Hoy se conjuga la misma petición para dos casos separados por 43 meses de distancia: otra vez estudiantes, otra vez jóvenes, y nuevamente una versión oficial que genera dudas. Los caminos de Guerrero, Jalisco y todo México unidos en una sola voz: ¡Basta ya! 

Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo).- Hoy se cumplen 43 meses de la desaparición de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa en iguala, Guerrero. Los padres de las víctimas, normalistas, colectivos activistas y ciudadanos conmemoraron mil 308 días de búsqueda 43 meses de exigencia de verdad y justicia.

En la Ciudad de México, el Ángel de la Independencia fue el lugar en que se concentraron familiares de los normalistas, activistas, defensores y ciudadanos para unirse a la acción para demandar justicia, verdad, y castigo, no solo a los responsables de su desaparición forzada, sino a quienes construyeron “la verdad histórica”.

El contingente marchó por Reforma hasta el Zócalo capitalino. Al llegar al camellón dónde está el antimonumento, un padre de los 43, un alumno de la escuela Normal Rural Raúl Burgos, y un estudiante de la Universidad de Chapingo, sembraron maíz y un nopal como un acto simbolico.  Y, en el anti monumento, se hizo el pase de lista a los 43 estudiantes desaparidos y la exigencias a los tres asesinados.

Los nombres de José Eduardo Bartolo Tlatempa, Jonás Trujillo González, Everardo Rodríguez Bello, Cutberto Ortiz Ramos, Martín Getsemany Sánchez García, Christian Alfonso Rodríguez, Abelardo Vázquez Peniten, Adán Abraján de la Cruz, Israel Jacinto Lugardo, Carlos Lorenzo Hernández Muñoz, Antonio Santana Maestro, Miguel Ángel Hernández Martínez, Leonel Castro Abarca, Jhosivani Guerrero de la Cruz, Giovanni Galindes Guerrero, Jorge Aníbal Cruz Mendoza, José Ángel Campos Cantor, Mauricio Ortega Valerio, Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa, José Luis Luna Torres, Magdaleno Rubén Lauro Villegas, Bernardo Flores Alcaráz, Felipe Arnulfo Rosa, Benjamín Ascencio Bautista, Israel Caballero Sanchez, José Ángel Navarrete González, Marcial Pablo Baranda, José Antonio Tizapa Legideño, Miguel Ángel Mendoza Zacarías, Marco Antonio Gómez Molina, César Manuel González Hernández, Julio César López Patolzin, Abel García Hernández, Emiliano Alen Gaspar de la Cruz, Doriam González Parral, Jorge Luis González Parral, Alexander Mora Venancio, Saúl Bruno García, Luis Ángel Abarca Carrillo, Jorge Álvarez Nava, Christian Colón Garnica, Luis Ángel Francisco Arzola y Carlos Iván Ramiréz Villareal, Julio César Mondragón, Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo, Aldo Gutiérrez Solano y Édgar Andrés Vargas, retumbaron nuevamente.

Frente al antimonumento, otra vez, el pase de lista. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

A un costado de la Glorieta Colón. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

El mismo reclamo: Fue el Estado. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Felipe Cruz, vocero de los padres de los 43, declaró durante la marcha que la noticia publicada por Reforma, donde expone  que una celula criminal de Chicago ordenó al grupo delictivo Guerreros Unidos plagiar y matar a los estudiantes, es sólo parte de la estrategia de las autoridades para fortalecer la verdad histórica.

“Está claro que hoy el Gobierno, coludido con la delincuencia, sigue asesinando a mexicanos” señaló Felipe de la Cruz. Además, aludió el crimen contra los tres alumnos de cine en Jalisco.

El portavoz también recordó el asesinato de los tres normalistas ese 26 de septiembre del 2014: Julio César Mondragón, César Nava y Daniel Solis Gallardo.

“Ellos cayeron por las balas de quienes deberían darnos seguridad. Este crimen no puede quedar en la impunidad. No podemos sentarnos a esperar a que la justicia llegue porque la justicia está presa en los cuarteles militares”, abundó.

Los familiares piden una investigación a la telefonía celular de Murillo Karam, que indaguen a militares relacionados y “la detención de policías federales, ya identificados, que participaron en la desaparición de los jóvenes”, añadió De la Cruz.

“Van 43 meses de oídos sordos; pero no vamos a descansar hasta saber el paradero de los normalistas”, gritaban durante la marcha.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado del padres, sostuvo que falta voluntad política para investigar la desaparición. Afirmó que el Presidente Enrique Peña Nieto “no quiere nada con Ayotzinapa, solo quiere terminar ya su administración”.

“No es justo que quieran dar carpetazo”, expresó Alfredo, un normalista que tomó el micrófono durante el acto.

El contingente, de al menos dos mil personas, llegó cerca de las siete de la tarde al Zócalo capitalino, tras dos horas y media de marcha.
En el exterior de Palacio Nacional, dónde fue instalado un templete, los padres de los 43 advirtieron que seguirán en la lucha por la verdad y no se rendirán hasta encontrar a sus hijos.

Hoy se cumplen 43 meses de la desaparición de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, en iguala, Guerrero. Foto: Cuartoscuro.

A 43 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela rural “Raúl isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, sus padres marcharon del Ángel de la Independencia a la Secretaría de Gobernación. Foto: Cuartoscuro.

“En estos 43 largos meses, los padres y madres nos hemos convertido en la piedra en el zapato de éste régimen corrupto y asesino”, señaló Felipe de la Cruz.

“Queremos la verdad. Desde aquí, le exigimos a EPN que ya dejen de mentirnos”, sostuvo Metolia Carrillo, madre de uno de los asesinos.

Hilda Hernández, madre de uno de los normalistas, reprochó que a más de tres años  aún no tengan la verdad de lo que secudió y que se descarte, de la investigación oficial, la participación del Ejército.

“Los del ejército fueron de los primeros que intimidaron a nuestros muchachos, tenemos pruebas de ello y de que hay policías federales, plenamente señalados, que participaron en la desaparición y aún no detenidos. Esto no es posible”, sostuvo la madre.

La mujer afirmó que no se cansarán de demandar a las autoridades que indagen e informen lo que realmente pasó esa noche en Iguala.

“Nos da coraje que tengamos un mal gobierno que le importa más sus elecciones que dar con la verdad de donde están nuestros muchachos, y de quién se los llevó’.

Desde el exterior de la sede del Poder Ejecutivo, los padres de los 43 se solidarizaron con las familias de Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos, alumnos de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) en Jalisco, desaparecidos en Tonalá, Jalisco, cuando realizaban un proyecto fílmico escolar en una locación aparentemente vigilada por grupos criminales. Los futuros cineastas fueron asesinados y disueltos en ácido por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación; al menos eso dice la versión oficial.

“Queremos decirle a las familias [de los estudiantes de cine] que sabemos del dolor, la impotencia y rabia que se siente al ver que este gobierno sigue asesinando”, comentó el portavoz de los padres.

Los padres conjugaron la misma petición para el caso de Jalisco que, con 43 meses de distancia, presenta algunas similitudes: otra vez estudiantes, otra vez jóvenes y nuevamente una versión oficial que levanta dudas.

“Son características similares en esos asesinatos [el de los tres normalistas en 2014 y los estudianes de cine 2018] porque así fue el final de Julio César Mondragón, a quien mataron y desollaron esa noche en Iguala”, puntualizó Felipe de la Cruz.

Para cerrar el mitin, los padres de los 43 anunciaron que se van a unir con el Comité del 68 y arrancarán una nueva etapa de manifestaciones que inicia hoy y concluirá el próximo 2 de octubre.

Hoy se conjugó la misma petición para dos casos separados por 43 meses de distancia. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

La protesta por los 43 meses de la desaparición de los 43 normalistas se realizó en diversos estados de la República e incluso en otros países. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

43 MESES DESPUÉS

La protesta por los 43 meses de la desaparición de los 43 normalistas se realiza en diversos estados de la República e incluso en otros países.

En Guadalajara, ciudadanos colocaron fotografías de los 43 estudiantes en el exterior del Teatro Degollado.

