Donald Trump anunció este jueves, a través de su cuenta de Twitter, que está trabajando para que las empresas estadounidenses no salgan del país. Ahora fue el turno de la compañía de aire acondicionado Carrier que ya había anunciado planes para trasladarse a México. Esta es una más de las acciones proteccionistas de Trump. El pasado 17 de noviembre, el ahora Presidente electo de Estados Unidos dio a conocer que la planta que la empresa Ford tenía prevista trasladar a México se quedaría en Kentucky.

Por Víctor Ventura y Nancy Balderas

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo/EconomíaHoy).– El Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado un nuevo nombre en la lista de empresas con las que está hablando para evitar que se lleven producción fuera del país: la última es Carrier A.C., una empresa de aire acondicionado con sede en Indiana que había anunciado planes para trasladarse a México.

“Estoy trabajando duro, incluso en el día de Acción de Gracias, para conseguir que Carrier AC se mantenga en Indiana. ESTOY PROGRESANDO – ¡Lo sabré pronto!”, explicó el magnate en su cuenta de twitter.

Carrier confirmó en un comunicado que había tenido conversaciones con la futura administración, aunque dijo que “no hay nada que comunicar”.

Carrier es una de las empresas a las que Trump apuntó desde un primer momento en su campaña, después de que la compañía anunciara planes para llevar su producción a Monterrey, en México, a partir de 2017. El magnate inmobiliario amenazó con imponer aranceles punitivos a los aparatos de aire acondicionado que produjera la planta mexicana si llegaba a producirse el traslado.

Los líderes sindicales de la compañía denunciaron que los trabajadores mexicanos cobrarían tres dólares a la hora, frente a los 20 que recibían los trabajadores estadounidenses. El entonces gobernador de Indiana y actual vicepresidente electo, Mike Pence, se declaró “profundamente decepcionado” por el plan.

Durante el año, la compañía anunció que mantendría 400 puestos de trabajo en Indiana entre ingenieros, directivos y publicistas, y en julio llegó a un acuerdo de indemnización con los empleados despedidos, en un proceso que se alargará hasta 2019.

Detener la deslocalización de empresas a México es uno de los principales objetivos de Trump para su mandato. Hace unas semanas, el magnate celebró que Ford no se llevara una planta al país vecino, pese a que no estuviera en la lista de centros de producción que la automovilística sí se llevará al sur de la frontera.

TRUMP CAMBIARÁ LAS REGLAS, DICE FIAT

Sergio Marchionne, CEO de Fiat, consideró que la crítica postura de Donald Trump contra el libre comercio podría afectar el negocio del fabricante de automóviles italiano.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, la elección de Trump “sin duda implicará un cambio en las reglas del juego, principalmente porque creo que hay una serie de condiciones en Estados Unidos que aún no se han determinado”, dijo.

El ejecutivo calificó como “un gran tema” las declaraciones que el Presidente electo ha hecho respecto al Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN), debido al impacto que tiene el Tratado sobre las operaciones de Fiat en Estados Unidos, México y Canadá.

Según Kevin Tynan, analista senior de Bloomberg Industry, Fiat, que genera la mayor porción de sus ganancias en Norteamérica, ensambló en México cerca de 17 por ciento del total de vehículos fabricados en esa región durante los primeros diez meses.

El analista destacó que la empresa automovilista tendría que incurrir e elevados costos si la administración de Trump cumple con decretar un impuesto de 35 por ciento sobre los vehículos y partes importadas hacia Estados Unidos.

Bloomberg señaló que Sergio Marchionne no ha tenido una conversación con Trump, sin embargo, indicó que trabajará con la nueva administración.

INCERTIDUMBRE EN PREVISIONES 

El rango de proyecciones de crecimiento económico para el próximo año se sitúa entre 1.7 por ciento y 3 por ciento. El rango bajo es el consenso de los analistas de Santander, Banco Invex y HSBC, mientras que el rango alto está previsto únicamente por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el caso de la dependencia, el rango de crecimiento previsto para 2017 es de entre 2 y 3 por ciento, el optimismo se sustenta, según explica la propia secretaría, en el hecho de que, aun con la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales, todavía no hay aprobadas políticas restrictivas para el crecimiento del país.

Entre los analistas del sector financiero y del propio Banco de México (que espera entre 1.5 y 2.5 por ciento) el recorte en las previsiones para 2017 atiende a la alta posibilidad de ver acciones concretas por parte del presidente electo.

Economistas del sector público y privado coinciden en que es complejo hacer un pronóstico cuando se desconocen las estrategias políticas y económicas que verdaderamente planea el magnate neoyorquino.

Es un mundo rico en incertidumbre y no sorprende que haya diferencias tan amplias en las expectativas. Es entendible que haya diferentes opiniones?, reconoció Agustín Carstens, gobernador del Banco de México durante la presentación del informe trimestral de la institución.

Ante un escenario donde predomina la incertidumbre, ¿qué lectura puede darse a los constantes anuncios de una menor proyección para el crecimiento económico de México?

“Es importante ver qué se espera para 2017, muchas organizaciones comienzan a hacer sus presupuestos para el siguiente año, además de los inversionistas del mercado de capitales?, explica Mariana Ramírez Montes, analista de Bx+.

Economistas consideran que las revisiones que se hagan para el PIB de este año no son el principal factor a observar, pues las proyecciones y ejecución de gasto e inversión ya han sido efectuadas.

Sin embargo, entre los tomadores de decisiones, se genera preocupación ante la falta de una brújula clara para efectuar proyecciones básicas sólidas acerca de factores como crecimiento, inflación y tipo de cambio.

Mariana Ramírez considera que la incertidumbre es tal que hay quienes han evitado hacer proyecciones, pues “no se sabe cuánto de lo dicho por Trump realmente se implementará y qué consecuencias tendrán para la economía de México, ya que sus propuestas no están detalladas”.

La economista de Bx+ explica que las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) determinarán futuras revisiones al crecimiento del país, por lo que la especialista sugiere esperar y no alarmarse de más.

“La incertidumbre no es algo que no hayamos visto antes, a inicio de año se tenía incertidumbre por la desaceleración de China, después por lo que pasaría con el Brexit, después del Brexit, por las elecciones en Estados Unidos”, manifiesta.

Pese a la incertidumbre, los mexicanos mantienen el ritmo de consumo y “eso ha contrarrestado de forma importante la debilidad industrial vista desde finales de 2015, y ha permitido que la economía de México siga creciendo a tasas positivas, mientras que Latinoamérica decrece?, concluye.

 

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EconomíaHoy Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.