se encuentra en estado grave.

El infante de nueve años presenta una herida de bala de alto calibre con orificios de entrada y de salida en el cráneo, mientras que el otro menor tiene dos impactos de bala, uno de los cuales le atravesó la tráquea.

Miembros de la comunidad indicaron que antes de presentarse en la escuela, el presunto perpetrador de los ataques fue a la casa de una persona conocida por su oposición a la hidroeléctrica, pero ésta se encontraba en Cobán para la reunión con Shelton.

La CIDH instó al gobierno de Guatemala a garantizar que ese hospital disponga de todos los recursos humanos y materiales necesarios para asegurar una atención médica integral para los dos niños.

Sin embargo, la Comisión hizo notar la desconfianza que priva entre esta comunidad indígena hacia las autoridades de seguridad del Estado de Guatemala, debido a los altos niveles de impunidad ante actos de violencia en su contra.

La misión que encabeza Shelton estará en Guatemala hasta el 30 de agosto para recabar información sobre la situación de los derechos humanos de los indígenas, con énfasis en sus tierras, territorios y recursos naturales, así como en el derecho a la consulta previa, libre e informada.