Miguel Ángel Mancera, Cuauhtémoc Cárdenas, Jesús Zambrano, Marcelo Ebrard. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Miguel Ángel Mancera, Cuauhtémoc Cárdenas, Jesús Zambrano, Marcelo Ebrard. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Ciudad de México, 26 de junio (SinEmbargo).– Líderes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), encabezados por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, rechazaron ayer realizar reformas constitucionales para abrir al capital privado a Petróleos Mexicanos (Pemex) y propusieron modificar doce leyes y crear una más para garantizar la modernización de la paraestatal.

En un hotel de la Ciudad de México, los principales líderes de la izquierda mexicana se reunieron para discutir los ocho ejes rectores de la propuesta de Reforma Energética cardenista. Estaban Jesús Zambrano Grijalva, presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD); el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa; el ex mandatario capitalino, Marcelo Ebrard y el líder moral del Sol Azteca, Cuauhtémoc Cárdenas.

Todos estuvieron presentes, sentados hombro a hombro en una mesa de negociación con el amarrillo de la bandera perredista sobre sus cabezas, excepto Andrés Manuel López Obrador, quien todavía el año pasado era uno de los principales líderes del PRD y que ahora busca la consolidación de su propio partido: Morena.

Sin ese voto, acordaron modernizar a Pemex sin la necesidad de tocar la Carta Magna y emplazaron al Presidente Enrique Peña Nieto a presentar su propuesta energética lo antes posible para su discusión.

“Hasta este momento el PRD es el único partido que ha fijado su posición en torno a la Reforma Energética y a cómo debe desarrollarse Pemex. Ningún otro partido, ni el gobierno han fijado sus posiciones en torno a esto. En esta reunión hemos señalado la necesidad de emplazar a estos otros actores políticos, partidos, al Gobierno de la República a que fijen sus posiciones, será muy importante que se nos digan qué sí quieren privatizar en el campo de la industria petrolera, qué sectores, con qué razones, con qué procedimientos, qué leyes quieres reformar”, dijo Cárdenas durante su intervención.

El también fundador del PRD indicó que los líderes perredistas acordaron que tampoco se requieren reformas constitucionales a los artículos 25, 26 y 28.

“Necesitamos fijar los temas del debate, porque estamos convencidos de que sí hace falta una política energética, la Estrategia Nacional de Energía es muy deficiente sobre todo en el campo petrolero”, indicó.

Marcelo Ebrard Casaubón participó en la mesa de discusión del PRD después de resurgir a la vida pública con el tema energético, a raíz de que Peña Nieto dijo al diario estadounidense Financial Times que en México se preparaba una Reforma Energética con las reformas constitucionales necesarias para darle certidumbre a las empresas privadas.

“En primer lugar celebro y suscribo lo que ha dicho el presidente del partido y lo del ingeniero Cárdenas. El PRD ha preparado la Reforma más importante para el sector energético de México y se coincide en que no debe modificarse el artículo 27 constitucional u otros artículos”.

“No aceptamos que se cambie la Constitución”, afirmó. “Está emplazando el PRD, para que el Presidente Enrique Peña Nieto informe en México lo que fue a informar, a proponer en Londres, porque no ha sido presentado ni en el seno del Pacto por México, ni ante la opinión pública, ni ante ninguno de los medios de comunicación mexicana”. “La izquierda mexicana no está de acuerdo con hacer cambios”, dijo.

Durante la semana pasada, Marcelo Ebrard y Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, protagonizaron un encontronazo por el tema.

Zambrano llamó a Ebrard “borracho de cantina” por retar Peña Nieto a un debate para aclarar con detalles su Reforma Energética. También porque el ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal pidió a Zambrano Grijalva aclarar si el PRD negoció esa reforma dentro del Pacto por México.

Al respecto, el pasado 21 de junio el propio Ebrard escribió en su cuenta de Twitter [@m_ebrard]: “Defender artículo 27 es motivo de cohesión de toda la izquierda, no ha espacio para provocación y división que sólo benefician a Peña”, dijo en referencia a los dichos del líder nacional del PRD.

