“Tenemos la pena de informar que estos restos óseos [hallados hace cinco días en un campo]– científicamente comprobado,–corresponde a Dayana”, informó el Fiscal de Sinaloa. La menor fue raptada hace cuatro meses cuando se dirigía a la tienda en una zona que, a decir de los vecinos, no era peligrosa.

Por Claudia Beltrán

Sinaloa/Ciudad de México, 28 de octubre (Noroeste/SinEmbargo).- Dayana, la pequeña de cinco años de edad que el pasado 6 de junio fue raptada de la sindicatura de San Pedro, en Navolato, Sinaloa, fue localizada sin vida, informó hoy el Fiscal del estado, Juan José Ríos Estavillo.

En conferencia de prensa, el Fiscal mencionó que el pasado 23 de octubre  se alertó de manera anónima de la existencia de restos óseos en las inmediaciones del campo Mulas, entre los ejidos Buenos Aires y Balbuena, de la sindicatura de San Pedro.

“Hoy, después de varios días de exámenes periciales y de genética a restos óseos encontrados en las inmediaciones del campo Mulas… tenemos la pena de informar que estos restos óseos, científicamente comprobado, corresponde a Dayana”, expuso.

Añadió que personal ministerial y pericial de esta Fiscalía, se apersonaron en el lugar descrito y recogieron dichos restos que por sus características correspondían a una persona de poca edad.

De inmediato, señaló, la Fiscalía inició los exámenes de genética forense para determinar si se trataba de la niña Dayana, toda vez que es el único caso abierto por desaparición de una menor de edad.

“Podemos concluir que los restos óseos sí corresponde a Dayana, de quien la Fiscalía tiene en trámite una carpeta de investigación por el delito de privación ilegal de la libertad”.

A partir de este momento, la Fiscalía inicia otra investigación y abre una nueva carpeta, pero ahora por el delito de feminicidio en contra de quien o quienes resulten responsables, la cual se acumulará a la ya existente, enfatizó Ríos Estavillo.

Expresó que la Fiscalía no descartará ninguna línea de investigación que se tenga al día de hoy, ni se descartará cualquier otra que pueda surgir con el avance de las investigaciones.

“De entrada, tenemos elementos suficientes para pensar que los restos oseos encontrados fueron dejados de manera deliberada en el lugar del hallazgo y que evidentemente no es el mismo lugar en el que se le pudo haber privado de la vida”.

El lugar descrito, es un lugar expuesto que fue recorrido o peinado como se dice coloquialmente, por varios equipos de investigadores en diversas ocasiones, por lo que resulta imposible no haberse percatado de su localización, dijo.

“Esto nos lleva a presumir que la niña no salió de la zona de Navolato, fue asesinada en algún lugar de esa misma zona y, de los datos de prueba obtenidos durante la investigación, se presume que posteriormente parte de sus restos fueron colocados en el lugar antes descrito”.

 

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Noroeste. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.