NdeR:

Se recomienda leer los siguientes datos antes de continuar

1

GEA inició sus labores en 1990 como consultora política y a la postre empezó a realizar encuestas en alianza con ISA. Su marca se volvió controvertida cuando en 2012, asociada con el periódico Milenio, fue la que más falló. En los últimos meses, aparece mancomunado con Excélsior, periódico en el que ha publicado sus últimos ejercicios. En estos momentos no se encuentra en ninguna asociación colegiada.

2

En 2012, dio ventaja al candidato del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto, de 25.1 puntos porcentuales sobre el segundo lugar, Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional. Falló por 18.48 puntos. Debido a este resultado rompió su relación con Milenio.

3

Todas las encuestas aquí publicadas son responsabilidad plena del medio y la casa encuestadora.


La popularidad del Presidente Enrique Peña Nieto sigue en picada: sólo el 19 por ciento de los mexicanos aprueba su gestión, de acuerdo con GEA-ISA; el 36 por ciento se siente “enojado” y el 31 por ciento “preocupado” por las consecuencias de la administración del priista, manteniéndose así como el Jefe de Estado peor calificado en la historia del país. Su Gabinete tampoco se queda atrás: 74 por ciento desaprueba su desempeño.

A esto se suma que, de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo año, el 53 por ciento de los ciudadanos prevé que se cometerá fraude en esos comicios.

México, 28 jun (EFE).- El 74 por ciento de la población desaprueba la labor del Gabinete de Enrique Peña Nieto, que llega así a su nivel más bajo de popularidad desde que inició el sexenio a finales de 2012, indicó hoy un estudio de las encuestadoras GEA-ISA.

De acuerdo con el sondeo, que corresponde al segundo trimestre del año, únicamente el 19 por ciento de los ciudadanos aprueba el trabajo de los secretarios de Estado.

En cuanto al propio Presidente Enrique Peña Nieto, este ha repuntado mínimamente sus niveles de popularidad, dado que tiene una desaprobación de 74 por ciento, es decir, tres puntos porcentuales menos que la reportada en el sondeo del primer trimestre.

La aprobación de su gestión se mantiene en el mismo nivel que hace tres meses, un 19 por ciento, la misma que la de su Gabinete.

En cuanto a las emociones que provoca entre los encuestados, el 36 por ciento siente “enojo” frente a Peña Nieto, el 31 por ciento “preocupación”, el 22 por ciento “esperanza” y el 7 por ciento “orgullo”.

El 58 por ciento de las personas declaró que no cree “nada” al Jefe del Ejecutivo, mientras que solo el 3 por ciento le cree “mucho”.

Seis de cada diez ciudadanos responsabilizan al Gobierno de la situación actual del país, y el 42 por ciento opina que la inseguridad en su barrio ha empeorado durante los últimos seis meses.

Asimismo, la mayoría de las personas (42 por ciento) considera que la corrupción ha aumentado tanto en el país como en su estado en particular, y el 44 por ciento piensa que este delito les ha “afectado directamente”.

De cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo año, el sondeo revela que el 53 por ciento de los ciudadanos prevé que habrá fraude en estos comicios.

Cerca de la mitad de los ciudadanos considera que ni el Instituto Nacional Electoral (INE) garantizará la imparcialidad en 2018 ni el Tribunal Electoral ayudará a que se aplique la ley.

En la pregunta “¿con qué partido se identifica usted más?”, la opción mayoritaria es “ninguno” (23 por ciento).

Tras esta, el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el conservador Partido Acción Nacional (PAN) tienen una preferencia del 20 por ciento, seguidos por el izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que acumula el 19 por ciento.

No obstante, a la hora de hacer balance entre las opiniones positivas y negativas sobre los partidos, Morena resulta ser el mejor valorado, seguido del PAN, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el PRI, en último lugar.

El sondeo incluyó entrevistas a mil ciudadanos realizadas del 17 al 19 de junio en viviendas de todo el país, tiene un margen de error de +/- 3 por ciento y un nivel de confianza de 95 por ciento.