Durante la presentación de la propuesta perredista Marcelo y Zambrano estuvieron uno enseguida del otro y al término de la junta privada Ebrard salió apresurado por la puerta de atrás, mientras que el presidente del partido se dio tiempo de contestar varias preguntas a la prensa.

El presidente del Sol Azteca dijo que “no se requieren reformas constitucionales para impulsar para desarrollar y modernizar a Pemex y a la industria energética del país”. Agregó que “la izquierda es indispensable e insustituible en el debate nacional sobre el futuro de la riquezas energética y lo que debe significar en el futuro del país”.

Dijo que el PRD estará en “el combate a la corrupción en Pemex entre funcionarios y dirigentes, especialmente uno de ellos: el dirigente petrolero [Carlos Romero Deschamps] que entorpece el funcionamiento de la empresa”.

La propuesta cardenista propone modificar la Ley de Petróleos Mexicanos, la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia de Petróleo, Ley Federal de Derechos, Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, Ley Federal de Entidades Paraestatales, Ley de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, Ley General de Deuda Pública, Ley de la Comisión Reguladora de Energía y la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear.

El PRD pondrá sobre la mesa de la negociación con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) la iniciativa de Ley del Fondo de Excedentes Petroleros.

Se trata de un fondo integrado por las aportaciones que realice Pemex cuando en el año el precio promedio ponderado del barril del petróleo crudo exportado exceda aquel fijador por el Congreso de la Unión hasta por un 33 por ciento.

“Queremos que se haga un fondo que pueda ir aumentado año con año. Fondos que deben destinarse a investigación científica, a fortalecer el desarrollo tecnológico”, dijo Cuauhtémoc Cárdenas.

MORENA NO AVALA LA INICIATIVA 

A pesar de que para formular la propuesta cardenista se logró reunir a la mayoría de los representantes de la izquierda mexicana, faltó López Obrador, quien trabaja por su cuenta a través del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por enfrentar la privatización de Pemex.

Ayer, Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y Bertha Luján, secretaria General de Morena, fijaron su postura en torno a la propuesta cardenista y señalaron que de ninguna manera avalan si quiera una negociación de Reforma Energética.

“No es necesaria una reforma legislativa para fortalecer a Pemex, porque existe una correlación de fuerzas adversas en el Congreso de la Unión del PAN y PRI. Si se abre el proceso de reformas legislativas va a conducir a reformas privatizadoras. Se puede fortalecer a Pemex con decisiones políticas y de gobierno. La reforma legislativa se puede convertir en un ‘caballo de Troya’ que nos lleve abrir la puerta, la ventana a la privatización”, dijo Batres.

El presidente de Morena explicó que aunque el PAN demostró división interna en los últimos días, cuando se llegue el momento de negociar una Reforma Energética para el país, se unirá y acompañará a Peña Nieto en su intención por abrir a la paraestatal al capital privado.

“Se necesita voluntad y decisión. Nosotros no vamos a entrar en ninguna negociación con el PRI y con el PAN porque significa caer en los acuerdos que llevan a la privatización del petróleo”, destacó.

El político opinó que en materia fiscal, uno de los puntos que el PRD ha señalado como fundamentales para sanear a la paraestatal, el país debe cobrarle a las empresas privadas la carga fiscal que deben pagar.

“La tasa más alta es 28% y en México el promedio de pago que realizan las grandes empresas privadas es de 6%, en la medida en que se cumplan las obligaciones fiscales el gobierno tendrá más recursos para liberar a Pemex de la carga fiscal que ahora paga de más de 70%”, dijo.

El movimiento de Andrés Manuel propuso 15 puntos para rescatar Pemex sin necesidad de una reforma:

Ampliar la exploración para encontrar nuevas reservas, disminuir la sobreexplotación de los yacimientos actuales, aumentar la inversión en investigación y tecnología nacional, construir cinco nuevas refinerías, dejar de importar gasolinas de Estados Unidos, exportar petróleo procesado para fortalecer las finanzas de Pemex y del país, reintegrar a Pemex en una sola empresa nacional.

