México, 25 Jun. (Notimex).- El presidente nacional de la Cruz Roja, Daniel Goñi Díaz, manifestó que ser socorrista es ser un ciudadano distinguido, pues ofrecen su esfuerzo, honor y trabajo en favor de los demás.

Durante la ceremonia en la que entregó reconocimientos a quienes realizan esta labor humanitaria en la sede de la institución, destacó que si bien a la Cruz Roja Mexicana aún le falta mucho por hacer, es preciso subrayar los avances.

En ese sentido indicó que se cuenta con uno de los mejores hospitales del mundo, centros de capacitación de primer nivel y con la creación de una nueva delegación, que hace que el organismo crezca de manera sólida.

Indicó que en el país existen más de 30 mil voluntarios y dijo que durante más de 50 años en el marco de la Batalla de Solferino, esta benemérita institución celebra el Día del Socorrista.

Reconoció la generosidad de los socorristas hacia personas que no conocen, de las que no saben ni su nombre, ni su religión, ni su nivel económico ni mucho menos de sus creencias políticas.

“Las y los socorristas de esta institución deben ser reconocidos como ciudadanos distinguidos de los que nos debemos sentir orgullosos todos los mexicanos”, puntualizó.

Mencionó que la institución cuenta con especialistas preparados para la intervención en desastres, quienes para desarrollar sus labores profesionales se preparan en algunos de los 129 planteles de capacitación de técnicos en urgencias médicas (paramédicos de la república mexicana).

Además para lograr una especialización y actualización de socorristas acuden al Centro Nacional de Capacitación y Adiestramiento (Cencad) de la Cruz Roja Mexicana, ubicado en Toluca, Estado de México.

También existen tres centros estatales de capacitación y adiestramiento en Chihuahua, Guanajuato y Tabasco.

El presidente de la Cruz Roja Mexicana destacó que los dos centros de acopio y distribución para la atención de desastres son fundamentales para que los socorristas distribuyan la ayuda humanitaria de manera estratégica a todo el territorio nacional, con el fin de responder de manera oportuna e inmediata ante un desastre.

Los socorristas se encuentran distribuidos en las áreas de: búsqueda, rescate y salvamento acuático, rescate urbano, rescate en alta montaña y desastres, búsqueda y rescate en estructuras colapsadas y ambulancias, actividades que en muchos casos ponen en riesgo la vida de los voluntarios por salvar la de otros.

Goñi Díaz aclaró que las labores de estos voluntarios son totalmente desinteresadas, sin remuneración alguna y además están listos los 365 días del año, las 24 horas en las 518 delegaciones de la República Mexicana.

En el evento se reconoció a los voluntarios más destacados y se tomó en cuenta la participación, la antigüedad y perseverancia.