Toluca, 25 Jun. (Notimex).- Cobijado por 11 gobernadores priistas, su líder nacional Humberto Moreira y legisladores federales, Eruviel Ávila adelantó un “ya ganamos” en la elección del 3 de julio y llamó a sus adversarios a respetar los resultados de los comicios para la gubernatura del Estado de México.

“Ya ganamos, ya ganamos en propuestas porque somos un gran equipo”, soltó al pedir a sus adversarios contribuir a tener el 3 de julio una jornada electoral democrática, ejemplar en la que se respeten los resultados y decisión de los mexiquenses.

Ante una Plaza de los Mártires repleta, Ávila Villegas vaticinó una derrota del Partido Acción Nacional (PAN) y su candidato Luis Felipe Bravo Mena, así como a la coalición Unidos Podemos más y su abanderado Alejandro Encinas el próximo 3 de julio.

Por ello, bajo el respaldo de la plana mayor de su partido, del PVEM y Nueva Alianza, así como de ex gobernadores y mandatarios, los exhortó a que el domingo próximo, al término de la jornada electoral actúen como demócratas y respetar la decisión de los mexiquenses.

“Con la voluntad ciudadana no se juega, nosotros sabemos competir a la buena, con la ley en la mano”, refrendó. Ante más de 15 mil simpatizantes priistas, de Nueva Alianza, miembros del magisterio y de organizaciones campesinas de todo el estado, presumió que las preferencias le dan una ventaja clara rumbo al día de la jornada.

No obstante, solicitó, “no nos podemos confiar”. Por ello exhortó a los asistentes a seguir promoviendo el voto. “Aprovechemos todos estos días, todas estas horas para seguir haciendo campaña” y hacer una movilización del voto en su favor, pidió.

“Sé que el próximo 3 de julio habremos de demostrar que somos la coalición más fuerte, con más presencia y con mayor capacidad de movilización. El 3 de julio con su apoyo este gran equipo habrá de rendir los frutos necesarios, ya ganamos”, vitoreó.

Eruviel Ávila presumió que su cierre de campaña el próximo 29 de junio lo hará tras haber signado seis mil compromisos y visitado los 45 distritos electorales y con ello, haber cubierto la visita a todos los municipios.

Sin temor a reproche, reconoció que la firma de compromisos lo hizo siguiendo a “un gran mandatario” como es Enrique Peña Nieto de quien dijo, “voy a seguir su ejemplo”.