Así como cancelar contratos leoninos con empresas extranjeras que llevan a cabo funciones que puede realizar Pemex y obligan al pago de sobreprecios muy superiores a los valores del mercado, cortar el flujo de reservas públicas al sindicato petrolero que no estén relacionadas con prestaciones contractuales de los trabajadores, eliminar el volumen de privilegios de la alta burocracia de Pemex, detener la quema del gas que ocurre en los yacimientos petroleros y aprovecharlo para la generación eléctrica y otros fines.

Por último Morena propuso fijar un porcentaje de la renta petrolera para las finanzas del Estado, con el objeto de liberar recursos para la inversión productiva, integrar en una sola política energética a electricidad, petróleo y otros energéticos, la absorción de la deuda de Pemex por el Gobierno Federal y la incorporación de una estrategia sustentable tanto en la industrialización del petróleo y la generación de electricidad como en el impulso público a energías renovables como la eólica y solar

Andrés Manuel López Obrador, Martí Batres. Foto: Rebeca Argumedo, SinEmbargo

Andrés Manuel López Obrador, Martí Batres. Foto: Rebeca Argumedo, SinEmbargo

COINCIDEN EN ROMERO DESCHAMPS

Tanto la izquierda perredista, como la liderada por Andrés Manuel coincidieron en que para sanear Pemex se requiere ir en contra del líder petrolero Carlos Romero Deschamps.

Los líderes del PRD dijeron que presionarán al gobierno federal para que ponga un alto al “líder corrupto” del sindicato petrolero, a quien acusan de frenar el avance de Pemex.

Uno de los puntos de la propuesta cardenista destaca como condición previa a la discusión de una Reforma Energética la erradicación de “arriba abajo o viceversa” de la corrupción.

“Esto implica transparentar la relación de la administración de Pemex con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. De igual manera es menester combatir la corrupción de los altos funcionarios que aprovechando su jerarquía han abusado de su condición para obtener sobornos multimillonarios en detrimento del patrimonio nacional de Pemex”, precisa el documento.

Hace unos días en entrevista con SinEmbargo, Pablo Gómez Álvarez, miembro del PRD y del Consejo Rector del Pacto por México, dijo que la paraestatal requiere de una reforma administrativa para salir de la crisis en la que se encuentra, no una privatización.

“¿En qué cosiste modernizar a Pemex? En quitarle esas lacras burocráticas, mafiosas, todos los malos diseños administrativos y la corrupción. Hay muchos aviadores: la mafia sindical, representada por Carlos Romero Deschamps, que todo el tiempo le está sacando dinero. Se requiere una reforma administrativa, no productiva, esa es la que mejor funciona”, indicó el político.

Pablo Gómez explicó que en efecto: Pemex sí requiere modernizarse y urge una Reforma Energética, pero no en el sentido que Peña Nieto lo planteó al Financial Times.

“Nosotros estamos en contra de la privatización, lo que se requiere es una reforma energética que libere fiscalmente a la paraestatal y que reorganice a su Consejo de Administración, así como a sus líderes sindicales”, afirmó.

El político explicó que antes de plantear una privatización o una modificación constitucional, se debe permitir a Pemex hacer uso de sus recursos.

“Antes de plantear privatizar, primero hay que limpiarlo, después seguir limpiando Pemex y después concluir la limpia y el próximo siglo ya veremos. Tenemos que darle su propio dinero y que haga las inversiones. Pemex se endeuda para que el gobierno se endeude menos, es un fraude”, dijo.

Una Reforma Energética de este tipo, detalló, debe de ir de la mano con el rendimiento de cuentas de los sindicatos.

“Estamos de acuerdo con que defiendan sus derechos laborales y conquistas, pero no estamos de acuerdo con que la burocracia sindical tenga sus propias conquistas”, refirió.

En cuanto a López Obrador, Morena en varias ocasiones ha pedido cárcel para el líder petrolero.

Martí Batres le gritó a Peña Nieto en marzo frente a Palacio Nacional que su gobierno encarcela luchadores sociales y deja libres a verdaderos criminales como Arturo Montiel, ex gobernador del Estado de México, Humberto Moreira, Tomás Yarrington y Carlos Romero Deschamps.