La iniciativa empresarial “Construyamos un mejor futuro” advierte que “un país no se construye mágicamente”; un trabajador oficinista dice en un spot del PRI tener miedo porque “las empresas extranjeras van a retirar la inversión en México, si gana el Peje”; camiones de transporte público circulan por la Ciudad de México, al menos, con el anuncio de la serie “Populismo en América Latina” y se destaca el rostro de Andrés Manuel López Obrador; llamadas telefónicas y volantes; trabajadores del Gobierno de la capital del país son enviados para protestar en el primer debate presidencial…

Analistas políticos aseguraron que ha vuelto la guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador orquestada en 2006 por la cúpula empresarial del país. No obstante, 12 años después, los empresarios están divididos, y es que, de acuerdo con los especialistas consultados, pesa en su ánimo que ellos fueron los que alertaron sobre los infortunios que pasarían si el entonces abanderado perredista llegaba a la Presidencia de México, como la depreciación del peso y el aumento de la violencia; esas calamidades terminaron cumpliéndose, pero no con AMLO sino con los gobiernos del PAN y del PRI, a los que ellos apoyaron con sus campañas de miedo.

 Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo).– Desde la Cumbre Mundial de Comunicación Política, el estratega Antonio Solá aseguró –doce años después de su campaña de guerra sucia en México– que ya no es “vigente” que Andrés Manuel López Obrador es “un peligro para México”. No obstante, rumbo a las elecciones de 2018, analistas políticos identifican que una parte de la élite empresarial repite la estrategia de 2006 junto con los spots de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN). Sin embargo, bajo el contexto actual generado durante ambos gobiernos, esta vez no será efectivo, dijeron.

“Las guerras sucias son un arma de dos filos, porque reconocen la posición de ventaja del candidato al que atacan”, dijo la politóloga Marcela Bravo Ahuja. “A estas alturas para atraer al voto indeciso se requiere de posiciones más inteligentes, conscientes de que el electorado es más sofisticado de lo que se creía; razona más su voto”, agregó la especialista en partidos políticos y sistemas electorales.

El analista político Enrique Toussaint afirmó que “un grupo de empresarios, cercanos al Consejo Coordinador Empresarial, busca estrategias para frenar a través de redes sociales a Andrés Manuel”, por lo que espera que se con vías democráticas ya que “las mentiras y difamaciones lo que terminan haciendo es dividir de forma irresponsable a una sociedad. Eso pasó en 2006. El sur y la capital del lado de AMLO, el norte y el Bajío por Calderón. Los empresarios tienen que entender que no se puede dividir a una sociedad sólo por buscar sus intereses; genera conflicto, insatisfacción y hartazgo”.

López Obrador acusó esta mañana en un video que el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari  y los empresarios Claudio X. González Laporte, ex presidente del Consejo Mexicano de Negocios, y Roberto Hernández Ramírez, presidente del Grupo Financiero Banamex, “se creen amos y señores de México” y “controlan” al PRI y PAN, pero no se han puesto de acuerdo sobre si apoyarán al priista José Antonio Meade o a Ricardo Anaya, candidato de la coalición “Por México al Frente” que fue atacado durante el periodo de intercampaña.

Claudio X. González declaró a finales de 2017 que “no queremos dar un paso para atrás, que es lo que nos propone uno de los candidatos, que quiere regresar al siglo pasado”. El Consejo Mexicano de Negocios está integrado por 50 empresarios, entre ellos, el actual presidente del Consejo, Alejandro Ramírez, de Cinépolis, de Grupo Lala, Grupo México, Bimbo, Banamex, Televisa, ICA, Grupo UMA o Grupo ADO. También Valentín Díez Morodo, Presidente del Consejo de Administración de la organización Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

“El error de Andrés Manuel es pensar que la sociedad civil solo se compone del IMCO o Mexicanos Primero, pero también la sociedad civil son las manifestaciones para pedir justicia y contra la corrupción”, dijo Toussaint. “Pero detrás de muchas agendas, que supuestamente surgen de la sociedad civil, hay intereses”.

El Consejo Coordinador Empresarial, dirigido por Juan Pablo Castañón, tiene alianzas con Grupo Bimbo, Cemex, Femsa, Grupo Carso, ICA, Interceramic, Omnilife y otros. Aunque una de sus asociaciones es con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dirigida por Gustavo de Hoyos, este grupo ha participado en la agenda anticorrupción, diferenció el analista político.

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ha pedido a sus seguidores denunciar la guerra sucia. Foto: Saúl López, Cuartoscuro

En 2006, dado que la ley electoral lo permitía, el CCE lanzó spots en radio y televisión a favor del candidato panista Felipe Calderón y hostiles contra el político tabasqueño. En los mensajes participó Jumex y Sabritas al llamar al voto con los colores o slogan de la campaña panista; se transmitieron spots que atemorizaban sobre una inestabilidad económica con leyendas como “apostar a algo distinto es retroceder”; o señalaban directamente que las propuestas del entonces abanderado del PRD endeudarían, y provocarían inflación y desempleo, por lo que el ciudadano podría perder su vivienda. “No votes por una crisis”, alarmaba uno.

Salvador Mora, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, planteó que en 2006, ante la “fragilidad” institucional y la “violación” de la ley electoral, se pudo registrar la estrategia política de Antonio Solá y la “intervención directa” de empresarios mediante una campaña de miedo, sumado a la interferencia aceptada por el ahora ex Presidente Vicente Fox. Sin embargo, en 2018 ya se cuenta con una ley electoral “más robusta”, por lo que ahora, ve, más que guerra sucia es “manipulación de información con base en datos que trae verdades a medias”.

Este 2018, ya sin acceso a esos espacios, la cúpula empresarial ha difundido en redes sociales la iniciativa “Construyamos un mejor futuro” para advertir con videos de animación que “un país no se construye mágicamente” y pide que “defendamos juntos lo que hemos construido”.

La serie difundida masivamente. Foto: Especial

“En 2006 por unanimidad, buena parte de los empresarios más poderosos de este país, jugaban en contra de Andrés Manuel López obrador y por lo tanto apoyaron a Felipe Calderón. Ahora está bastante dividida. Algunos quieren apostar por José Antonio Meade y la mayoría se empieza a mover con Ricardo Anaya, pero también hay liderazgos económicos importantes que están encontrando puentes con la candidatura de AMLO”, aseguró el analista político Enrique Toussaint.

“En este momento con la operación del empresario Alfonso Romo, de Tatiana Clouthier y de la propuesta de Carlos Urzúa para ser el Secretario de Hacienda lo que ha logrado es que algunos empresarios también simpaticen y lo dicen públicamente”, consideró Toussaint y agregó que después de 2006 se incrementó la violencia y la corrupción, “temas que nos decían que iba a pasar con Andrés Manuel  y terminó pasando con gobiernos del PAN y del PRI”.

Sobre la acusación directa de López Obrador contra Claudio X. González y Roberto Hernández, Salvador Mora expuso que el candidato sigue construyendo su discurso entorno a la mafia del poder.  “El enfrentamiento con X. González es un debate viejo, histórico, que deviene de una visión en la cual López Obrador se asume como un político nacionalista y a ellos como mafia del poder y parte de un colonizador económico”, dijo.

Mora destacó que aunque como grupos de poder tienen la posibilidad y libertad de tomar su posición política, “sigue pendiente” una reforma para regular el uso de redes sociales para difundir ese tipo de material difamatorio.

LOS SPOTS DEL PRI Y PAN

“Ya están de acuerdo en hacer guerra sucia en contra de nosotros. Acaban de enviar el PRI y el PAN unos mensajes al INE que son asquerosos. Guerra sucia, calumnias, ofensas, fomento del miedo, del terror, de la polarización, de la violencia con lo que están haciendo, lo que están provocando”, dijo Andrés Manuel López Obrador esta mañana.

En la cuenta oficial del PRI en la plataforma de Youtube hay tres nuevos spots. En uno, un trabajador oficinista dice tener miedo porque “las empresas extranjeras van a retirar la inversión en México, si gana el Peje”. Si hay recorte, se cuestiona, “¿qué voy a hacer con las colegiaturas y… todo?”. En propaganda previa del candidato priista José Antonio Meade también se muestra a una ama de casa y a una comerciante manifestar su miedo de que gane López Obrador por buscar cancelar la Reforma Educativa y la propuesta de amnistía.

En el otro reciente se aborda la propuesta del morenista a consultar sobre una amnistía a grupos vulnerables inmersos en la delincuencia. Pero el tricolor explica su propia interpretación: “¿qué significa la amnistía que propone López Obrador? Significa perdonar a los delincuentes, es dejar salir de la cárcel a extorsionadores y asesinos, es permitir que secuestradores y violadores convivan entre nosotros con impunidad y cinismo. Es burlarse de las víctimas”. El candidato de Juntos Haremos Historia aclaró durante el primer debate presidencial que no se trata de impunidad, sino de un proceso de paz.

En uno tercero, que evoca los spots de guerra sucia que el Consejo Coordinador Empresarial lanzó en 2006, se pide a la ciudadanía “elige: miedo o Meade” tras mostrar imágenes de protestas violentas y vehículos incendiados, y relacionan a López Obrador con la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, hoy en prisión domiciliaria.

Los spots del PAN, por su parte, comparan al ex Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con López Obrador. Hicieron lo mismo en 2006, cuando su candidato era Felipe Calderón Hinojosa.

“Hay que conocer la historia para no repetirla”, afirma una voz en off tras comparar la propuesta de consulta cada dos años de revocación de mandato de Chávez, quien duró en el poder más de una década, con la expuesta por AMLO.

Hace 12 años, el PAN emitió un spot que pedía “no a la intolerancia” mientras comparó una declaración de Chávez contra Vicente Fox con la de AMLO de “cállate chachalaca”.

