Denis Diderot, el pensador francés que fue rechazado por su padre y dejó como legado La Enciclopedia

 

Denis Diderot

Enemigo de la autoridad, tachado de rebelde, gran pensador, así ha sido llamado a lo largo de los años Denis Diderot, figura central de la Ilustración.

Portada de La Enciclopedia

Nacido en Langres, Francia, el 5 de octubre de 1713, Diderot fue el director de 1751 a 1772 de la redacción de la primera enciclopedia universal editada en Francia, aunque fue la segunda del mundo occidental, pues el inglés Ephraim Chambers hizo lo mismo en 1729. Diderot la tituló La enciclopedia, o diccionario razonado de las ciencias, artes y oficios, y contenía 28 volúmenes, 71 mil 818 artículos y dos mil 885 ilustraciones, y se proponía ser la suma de todos los conocimientos de la humanidad hasta ese momento.

Esta magna obra contó con la participación de Voltaire, Jean le Rond D’Alembert, Montesquieu, Jean-Jacques Rousseau y Louis de Jaucourt, entre otros.

Denis Diderot comenzó su formación en el Colegio Jesuita y para 1732 consiguió ser maestro de artes en grado de filosofía, etapa en la que abandonó la idea de entrar en el clero y optó por estudiar leyes, aunque por poco tiempo. Algunas biografías señalan que en realidad su padre era quien deseaba un hijo sacerdote, pero éste se opuso.

Un par de años después decidió ser escritor, lo que produjo el enfado y rechazo de su padre, por lo que comenzó una vida bohemia que se alargaría 10 años.

En 1743 se casó con Antoinette Champiom, una devota católica y costurera, enlace que fue considerado inapropiado por la posición social de ella, unido a su pobre educación y carencia de dote. De este matrimonio nació una hija, Angelique.

Diderot mantuvo relaciones con la escritora Madame Puisieux y con Sophie Volland, con la que estuvo constantemente hasta el final de su vida.

Sus primeros trabajos incluyen las traducciones de la Historia de Grecia de Stanyan (1743), el Diccionario médico de Robert James (1746-1748) y una libre interpretación de Inquiry Concerning Virtue and Merit, de Shaftesbury (1745).

En 1746 escribió su primer texto original, Pensamientos filosóficos, en donde presenta su pensamiento deísta, y dio a conocer un pequeño ensayo sobre la suficiencia de la religión natural.

Para 1747 escribió Promenade du sceptique y dos años después Lettre su les aveugles.

Velada literaria en la biblioteca de Denis Diderot, por Meissonier (1879)

Otras de sus obras fueron La Religiosa, Jacques el fatalista, Carta sobre los ciegos, La paradoja del comediante, El hijo natural y El sobrino de Rameau.

Fue muy reconocido por sus escritos y vio recompensado este trabajo al ser elegido miembro de la Academia Francesa, pero no se enriqueció económicamente por sus obras.

Entre 1751 y 1772 trabajó arduamente con Voltaire, Montesquieu y Rousseau para completar los volúmenes de la Enciclopedia, con ella se pudieron difundir los postulados de la Ilustración francesa.

Cuando Catalina II de Rusia (1729-1796) conoció sus limitaciones económicas por medio de un amigo en común, el barón Grimm, mandó un agente ruso a París para comprar su biblioteca.

Fue invitado en el invierno de 1773 a la corte de San Petersburgo donde pasó algunos meses como consejero de la zarina.

Denis Diderot murió en París a causa de enfisema y edema el 31 de julio de 1784 y fue enterrado en la Iglesia de Saint-Roch.

Sus herederos enviaron su vasta colección de libros a Catalina II, quien tuvo que depositarla en la Biblioteca Nacional de Rusia.

Diderot, considerado un erudito, tenía como inmediato objeto de su obra mostrar la dependencia de las ideas del hombre por sus cinco sentidos. A 228 años de su muerte, su legado sigue vivo y su pensamiento ha logrado influenciar fuertemente en diversos movimientos y a un gran número de personajes a lo largo de la historia, lo que hace asegurar que sus ideas no morirán fácilmente a pesar del transcurso del tiempo.

Sus frases

Además de asombrar en su época, el pensamiento de Diderot es capaz de llevar a la reflexión actualmente. Este destacado intelectual francés heredó a la humanidad un sinfín de frases inolvidables que se adecuan a cada época sin importar el paso del tiempo.

Sus citas son difíciles de contabilizar, pues Diderot se expresó en diversos campos. A continuación mostramos un video con tan sólo 10 de sus frases, pero sabemos que existen muchas más:

“El que te habla de los defectos de los demás, con los demás hablará de los tuyos”

-Con información de Notimex


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


1 comentario en "Denis Diderot, el pensador francés que fue rechazado por su padre y dejó como legado La Enciclopedia"

  1. javier 31/07/2012 a las 3:15 am · Responder

    Yo no le veo el pecado en haberse casado con una costurera, estamos hablando de 1743, bastante antes de la revolución, cuando el feudalismo aún estaba vigente y las escuelas no existían. Además, ser costurera no creo que sea denigrante para nadie, menos para la esposa de Diderot.

Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm