La calificadora de riesgo financiero Standard & Poor’s anunció este viernes que reduce a BB desde BB+ su perfil de crédito individual para Pemex, al prever que los indicadores crediticios de la firma estatal se debilitarán en 2016 ante los bajos precios del petróleo y el gas. La semana pasada, Moody’s México también colocó las calificaciones Baa1/Aaa.mx/MX-1 en escala nacional de la empresa en revisión a la baja.

12467963_10205872163659356_248424797_n

Ciudad de México, 29 de enero (SinEmbargo).– La calificadora Standard and Poor’s (S&P) redujo hoy la calificación individual de Petróleos Mexicanos (Pemex) un escalón, debido al debilitamiento del peso, la caída de los petroprecios y la situación financiera y operativa de la empresa.

“A pesar de que conocemos que Pemex está implementando varias medidas para recortar sus costos y está revisando sus inversiones, creemos que esas medidas no serán suficientes para eliminar la presión de los precios del petróleo más débiles”, dijo la calificadora en un reporte.

La calificación de Pemex se redujo de BB+ a BB y se modificó la previsión de la empresa a “neutral” cuando antes estaba en “positivo”.

En el documento, la calificadora destacó que estos cambios sólo reflejan las condiciones de la empresa y no implicarían un obstáculo para sus emisiones de deuda, pues la otra calificación de S&P para Pemex, la cual considera a Pemex y su relación con el Gobierno federal que respalda sus finanzas, no cambió.

Standard and Poor’s señaló también que Pemex se debilitará en 2016.

“Los indicadores crediticios de Pemex probablemente sean más débiles en los próximos doce meses de lo que esperábamos debido a los menores supuestos de precio de los hidrocarburos”, detalló el reporte.

“También estamos reafirmando nuestra ‘BBB+’ para moneda extranjera y ‘A’ en moneda local a escala global para las subsidiarias. La previsión es estable en la empresa, lo cual refleja la situación soberana”, añadió S&P.

El pasado 22 de enero, Moody’s México colocó las calificaciones Baa1/Aaa.mx/MX-1 en escala nacional de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) en revisión a la baja.

En un comunicado, la agencia justificó su decisión señalando el deterioro de los precios del petróleo, que acumulan una caída de más del 20 por ciento desde el inicio de 2016, alcanzando niveles bajos de precios nominal “no vistos en más de una década”.

En el caso de México, estos bajos precios “continuarán siendo mitigados por las coberturas petroleras de México”, a lo que también ayudarán “las mayores ganancias gubernamentales provenientes de las reformas fiscales”, señaló Moody’s Investors Service.

El vicepresidente y analista de Moody’s, Jaime Reusche, remarcó que, aunque “históricamente” los ingresos del petróleo representaban para México una tercera parte de sus ingresos, el país se ha vuelto “menos dependiente” del crudo.

La agencia estimó que el déficit del Gobierno federal disminuirá hasta constituir el 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), tras el 2.3 por ciento del año pasado.


También te puede interesar