“La marihuana lúdica es placebo para apaciguar las dolencias de la destrucción social en la que nos sumimos irremediablemente”: Arquidiócesis de la Ciudad de México.

El uso recreativo de la mariguana será evaludo por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto: Cuartoscuro

El uso recreativo de la mariguana será evaludo por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto: Cuartoscuro

México, 25 oct (EFE).- La Iglesia católica  advirtió hoy que “la droga es droga”, aunque su uso “quiera venderse como suave y medicinal”, tras darse a conocer que la Suprema Corte evaluará la próxima semana un proyecto de sentencia favorable al uso personal con fines lúdicos y recreativos de la mariguana.

“La marihuana lúdica es placebo para apaciguar las dolencias de la destrucción social en la que nos sumimos irremediablemente”, aseveró la Arquidiócesis de la Ciudad de México en un editorial publicado en el semanario católico Desde la fe.

La archidiócesis dio estas declaraciones previo a que el próximo miércoles la Primera Sala del alto tribunal debata un proyecto de sentencia elaborado por el Magistrado Arturo Zaldívar, el cual avala el consumo personal de mariguana con fines lúdicos y recreativos.

La ponencia reconoce el derecho individual a la autodeterminación y, por tanto, declara anticonstitucionales cinco artículos relevantes de la Ley General de Salud que prohíben el consumo personal con fines recreativos.

La Iglesia consideró que la revisión del amparo, interpuesto por un colectivo que aboga por el consumo lúdico del cannabis, “vuelve a poner en la palestra” un tema “delicado y controvertido” en el terreno del poder judicial.

Según opinó la archidiócesis, la Suprema Corte de Justicia de la Nación “confunde al público al poner como logro de la democracia y del sistema jurídico” el derecho de consumir la mariguana para la defensa del individualismo y del Estado liberal.

“Para la Corte, las disposiciones legislativas son resultado de un Estado prohibicionista y punitivo, reductor de los derechos, que debe ser superado bajo falacias preponderantes del individualismo libre de prejuicios morales atentatorios de las libertades de los sujetos adictos a la marihuana”, señaló el escrito.

Agregó que “paladines y expertos”, en aras de la racionalidad, quieren considerar que el paso hacia la mariguana sería “trascendental en la consolidación del Estado democrático libre”.

Ello “arguyendo que la planta es tan sana como un frasco de vitaminas, que no es adictiva, que no es tan mala como otras drogas y que hace individuos mansos y no agresivos”, criticó la Iglesia.

Señaló a estos individuos, que calificó de “mentes torcidas y deformadoras de la verdad”, por creer que la legalización puede paliar los efectos de la guerra contra las drogas.

“Es una realidad que, cada día, muchas personas jóvenes se inician en el consumo de las drogas, entre ellas la marihuana, no precisamente por decisiones autónomas, libres y responsables”, describió la Iglesia, poniendo como ejemplo la pobreza como detonador del “consumo y tráfico de drogas”.

Consideró que, de avanzar el proyecto de sentencia, la Suprema Corte continuará moviendo a México “hacia la destrucción individual”, tal y como ha hecho en materias como “la transgresión del derecho a la vida, la devaluación de la familia y la obsolescencia del matrimonio”.

“Cuando se permite la droga, no se apuesta solo por un producto, lo que está en juego es la vida y destino de las personas. ¿Marihuana libre? Mejor no”, concluye el editorial. EFE


También te puede interesar