La Coparmex pide que saneamiento de Pemex y CFE no se convierta en los “nuevos impuestos del mañana”

 
El presidente de la Coparmx aseguró que este no es el momento de sanear empresas que no vayan a convertirse en entes productivos. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

El presidente de la Coparmex aseguró que este no es el momento de sanear empresas que no vayan a convertirse en entes productivos. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).- México no está en condiciones de generar rescates de empresas estatales sin exigir mecanismos que disciplinen a los beneficiados, aseguró el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón Castañón.

En su mensaje semanal, demandó a la Cámara de Diputados poner especial cuidado en el proceso de saneamiento financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), luego de que el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, anunciara que el pasivo de pensiones de Pemex se asumiría como deuda estatal.

“Se requiere diseñar un esquema que, al consolidar a la deuda pública una parte de los pasivos laborales de Pemex y CFE, utilice una fórmula ligada al valor agregado fiscal que generará la propia Reforma Energética. Esto es necesario para evitar que esa carga recaiga sobre los contribuyentes actuales”, dijo el representante cameral, quien advirtió que “en cualquier país, la deuda pública de hoy son los impuestos del mañana. Tenemos que asegurarnos de que el saneamiento de esos pasivos laborales sea evento de una sola exhibición y que nunca se repita con otras empresas del Estado”.

Castañón se sumó a los distintos sectores que demandan claridad de los compromisos de la parte laboral para que Pemex y CFE sean realmente empresas productivas y competitivas.

“No podemos hipotecar la confianza en el país ni entrar en una dinámica en la que una deuda extraordinaria se convierta en un riesgo que puede desestabilizar las finanzas nacionales, minando la estabilidad de nuestras variables macroeconómicas que tanto esfuerzo y sacrificio nos ha costado construir”.

“Los legisladores deben asegurarse de que la fuente de los recursos para sanear el pasivo laboral provenga de la renta petrolera, además de la renegociación de los contratos laborales. Los miembros de los sindicatos petrolero y de la industria eléctrica deberán aportar parte de los recursos para sus planes de pensiones, como lo hacen todos los trabajadores de México”, expresó.

Castañón Castañón dio a conocer la propuesta de la Confederación para establecer un nuevo modelo económico basado en tres ejes:

  • Incentivos a la inversión productiva: Canalizar recursos enfocados en las PYMES y la innovación para generar empleos productivos, mejorando la calidad de la educación y llevando el modelo mexicano de formación dual a los sectores con alto potencial de desarrollo.
  • Mayor equidad social: Las inversiones productivas permitirán un incremento de la eficiencia para fortalecer al mercado y a la clase media, fomentando el crecimiento de las empresas, para que se incorporen, en la medida que crezcan, a la formalidad, de manera natural
  • Desarrollo regional: México crecerá desde lo local para lo nacional. Desde cada ciudad, desde cada región. Aprovechando el impulso de la reforma energética para detonar inversiones donde participe la industria nacional, y que promovamos cadenas de valor con base en las vocaciones productivas de cada región. Si trabajamos todos juntos, podremos hacer realidad las predicciones que nos colocan entre los 10 países en los que se espera mayor crecimiento en el ingreso personal y entre los 20 que más contribuirán al Producto Interno Bruto (PIB) mundial en 2020.

VIDEGARAY Y LA PROPUESTA DEL CCE

El Secretario de Hacienda y Crédito Público dijo ayer que la deuda pensionaria de Petróleos Mexicanos (Pemex) ya es pública porque la empresa es manejada por el gobierno federal.

A través de un artículo escrito en un diario nacional y de una entrevista radiofónica, el Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, consideró que la propuesta de los diputados de que el gobierno asuma parte de los pasivos laborales de Pemex representa un buen incentivo para que los trabajadores acuerden con la empresa reformar su régimen de pensiones.

El titular de la Secretaría de Hacienda consideró que la propuesta de que el Estado asuma parte de la deuda pensionaria no salió de la Presidencia de la República, sino de los mismos legisladores.

El Secretario de Hacienda consideró que la propuesta de los diputados es una “buena idea” y dijo que si el gobierno asume parte de los pasivos, Pemex será una empresa más fuerte y más exitosa.

Sin embargo, dijo que la última palabra la tendrán los trabajadores de Pemex y la propia empresa.

“Es un camino, con condiciones, pero nadie obliga a la empresa ni a los trabajadores”, expresó.

De acuerdo con la cifras dadas a conocer por los legisladores, los pasivo laborales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ascienden a 1.6 billones de pesos.

Se trata de un billón 153 mil millones 301 mil pesos que conforman el pasivo laboral de Pemex y cerca de 500 mil millones de pesos en la CFE, un compromiso que representa aproximadamente 12 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) de México, según los diputados.

El funcionario aseguró que para competir con las grandes compañías internacionales que llegarán al país, es necesario que la petrolera mexicana reduzca su pasivo laboral mediante una reforma a su régimen de pensiones.

La propuesta es que las pensiones de los trabajadores de nuevo ingreso sean financiadas bajo esquemas de cuentas individuales que permitan la portabilidad de derechos con el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), así como un ajuste gradual de las mismas, incluyendo parámetros para la edad de retiro para reflejar el cambio en la esperanza de vida.

“Por cada peso de ahorro que la reforma pensionaria genere, el gobierno asumiría otro peso”, escribió.

Tras reiterar que Pemex seguirá siendo parte del sector público federal, pues los gastos, pensiones y jubilaciones ya están previstos en el Presupuesto de Egresos; el funcionario reiteró que el impacto neto sobre las finanzas públicas nacionales sería positivo.

De igual manera, insistió en que trasladar un peso de deuda pensionaria de Pemex al gobierno no incrementaría la deuda pública total.

Sostuvo que al igual que las reformas a las pensiones de los trabajadores al servicio del Estado en 2007, del Seguro Social y de la CFE en años posteriores, “una reforma al régimen de pensiones de Pemex fortalecería no solo las finanzas de la entidad, sino a la hacienda pública federal en su conjunto”.

Otro presidente cameral, el del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, propuso este lunes la creación de una comisión que asegure el cumplimiento de la Reforma Energética.

“De lo que se trata es de asegurar el cumplimiento, en tiempo y forma, de los principios y objetivos de la Reforma Energética”, la que, consideró durante su mensaje de todos lunes, es la de mayor trascendencia en la historia contemporánea del país.

El organismo planteó la conformación de la Comisión de Seguimiento para la Implementación de la Reforma Energética, en donde participen gobierno, empresas productivas del Estado, órganos reguladores y sector privado.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm