Ciudad de México, 28 de octubre (SinEmbargo).– La Secretaría de Gobernación (Segob), informó la noche del lunes a través de un comunicado que el ataque con armas de fuego a reporteros de televisión en el poblado de Apetlanca, municipio de Cuetzala del Progreso, en Guerrero, fue perpetrado por Elementos de las Divisiones de Inteligencia e Investigación de la Policía Federal mientras realizaban sus tareas de manera encubierta.

El objetivo del trabajo encubierto, explicó la dependencia, fue la detención de un presunto responsable de la  desaparición de los jóvenes normalistas de Ayotizinapa, durante la noche del pasado 26 de septiembre en Iguala.

Gobernación informó que tras efectuarse la detención, algunos pobladores empezaron a hacer llamados para tratar de impedir la captura,  llegando incluso a tocar las campanas de la iglesia del lugar para convocar a los lugareños.

En dos videos difundidos en YouTube se muestra a cuatro hombres armados que descienden de un vehículo gris y sin placas de circulación, el cual fue atravesado sobre la carretera y en las calles de un pueblo. Esto obligó a parar la marcha del vehículo en el circulaban los reporteros.

La justificación de la Segob indica que el personal de las divisiones referidas actuó vestido de civil, y los vehículos no contaban con ningún tipo de balizado con la finalidad de resguardar la procedencia de los elementos, que realizaban sus tareas de manera encubierta.

Detalló que al iniciar el traslado del detenido los elementos federales se percataron de que los seguía un auto que no presentaba ningún logotipo de identificación, por lo que un vehículo del convoy se detuvo para evitar poner en riesgo la operación, por ello, para asegurar la integridad de los elementos y del propio detenido, los integrantes del último vehículo policial descendieron con la intención de impedir que se pusiera en riesgo la operación.

Al percatarse de que estos eran periodistas, volvieron a abordar su vehículo y partieron con el detenido en dirección al municipio de Iguala.

El hombre vinculado con la desaparición de los de los 43 normalistas desaparecidos se encuentra detenido y ha sido trasladado a la ciudad de México para ponerlo a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR).