Las pandillas “M18″ y “Mara Salvatrucha” firman “cese de la violencia” en Honduras, y piden perdón a la sociedad

 

Tegucigalpa, 28 may (EFE).- Líderes de las pandillas ”Mara Salvatrucha” (“M-13″) y de la “M-18″, consideradas como las más violentas de Honduras, que guardan prisión, prometieron hoy reducir la violencia en su país y pidieron perdón a Dios, la sociedad y las autoridades.

“Queremos pedirle a Dios que nos ilumine (…), que nos ayude en este proceso que nosotros queremos, más que todo ante Dios pedirle perdón por todo, pedirle también perdón a la sociedad si en algún momento hicimos daño, pedirle también perdón a nuestras autoridades”, dijo uno de los integrantes de la “M-13″.

La voluntad de contribuir a reducir la violencia por parte de las pandillas fue expresada por sus líderes en el presidio de San Pedro Sula, norte de Honduras, con la mediación del obispo auxiliar de esa ciudad, Rómulo Emiliani.

El primer líder de la “M-13″, que no se identificó, dijo que lo que han resuelto en su pandilla es “cero crímenes, cero violencia en las calles, trabajar” y que el Gobierno les ayude proporcionando talleres de manualidades para trabajar y ganarse la vida de manera honrada.

Los primeros en hablar ante los periodistas fueron dos miembros de la “Mara Salvatrucha”, señalando entre otras cosas que “la tregua” que están proponiendo no es con la “M-18″.

Uno de los representantes de la “M-18″, que tampoco se identificó, dijo que la voluntad de ellos “no sólo es palabra”, sino que quieren demostrar con hechos la disposición de “colaborar para bajar el índice de violencia”.

“Estamos conscientes de que hemos hecho algo malo, por eso estamos pidiendo perdón a la ciudadanía, necesitamos que nos escuchen y nosotros les damos la palabra que vamos a reducir el índice de violencia y vamos a tener un mejor control”, subrayó.

Agregó que el accionar de las pandillas lleva varios años y que ellos han sido “perseguidos policial y judicialmente, lo que ha generado más violencia, pero que ahora están resueltos a “dialogar”.

“No aguantamos tanta violencia hacia nosotros de este gobierno y gobiernos anteriores, somos perseguidos, nos han desaparecido a nuestras familias los policías corruptos”, enfatizó.

Indicó además que ellos están pidiendo un “diálogo con el gobierno para que nos escuche, no con las otras organizaciones (pandillas)”.

“Si ellos quieren (los de la “M-13″) nosotros vamos a respetar su territorio, pero (que) respeten nuestro territorio, para así calmar un poco la violencia, así como en el país hermano El Salvador que se ha dado buen producto”, añadió.

El anuncio de las pandillas hondureñas se produjo un día después de que seis bandas de El Salvador entregaran el lunes, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), 154 armas y artefactos explosivos, como parte de una “tregua” que ha contribuido a rebajar los homicidios en ese país centroamericano.

Las armas fueron recibidas por el secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, Adam Blackwell, quien dijo en San Salvador que el organismo continental apoya el pacto que están proponiendo las pandillas hondureñas. EFE


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


3 comentarios en "Las pandillas “M18″ y “Mara Salvatrucha” firman “cese de la violencia” en Honduras, y piden perdón a la sociedad"

  1. rosario mascorro velarde 28/05/2013 a las 7:38 pm · Responder

    De verdad…. me quedé boquiabierta, no lo puedo creer que estos gupos de pandillas esten arrepentidos de su actuar deben estar muy presionados ellos y sus familias, espero sea un gran paso para terminar con tanta violencia, además es un fuerte reto para sus gobiernos, crear fuentes de empleo digno y remunerado, bien por las buenas intenciones que espero no quede solo en eso..

  2. angel c. 29/05/2013 a las 12:22 pm · Responder

    y luego que…asi no´mas??? sin castigo??? o como??? entonces yo puedo matar a alguien y ya luego pido perdon??? o como funciona???

  3. guanata style 29/05/2013 a las 11:34 pm · Responder

    no mamen, ni su aguelita se los creee!

Deja un comentario

comm comm comm