La mujer pensaba que tenía cálculos renales y jamás sintió al bebé patalear en su vientre.

Los médicos piensan el bebé se encontraba detrás de los órganos de la mujer, por lo que ella no se enteró de su embarazo. Foto: Facebook/Beth Clay

Ciudad de México, 29 de octubre (La Opinión/SinEmbargo).- A la edad de 45 años, Beth Clay comenzó a experimentar dolores abdominales severos. Esta californiana, que ya tiene dos hijos adultos, estaba convencida de que sufría de cálculos renales.

Beth corrió a la sala de emergencias, pero ni ella ni su esposo podrían imaginar que les esperaba una gran sorpresa.

No solo no tenía cálculos renales, sino que estaba embarazada y apunto de parir.

Durante los nueve meses previos al parto inesperado, Beth afirma que estaba más activa y saludable que nunca. Incluso perdió 15 libras durante el embarazo, debido a una dieta saludable, pero muy estricta. En ningún momento sintió al bebé patalear.

Tanto ella como su esposo Scott quedaron muy impresionados por el descubrimiento.

Los médicos piensan que la razón de por qué Beth no sabía que estaba embarazada hasta que comenzó el parto, es porque el bebé se encontraba detrás de los órganos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.