En Pachuca, el colectivo Mujeres Contra la Violencia convocó a un acto de protesta en el Reloj de Pachuca, a las 16:30 horas.

A nivel internacional, estudiantes de la Universidad de Glasgow, en Escocia, colocaron fotografías de los 43 estudiantes en los pastos del campus, y anunciaron que proyectarán el documental Ayotzinapa: el paso de la tortuga.

En Francia, unos jóvenes colocaron una manta verde con el nombre de Ayotzinapa, cerca de la Torre Eiffel, en Paris. En tanto que estudiantes y profesores de la Universidad de Lyon se unieron a la exigencia. Con cartulinas y una bandera de México manifestaron su repudio por el crimen y los meses de audiencia de verdad y justicia.

En Granada, al sur de España y en Múnich, Alemania, también se solidarizaron en la conmemoración de los 43 meses de pedir justicia.

En Washington, EU, el grupo Frente Ayotzinapa U.S.A convocó a un mitin en el exterior de las oficinas de la Embajada de México a las 18:30 horas.

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, fueron atacados por policías municipales y presuntos miembros del crimen organizado. Tres alumnos fueron asesinados, dos fueron heridos de gravedad -quienes quedaron lesiones de por vida-, y 43 siguen desaparecidos.

Desde entonces, sus padres y familiares han recorridos todo el país, han marchado miles de kilómetros para exigir verdad, de justicia y la presentación de los jóvenes desaparecidos. Han clamado a las autoridades agotar todas las vías legales para conocer el paradero real a los tres normalistas.

La versión oficial es que los estudiantes fueron privados de la libertad a manos de policías corruptos y miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los mataron e incineraron en el basurero del municipio de Cocula. Esta versión, presentada por Jesús Murillo Karam, como la “verdad histórica”, fue tumbada rápidamente por grupos de expertos y peritos independientes, quienes presentaron varios peritajes para señalar que no es “científicamente posible” la incineración de 43 cuerpos. Fue así como la “llamada verdad histórica” se convivido en la “mentira del sexenio”, como lo han calificado reiteradamente los padres de los estudiantes de Ayotnizapa.

La investigación del caso ha sido señalada y cuestionada, pues además, organizaciones internacionales evidenciaron que se basó en detenciones y testimonios sacadas a base de la tortura.

Los familiares de los normalistas han insistido en la demanda de castigo, no solo para los responsables del asesinato, lesiones y desaparición de los estudiantes de Ayotnizapa, también a los encargados de construir la “verdad histórica”, sean castigados, entre ellos, Tomás Zerón.

Hasta el momento, las detenciones más significativas fueron las del ex Alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, pero falta la sanción a todos los responsables.

El pasado 15 de marzo, el Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas en México confirmó que al menos 34 de los 129 detenidos por el caso Ayotzinapa fueron víctimas de actos de tortura.

Un día después, los padres de los estudiantes desaparecidos respaldaron el informe de la organización internacional y destacaron que la ONU les da la razón de que la teoría del basurero de Cocula, llamada “la verdad histórica”, es una gran mentira fabricada por el Gobierno de la República y que el Estado solo busca encubrirse.
De los 129 casos de personas detenidas por el caso Ayotizinapa, la ONU en México analizó 69, de los cuales, en 12 no encontró indicios de tortura, en 51 localizó elementos que indican malos tratos o posible tortura y 34 casos, [33 hombres y una mujer] halló “fuertes elementos de convicción de que sí hubo tortura”, señaló el representante de la oficina de ONU-DH en México

En estos tres años, algunos protagonistas políticos se han esfumado como el ex Procurador Jesús Murillo Karam o el ex Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero. Por otra parte, algunos activistas siguen en pie arropados por el Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI). exigen justicia frente a una investigación estancada.

 

La protesta por los 43 meses de la desaparición de los 43 normalistas se realizó en diversos estados de la República e incluso en otros países. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Colectivos derecho humanistas, activistas, ciudadanos y los padres de las víctimas conmemoran, con diversas protestas, mil 308 días de búsqueda. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo