Bogotá, 25 jun (EFE).- Las FARC están buscando angustiosamente recursos para su financiación porque han visto reducidos sus ingresos provenientes del narcotráfico y por eso tratan de apropiarse de los dineros de la salud pública y de contratos viales, dijo hoy el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

“Las FARC están cada vez más angustiadas por recursos”, señalo Santos desde Barranquilla, capital del departamento del Atlántico (norte), en donde se reunió con la población.

Detalló que esa situación quedo en evidencia tras conocer correos del jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Víctor Julio Suárez, alias “Mono Jojoy”, muerto en septiembre del año pasado en las selvas de la serranía de La Macarena (sur).

Santos explicó que por las acciones de la fuerza pública y de la Policía, las FARC pierden cargamentos de cocaína, lo que les disminuye sus ingresos.

“Al quitarles la coca procesada, les quitamos las fuentes de financiación” por lo que, según Santos, los guerrilleros buscan otras fuentes e intentan extorsionar a comerciantes y finqueros (hacendados).

“Tenemos que no pagar y denunciar. Los estamos ahogando, no les podemos dar oxígeno, porque de otra forma, se pueden revivir”, alertó Santos.

Al ahondar sobre los correos, Santos señaló que en los archivos del computador de “Mono Jojoy” varios alcaldes del país son mencionados y en ellos les dicen que “tienen que dar plata de los contratos o que de otra forma no les van a permitir seguir en su gestión”.

Uno de los mensajes que leyó el presidente pone al descubierto la intención de las FARC de intervenir en un contrato de electrificación veredal en el Tolima.

Santos asegura que la misma situación se evidencia en otros correos de las FARC, pero esta vez en el campo de la salud y de obras viales.

Señaló que estos documentos y otros que no leyó indican que, al contrario de lo que se decía, queda claro es que no solamente los paramilitares de izquierda buscaron quedarse con la plata de la salud y de las obras viales, “sino que las FARC buscaron intervenir el sistema de salud para financiarse”. EFE