La encuesta Latinobarómetro 2017, que se realiza entre 18 países de la región, reveló que la mayoría de los mexicanos no cree en la democracia del país y nueve de cada diez consideran que el actual Gobierno no trabaja para el bien de todo el pueblo, sino solo para beneficio de algunos grupos poderosos.

Desde el año 1995, cuando inició el estudio Latinobarómetro, México ha registrado disminuciones significativas, pero durante el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto se ha registrado la mayor pérdida de apoyo a la democracia: en 2013 fue de 37 por ciento la aprobación, en 2015 y 2016 de 48 por ciento y en 2017 cayó al 38 por ciento.

Otro dato que destacó la encuesta es que sólo el 17 por ciento confía en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, esta cifra está por debajo del nivel de la región, que es de 25 por ciento, y es superada sólo por El Salvador (13 por ciento) y Brasil (8 por ciento).

Ciudad de México, 30 de octubre (SinEmbargo).– Sólo el 18 por ciento de los mexicanos cree en la democracia, mientras que nueve de cada diez consideran que su Gobierno no trabaja para el bien de todo el pueblo, sino solo para beneficio de algunos grupos poderosos, así lo reveló la encuesta Latinobarómetro 2017 que se realiza entre 18 países de la región.

De acuerdo con los resultados, en la mayoría de los países hay una disminución en el apoyo a la democracia, pero la mayor pérdida se produce en México con 10 puntos porcentuales menos que en 2016 llegando a 38 por ciento en 2017, con un máximo de 59 por ciento en 2005.

Desde el año 1995, cuando inició el estudio Latinobarómetro, México ha registrado disminuciones significativas, pero durante el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto se ha registrado la mayor pérdida de apoyo a la democracia: en 2013 fue de 37 por ciento la aprobación, en 2015 y 2016 de 48 por ciento y en 2017 cayó al 38 por ciento.

México encabeza la lista de los países donde el apoyo a la democracia ha caído año con año, está arriba de naciones como Perú (45 por ciento), República Dominicana (54 por ciento), Honduras (34 por ciento) y Bolivia (59 por ciento).

La diferencia se hace mayor cuando comparamos los resultados con las de otros países de la región que han tenido conflictos políticos, por ejemplo Venezuela, donde el 78 por ciento cree en la democracia de su Gobierno, mientras que el índice más bajo de apoyo que ha tenido este país fue del 57 por ciento en el 2001.

 

Fuente: Latinobarómetro 2017.

La segunda mayor pérdida se produce en Perú con ocho puntos porcentuales respecto del año pasado, llegando a 45 por ciento, con un máximo de 61por ciento en 2010. El caso de Argentina es también emblemático, porque junto con Uruguay y Costa Rica habían constituido en la década del 90 e inicios del año 2000 los países con alto apoyo a la democracia, hoy día también con tendencias a la baja.

Los resultados de esta encuesta coinciden con los difundidos el pasado 18 de octubre por el Pew Research Center, un think tank con sede en Washington, donde el 93 por ciento de los mexicanos señaló que no confía en el actual gobierno ni cree en la democracia.

En esa encuesta, México destacó como uno de los países con mayor desconfianza a su gobierno al ubicarse en el fondo del ranking, con 93 por ciento de desaprobación ciudadana.

Sobre la confianza en el actual gobierno, sólo 6 por ciento de los mexicanos se siente satisfecho con el sistema democrático y 2 por ciento afirmó que confía mucho en el actual gobierno, la cifra más baja a nivel mundial y a nivel América Latina.

Fuente: Latinobarómetro 2017.

¿PARA QUIÉN SE GOBIERNA?

Consecuente con la crítica al tipo de régimen y a su desempeño es la percepción de que se gobierna para los intereses de unos pocos. Este indicador aumenta por segundo año consecutivo de 73 por ciento en 2016 a 75 por cinto en 2017 (en 2015 era 67 por ciento). En Latinoamérica los gobiernos son crecientemente criticados porque no defienden los intereses de la mayoría.

De acuerdo con los resultados de Latinobarómetro en esta pregunta, el 90 por ciento, es decir, nueve de cada 10 mexicanos creen que su gobierno no trabaja para el bien de todo el pueblo, sino sólo para beneficio de algunos grupos poderosos, esta cifra es sólo superada por Brasil, donde 97 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo con esa percepción.

 

Fuente: Latinobarómetro 2017.

En cuanto a la aprobación del Gobierno, el 80 por ciento de los mexicanos lo rechaza y sólo 20 por ciento lo aprueba, esta cifra está por debajo del nivel de aprobación de la región, que es de 36 por ciento.

México sólo es superado por países como El Salvador (17 por ciento) y Brasil (6 por ciento).

En contraste, Nicaragua es el país de Latinoamérica que mejor evalúa a su Gobierno, con el 67 por ciento de aprobación, seguido de Ecuador con 66 por ciento y Bolivia con 57 por ciento.

Desde 2013, México ha mostrado una tendencia a la baja en cuanto a la aprobación del Gobierno: en ese año la aprobación era de 46 por ciento, en 2015 de 35 por ciento; 2016 de 25 por ciento, y 2017 de 20 por ciento.

LA DESCONFIANZA EN GOBIERNO Y PARTIDOS

México encabeza la lista de países en donde la desconfianza crece en algunas instituciones. Por ejemplo, en la policía, sólo el 21 por ciento confía en ésta, el nivel más bajo de la región y es compartido con Paraguay.

La confianza en el gobierno tiene una evolución distinta que la confianza en las otras instituciones medidas. Esta evoluciona con una lógica del desempeño ligado a los ciclos económicos, sin la volatilidad que se observa en las instituciones recién descritas.

En el caso de México, sólo el 17 por ciento confía en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, esta cifra está por debajo del nivel de la región, que es de 25 por ciento, y es superada sólo por El Salvador (13 por ciento) y Brasil (8 por ciento).

En cuanto a la confianza en los partidos políticos, México se ubica en los tres últimos lugares, con el 9 por ciento de aprobación hacia estos institutos.

Latinobarómetro es una encuesta hecha a mayores de 18 años de 18 países de la región (Centroamérica, Suramérica y México) representativa de la población de 600 millones de habitantes de Latinoamérica.

Esta vigésima medición se realizó entre el 22 de junio el 28 de agosto pasado, con la aplicación de 20 mil 200 cuestionarios, y sus resultados tienen un margen de error del 3 por ciento.