Ciudad de México, 29 de noviembre (SinEmbargo).– Sandino Bucio, estudiante de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que fue detenido ayer por la tarde por agentes e interrogado en instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), fue liberado anoche.

Al salir de la dependencia el joven denunció que los agentes que lo detuvieron lo golpearon.

Ayer, al menos cuatro hombres vestidos de civiles forzaron a un joven a meterse en un coche plateado. “¡Ayúdenme! ¡Me están secuestrando!”, gritó Sandino desesperado. “¡Di tu nombre!” preguntaron los chicos que graban el video. Al final lograron meterlo en el coche y trasladarlo a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

La abogada Claudia Cruz dijo en entrevista telefónica a SinEmbargo que, de acuerdo con el padre, el joven fue golpeado. Primero, detalló, lo pasearon y después lo llevaron a la SEIDO.

“Él va a salir en libertad. No está detenido. Saldrá una vez que declaré y denuncie a los policías” por la “privación ilegal de libertad. Ahorita está adolorido”, declaró la litigante.

También reportó sobre otros tres detenidos, pero, precisó, aún no se tiene información sobre ello.

Momentos antes de que el joven fuera trasladado en el automóvil en contra de se voluntad, se llevó a cabo una asamblea estudiantil en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

“Fue una asamblea normal. Se discutió acerca de los 43 estudiantes desaparecidos, pero sobre todo de los 11 detenidos el 20 de noviembre”, declaró a SinEmbargo un estudiante de Historia de la FFyL, quien asistió a la asamblea, y prefirió omitir su nombre.

Este sábado, la UNAM llamó a los universitarios a no caer en provocaciones y mantenerse atentos al desarrollo de los acontecimientos, frente a los hechos ocurridos ayer, cuando fue detenido un estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras.
En un comunicado, la máxima casa de estudios pidió expresar, con toda libertad, las opiniones que se tienen con la única limitante de no afectar a terceros ni al trabajo de esa casa de estudios.

En un documento de cuatro puntos la UNAM manifestó su rechazo absoluto a la forma imprudente en la que se condujeron los servidores públicos que ordenaron y procedieron a la detención.

La Universidad Nacional Autónoma de México expresó su exigencia de que en éste y todos los casos se siga en el debido proceso legal y se respeten a plenitud los derechos fundamentales de las personas.

Demandó que se actúe con sensibilidad y con apego al marco jurídico y que cesen los actos que no atienden el fondo de ningún problema y que, por el contrario, sólo polarizan la situación, que es muy preocupante.

También expresó su certeza de que cualquier tipo de violencia, con independencia de la forma que adquiera y del origen que la genere, debe ser rechazado con toda energía.

Ayer, en una entrevista en la web Generación Radio, una joven anónima relató el suceso expresando que los hombres que lo detuvieron estaban armados:

“Todo pasó a las 17:30 más o menos, en una asamblea de Filosofía y Letras sobre los normalistas de Ayotzinapa. (…) El compañero Sandino participó en la asamblea y se retiró antes. Se dirigía al metro por la calle Filosofía y Letras. Un sujeto se bajó del coche metalizado y empezó a jalonearlo. Al encontrarse resistencia se bajaron otras dos personas con un arma larga y amenazaron a la gente que iba a defenderlo. El compañero sigue resistiendo el arresto, pero le suben a jalones”.

“La familia fue informada de inmediato, pero ya se lo habían llevado”, continúa la jóven. “No sabemos de su paradero. Exigimos que nos digan donde está nuestro compañero. (…) A parte de esto nuestra Facultad ha denunciado el espionaje policiaco que se nos hace durante las asambleas. Por eso nuestro compañero fue secuestrado”.

La madre del estudiante escribió un comunicado en Facebook, donde dio detalles del coche y el lugar preciso: en las inmediaciones del metro Copilco.

“Acaban de secuestrar a Sandino Bucio Dovalí hace media hora en el metro Copilco en un carro Chevi Monza blanco- plata, placas 324 WHD. Cuatro hombres con armas largas uno con chamarra de federal. Se lo llevaron a él y a otro compañero. Si alguien tiene información por favor por inbox son las 5 52 de la tarde. (…). HAGO RESPONSABLE DIRECTAMENTE AL GOBIERNO DEL GDF Y A PEÑA NIETO DE ESTO”.

De acuerdo con sus cercanos, la familia confirmó que el joven se encuentra en la SEIDO.

El medio digital RompevientoTV difundió vía Twitter el siguiente mensaje: “El estudiante Sandino Bucio fue detenido y trasladado a la SEIDO, por acciones realizadas el #20NovMx cerca del aeropuerto”.

Posteriormente, la Asamblea Estudiantil de la Facultad de Medicina informó a través de Facebook que “el compañero de FFYL Sandino Bucio Dovali acaba de ser presentado en la SEIDO. Hay órdenes de aprensión para tres compañeros más: José Alfredo Delgado Carrión, Itzamná Guarneros García y Víctor Herrera Govea”.

ESTUDIANTES PROTESTAN POR DETENCIÓN 

Foto: Twitter

Bloqueo en Insurgentes Sur. Foto: Twitter

Estudiantes bloquearon Insurgentes Sur para protestar contra la detención cerca del metro Copilco de Sandino Bucio, la cual fue evidenciada en un video subido a redes sociales, y confirmada por su madre y allegados.

Mientras el filósofo se encuentra en la SEIDO, jóvenes con una manta de la Facultad de Filosofía y Letras se manifiestan cerca de la zona donde esta tarde fue introducido a la fuerza en un auto.

Además, su madre solicitó en Facebook a todos los colectivos de poesía que conocen a su hijo “para que hagamos juntos un maratón de poesía afuera de la SEIDO”.

Usuarios de Twitter reportaron la presencia de personas afuera de las instalaciones que exigen su liberación a través de poesía.

Foto: Twitter.

Foto: Twitter.

Foto: Twitter.

Foto: Twitter.

Posteriormente, la comunidad de artistas y escritores de México dio a conocer un pronunciamiento para reprobar la detención del joven y expresar que “no es nuevo que un Estado persiga a los poetas, a los que hacen uso del habla, a los que se atreven a decir no sólo lo que es obvio sino lo que es posible: la potencia de los sueños y de su generación”.

“Un país no puede existir sin una literatura que lo represente, que le dé identidad, que lo revitalice”.

El colectivo expresó también su inconformidad con los otros hechos en los que se presume desaparición forzada, censura y abuso de poder.