Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 25 de junio (SinEmbargo).–  El ex Gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, fue dado de alta este martes y llevado a una subsede de la Procuraduría General de la República (PGR) en Azcapotzalco para después ser trasladado ante Juez federal en donde rindió su declaración preliminar por el delito de operaciones de recursos de procedencia ilícita.

En la madrugada de este mismo martes, el ex mandatario priista fue trasladado al Reclusorio Oriente donde pasará su primera noche tras las rejas.

Granier Melo ingresó al Hospital Ángeles del Pedregal, en la Ciudad de México, el pasado 14 de junio por una afección cardiaca. El nosocomio informó sobre la salida del ex Gobernador tras la petición que le hizo el día de ayer la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Tabasco sobre una copia certificada de su expediente clínico.

Agentes de la Policía Ministerial trasladaron a Granier del hospital hacia las instalaciones de la subdelegación de la PGR en la Delegación Azcapotzalco conocida como Camarones, donde se le realizaron estudios médicos.

Al momento de su detención el “Químico” reiteró su inocencia y pidió a las autoridades un proceso justo y apegado a derecho, en el que se respeten sus garantías.

Granier Melo es el quinto servidor público de la pasada administración de Tabasco en ser puesto tras las rejas por orden de un juez y a solicitud tanto de autoridades estatales como federales.

Ayer, el Juez Cuarto de Distrito de Tabasco dictó dos órdenes de aprehensión contra el ex Gobernador Andrés Granier Melo por la probable comisión de delitos de operaciones de procedencia ilícita y defraudación fiscal, a petición de la PGR.

Sin embargo, este día el mismo Juez sólo dio por cumplimentada la orden de aprehensión correspondiente al delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, quedando pendiente la orden que también se libró en contra del tabasqueño por el delito de defraudación fiscal.

Al tabasqueño se le acusa del desvío de más de 20 mil millones de pesos y un faltante de más de mil 900 millones.

Este día, Eduardo Luengo Creel, defensor de Andrés Granier Melo, informó que cuando el ex Gobernador sea dado de alta del Hospital Los Ángeles irá “sin duda” a una prisión en Tabasco.

El representante legal del ex mandatario priista indicó que sólo conocen una orden de aprehensión contra su cliente la cual corresponde al delito de lavado de dinero, sobre el delito de  defraudación fiscal aseguró que no han sido notificados.

“Conocemos una, que notificaron ayer hacia la media noche, y señalan la existencia de otra, pero formalmente solo conocemos la que corresponde a un delito grave, que es lavado de dinero”, dijo en entrevista para Radio Fórmula.

Precisó que la orden de aprehensión dictada por la Procuraduría General de la República no deja formalmente fuera la orden de arraigo presentada por la autoridad en Tabasco.