El historiador Enrique Krauze aclaró ayer desde su cuenta de Twitter un tuit del diario El Universal sobre una entrevista.

“México NO es Venezuela. AMLO NO es Chávez. Gane quien gane, el poder absoluto no debe concentrarse en una sola persona. Y debe preservarse la libertad”, respondió al del medio que decía: “México debe ver a Venezuela como moraleja del daño que provocaría a la democracia entregar el poder absoluto a una sola persona, asegura el historiador @EnriqueKrauze”.

El miércoles, López Obrador también advirtió que “ahí viene también una serie que hicieron. Les costó 100 millones de pesos. Una serie sobre el populismo en el mundo, en Argentina, en Brasil, en Venezuela con Chávez, y el quinto capítulo el populismo de Andrés Manuel.  ¡No! no, no, no. Lo he dicho muchísimas veces: nosotros no tenemos nada que ver con ningún gobierno extranjero”.

Usuarios de redes sociales han compartido fotos de camiones de transporte público que circulan en calles de la Ciudad de México con el anuncio de la serie “Populismo en América Latina” que se estrenará “próximamente”, pero sin especificar la fecha y la casa productora. La imagen del promocional muestra a López Obrador junto con los mandatarios sudamericanos Ignacio Lula Da Silva, Hugo Chávez y Juan Domingo Perón.

Asimismo, se están realizando llamadas telefónicas contra el puntero y repartiendo volantes que advierten que si gana AMLO, se cerrarán las Iglesias Católicas y los sacerdotes serán expulsados. Ningún candidato presidencial ha propuesto eso. “Propaganda inaceptable”, acusó el historiador Enrique Krauze en otro tuit de este miércoles.

Ante la serie de ataques sucios, López Obrador llamó a que en las redes sociales, sin perder la cordura ni con insultos, se lance información y memes a modo de una contra campaña “para denunciar esa guerra sucia y terminar de desenmascarar a los corruptos que no tienen ética ni moral”.

“Esto es lo más bajo que hay, estos que hicieron estos mensajes para favorecer al PAN y al PRI, de todas maneras les vamos a ganar. Vamos a enfrentar esto”, aseveró el candidato López Obrador.

Durante el periodo de campaña, la plataforma Pejeleaks.org también ha difundido en redes sociales textos que “documenta y pone en evidencia a través de investigaciones periodísticas, su faceta más oscura y desconocida”. Hasta el momento nadie ha aclarado quién está detrás. En una entrevista radiofónica con Carlos Loret, el supuesto editor aseguró con voz distorsionada que son un grupos de ciudadanos y periodistas de la Ciudad de México que se financian ellos mismos. Hace unas semanas, la plataforma tapizó avenidas capitalinas con hojas de papel con su logo.

LOS LETREROS HOMOLOGADOS

Horas antes del inicio del primer debate presidencial, realizado en el céntrico Palacio de Minería en la Ciudad de México, un grupo de protestantes se manifestó en calles aledañas con letreros diseñados y homologados contra Andrés Manuel López Obrador. La manifestación se dividió entre simpatizantes de Morena y ellos. Ya en la noche, tras el debate y la lluvia, cuando el morenista salió en carro por Tacuba, la gente también gritaba “Anaya, Anaya”, candidato del Frente PAN-PRD-MC.

Uno de los letreros de los protestantes en Donceles decía que eran “trabajadores de la Ciudad de México”. Un reportaje de Univisión reveló que empleados fueron obligados bajo amenaza de ser despedidos por el sindicato de empleados del gobierno capitalino a manifestarse, de acuerdo con mensajes de Whatsapp de los forzados. El domingo SinEmbargo observó que gritaban contra López Obrador incluso cuando ingresaban al recinto personajes políticos del Frente. Mujeres se negaron a decir su nombre “por medio a represalias”. Además, un video de Regeneración, medio abiertamente de Morena, sugirió en un video que esas personas eran enviadas del Frente.

“Están muy nerviosos los de la mafia del poder, al borde de una crisis de nervio, porque a pesar de todo, de que quisieron trampearnos en el debate y no pudieron, a pesar de la guerra sucia estamos arriba, estamos creciendo incluso. Vamos más de 20 puntos y creciendo. Tengo información de ayer [martes] de encuestas telefónicas y subimos después del debate. Pero como ellos saben esto están desesperados porque no quieren dejar de robar y no quieren dejar de mandar”, afirmó López Obrador en el video.

No cita esas encuestas, pero el ponderado de encuestas de Bloomberg revela que dos días antes del domingo bajó menos de un punto porcentual y se mantiene arriba 18.70 puntos porcentuales de su más cercano competidor, Ricardo Anaya Cortés.

“El único que puede parar a Andrés Manuel López Obrador es él mismo, las equivocaciones que cometa, las irregularidades que hay en el proyecto, las propuestas que no estén bien explicadas, los debates que no sepa responder, las explicaciones que exige la sociedad y no da”, afirmó el analista político Enrique Toussaint.