Mayo de 1940, Reino Unido está en una encrucijada: decidir si rendirse ante Hitler o pelear la Segunda Guerra Mundial hasta el fin. La obra da un retrato de las reuniones que Winston Churchill y su gabinete tuvieron para tomar un decisión que cambió el curso de la historia.

Ciudad de México, 30 de julio (SinEmbargo).– La puesta en escena “Tres Días en Mayo” está en su tercera temporada, ahora en el Teatro Milán . La obra trata un tema que podría resultar ajeno a los mexicanos, sin embargo, el contexto y las diferencias entre la política de México y la europea, aún pueden causar tragos amargos.

“Como dice el título, se trata de tres días muy importantes en mayo de 1940, cuando está recién iniciada la guerra y Gran Bretaña tiene que tomar una decisión muy importante que marca su destino y el de Europa , en donde Francia está a punto de ser ocupada por Hitler e Inglaterra decide si quiere seguir en la guerra solos contra Alemania o capitula con Francia. Son tres días donde se encierra todo el gabinete de guerra de Churchill a discutir el tema. Es un thriller político donde hay una gran tensión porque la vida de millones de personas está en juego. El partido laborista tiene una visión, el partido liberal otra y los conservadores otra. Lo realmente interesante es cómo cada uno tiene una estrategia distinta y cómo Churchill como Primer Ministro implementa una estrategia en la que nunca se impone sino que logra que todos los demás se unan a su plan..”, dice Lorena Maza, directora de la obra a Magazine.

Todo el gabinete tiene ideas distintas, pero Churchill logra que se alineen. Foto: PinPoint

Para ella, es una también una master class de alta política, que está muy lejos tanto en tiempo, espacio y mentalidad de la que se tiene en México. “No importa de qué partido sean, se unen por un buen común, cosa muy distinta de lo que sucede en nuestro país”. Esto fue, en parte, lo que hace que la obra haya sido un éxito, contrario a lo que hasta sus propios creadores pensaban.

“Debo confesar que yo no le daba mucho tiempo de vida a la obra cuando inició, pero finalmente el público conectó con muchas cosas. Por un lado, hubo una asociación directa de Hitler con Trump, este tirano contemporáneo, pues fue justo cuando estrenamos que empezó la campaña presidencial. Por otro lado, vino el Brexit. Además de lo interesante de conocer una personalidad como la de Churchill y también esta clase de alta política que no conocemos y que es envidiable. Es inevitable hacer la diferencia de los políticos en esta situación, que se unen por un buen mayor y los políticos mexicanos.

Por otro lado, es una clase de historia. Yo no quise dejar de acentuar los dolores de la guerra, recordar que murieron entre 60 y 70 millones de personas, en su mayoría civiles. Todos estos aspectos resultan juntos muy atractivos y está tan bien escrita la obra que te mantiene en la orilla del asiento, aunque todos conozcamos el desenlace de la guerra que ganaron los Aliados. Pero estos tres días en mayo, nadie conocía que se había abierto esa posibilidad y que estuvieron a punto de capitular”, dice Lorena.

“Habla de un personaje contradictorio, un Primer Ministro muy improbable”. Foto: PinPoint

Estos tres días estuvieron fuera de la historia hasta que se dieron a conocer los diarios de Jock Colville, asistente del Primer Minsitro británico, y a partir de ahí, el autor Ben Brown escribe este thriller político.

“Habla de un personaje contradictorio, un Primer Ministro muy improbable, alguien que a pesar de tener ese intelecto era muy arrebatado, tenía los impulsos de un niño caprichoso, era muy irónico”, menciona la directora.

LOS INDEPENDIENTES SALVAN EL TEATRO EN MX

“Yo creo que hay un boom del teatro ahora en México. Mucho tiene que ver el Estímulo Fiscal Efiteatro 189. Eso ha ayudado a que surjan muchos productores independientes y se animen a hacer teatro sin tener que arriesgar su patrimonio. Por otro lado, la crisis misma como en Argentina o en España ha llevado a hacer teatro con lo que hay, con el dinero que haya y en donde sea, es decir, se han abierto muchos teatros de barrio, el microteatro, el teatro en corto y se hacen todo tipo de producciones que hacen que volvamos a la esencia del teatro: buen texto, buenos actores y es todo lo que necesitas para contar bien una historia y que vaya el público.

Ya no estamos dependiendo tanto ni de las instituciones ni del dinero para grandes producciones ni de tener un espacio en los teatros, sino que los teatreros están lanzándose a hacerlo cómo sea y en dónde sea, lo que ha generado un movimiento que no veíamos desde hace muchísimos años.

Las instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) están haciendo lo suyo, pero creo que es la producción independiente la que ha generado este boom del teatro y donde se están generando los nuevos lenguajes y narrativas. Con una fuerza de crear con muchos elementos en contra, es cuando la creatividad más se exacerba”, finaliza.

La obra está en su tercera temporada. Foto: PinPoint

Tres Días en Mayo

Elenco: Sergio Zurita, Luis Miguel Lombana, José Carlos Rodriguez, Fernando Bonilla, Pedro Mira, José Carriedo, Juan Carlos Beyer.
Directora: Lorena Maza
Teatro: Teatro Milán (Lucerna #64 Col. Juárez)
Temporada: 9 de Junio al 3 de Septiembre
Días y Horarios: Viernes 21.00 hrs, Sábados 18.00 y 20.30 hrs, Domingo 18.00 hrs
Género: Drama
Sinópsis: Bajo la dirección de Lorena Maza, el texto de Ben Brown se presentará por corta temporada en Teatro Milán. Entre el equipo creativo se encuentran Alberto Lomnitz a cargo de la traducción y Sergio Villegas en la escenografía bajo la producción general de Sociedad Artística Sinaloense y Leonor Quijada. 3 días en Mayo transporta detrás de las puertas de Downing Street a las reuniones del gabinete de la Gran Bretaña durante los días más cruciales en la historia de Londres y de Europa. Habiéndose reunido con urgencia con su gabinete de guerra británico, el nuevo primer ministro Winston Churchill se enfrenta a un intenso juego de ajedrez político, dividido entre quienes quieren pactar con Hitler y su convicción de que Gran Bretaña debe luchar hasta la muerte.