ADVERTENCIA: LAS IMÁGENES SIGUIENTES PUEDEN SER MUY OFENSIVAS Y VIOLENTAS PARA MUCHOS. SE RECOMIENDA QUE MENORES DE 18 AÑOS NO LAS VEAN.

“Nuestros investigadores vieron a las jóvenes aves hacinadas en vehículos de platón para ser transportadas en el aterrador viaje hacia el matadero. Una vez llegan al matadero, los trabajadores sujetan a cada ave con fuerza, las aturden eléctricamente y luego les cortan la garganta. Posteriormente, se arrancan las plumas de los cuerpos de las aves que todavía están calientes y éstas son desolladas y descuartizadas”, narraron los activistas.

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).- Investigadores del grupo sin fines de lucro Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) viajaron a Sudáfrica para obtener grabaciones inéditas del interior de los mataderos de avestruces más grandes del mundo, incluyendo el del proveedor exclusivo de pieles de avestruz para los bolsos Birkin de Hermès, Prada, Louis Vuitton y otras de las principales casa de moda europeas.

En septiembre pasado, los actvistas observaron a los trabajadores obligar a las aves aterrorizadas a entrar en compartimientos de aturdimiento –ocasionando que muchos resbalaran y cayeran– y a continuación los vieron cortarles la garganta. “Los avestruces que esperaban en fila observaban con impotencia mientras sus compañeros eran asesinados frente a sus ojos”, señaló PETA en su sitio web.

En el video que se muestra al iniciar esta información, se observa cómo los trabajadores golpean a los avestruces en la cara durante el transporte, y, cuando algunos tropezaron con otra ave que había colapsado afuera del matadero, un director de la planta bromeó: “llamaré ahora mismo al oficial de bienestar animal”.

Estos mataderos proveen pieles de avestruz a Hermès, Prada, Louis Vuitton y otras marcas de lujo. Las plumas, algunas de las cuales son arrancadas de la piel de los avestruces cuando están plenamente conscientes, se usan en vestidos para el Moulin Rouge y en festivales como el Carnaval de Río de Brasil, así como en plumeros, bufandas de plumas y otros accesorios. La carne de avestruz también se vende por todo Sudáfrica y es exportada principalmente a Europa, informó la organización.

Foto: Captura de pantalla del sitio web de Louis Vuitton.

Luis Vuitton se vende en la capital mexicana, Jalisco y Monterrey. Foto: Captura de pantalla del sitio web de Louis Vuitton.

Las tres firmas tienen presencia en nuestro país y venden los bolsos  hechos con pieles exóticas hasta por más de 6 mil 500 euros, o sea, más de 130 mil pesos mexicanos.

Sólo en la Ciudad de México, Prada cuenta con diez sucursales y siete más se encuentran distribuidas en Guadalajara, Monterrey, Puebla, Xalapa, Toluca, Villahermosa y Mérida.

Louis Vuitton se vende en cinco sucursales de la tienda departamental Palacio de Hierro: una en Zapopan, Jalisco, otra en Monterrey y tres más en la Ciudad de México, además cuenta con una boutique ubicada en Avenida Presidente Masaryk, una de las zonas más exclusivas de la metrópoli.

Asimismo, Hèrmes tiene presencia en cuatro diferentes puntos de la capital mexicana, uno en Guadalajara y otro más en Monterrey.

Promo (21)

SUDÁFRICA, CAPITAL MUNDIAL DEL ASESINATO DE AVESTRUCES

En el Cabo Occidental de Sudáfrica se encuentran los mataderos más grandes del mundo, los cuales proveen pieles de avestruz “de lujo” para las principales casas de moda.

“Nuestros investigadores vieron a las jóvenes aves hacinadas en vehículos de platón para ser transportadas en el aterrador viaje hacia el matadero. Una vez llegan al matadero, los trabajadores sujetan a cada ave con fuerza, las aturden eléctricamente y luego les cortan la garganta. Posteriormente, se arrancan las plumas de los cuerpos de las aves que todavía están calientes y éstas son desolladas y descuartizadas”, narran los activistas.

AVESTRUZ, UNA ESPECIE INTELIGENTE

Aunque los avestruces pueden vivir por más de 40 años, los animales que se encuentran en las granjas son asesinados cuando tienen apenas 1 año. Las aves jóvenes por lo general permanecen con sus padres hasta por tres años, sin embargo, los que “son criados en granjas industriales nunca podrán ni siquiera conocer a sus padres”, subrayó la ONG.

En la naturaleza, estas aves inteligentes comparten las tareas de ser padres, de modo que la madre de plumaje camuflado cuida los huevos durante el día y el padre, que tiene plumas negras, hace el turno de la noche. Un gerente de la granja le dijo a los investigadores de PETA que ha visto a avestruces tomar turnos mientras se abanican unos a otros en los días calurosos y señaló: “tengo mucho respeto por los avestruces”.

La ONG, publicó la carta Dejen de vender pieles de avestruz y otras especies exóticas, con el fin de que los internautas la compartan y con ello lograr un cambio. “No hay ninguna justificación para apoyar una crueldad tan descarada. Por favor dejen de comprar y vender accesorios hechos de avestruz y de otras pieles exóticas inmediatamente”, escribió.


También te puede interesar