En el Estado de México se han impuesto “Tlatoanis” y “Jefes Supremos” dentro de las comunidades que responden a intereses de partidos políticos. “Se sabe que estos ‘Jefes Supremos’ servirán como promotores del voto del PRI en el 2018”, alertó en un comunicado el Consejo Indígena del Trueque.

En el caso de Santiago Tianguistenco, comunidad boscosa parte del Valle de México, Ernestina Ortiz Peña –fundadora del Consejo Indígena del Trueque– aseguró que Fidel Hernández e Hipólito Arriaga, “que siempre han formado parte del PRI”, le propuso ser “Jefa Suprema”. Como rechazó el cargo, al considerar que traicionaba sus usos y costumbres, la amenazaron al decirle que “sabían dónde vivía”. Su intención, dijo, es desaparecer el Consejo para apropiarse del tianguis del trueque ancestral y usarlo con fines comerciales y políticos.

Habitantes de Santiago Tianguistenco se manifestaron en abril pasado frente a Palacio de Gobierno del Estado de México para exigir el respeto al tradicional Tianguis del Trueque. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 31 de julio (SinEmbargo).– El intercambio de leña por alimentos, una herencia y tradición prehispánica, sigue ocurriendo en Santiago Tianguistenco, una comunidad boscosa dentro del Valle de Toluca, Estado de México. Cada martes se coloca un tianguis del trueque donde más de 3 mil 500 comerciantes también ofrecen ganado, ropa u otros utensilios. Sin embargo, el Consejo Indígena del Trueque acusó que sin su consentimiento “individuos de dudosa reputación y bien identificados por su filiación política” pretenden administrar y adueñarse de este patrimonio cultural con apoyo del Alcalde de Tianguistenco, Antonio Barrera Alcántara, con fines comerciales y político-electorales.

El pasado martes 18 de julio un grupo de sujetos arribó al tianguis con actos de provocación y violando su autonomía. El ataque fue principalmente contra  la fundadora del Consejo Indígena del Trueque, Ernestina Ortiz Peña, por cuestionarles públicamente quiénes eran. Estaban encabezados por Agustín Quiterio Osorio, quien se identificó como “Jefe Supremo de San Nicolás Coatepec de las Bateas”, una comunidad del municipio.

Ernestina Ortiz se negó a convertirse en “Jefa Suprema de Tianguistenco”, a propuesta del presunto Gobernador Indígena del Estado de México, Fidel Hernández, ya que estos nombramientos se emiten directamente del gobierno estatal y no es legitimado por el pueblo indígena. Hernández e Hipólito Arriaga, “Gobernador Nacional Indígena”, promueven estas imposiciones a nivel estatal.

–Ernestina, únete a nosotros para que se acabe el problema del trueque (pobladores detenidos arbitrariamente por recoger leña). Tu reconocimiento y nombramiento llegará directamente del gobierno municipal –le dijeron Fidel e Hipólito.

–Cabrones, eso no se hace –les respondió. Estaría haciendo algo en contra de la tradición de mi mismo pueblo que para mí es sagrado. Las autoridades se eligen a través de usos y costumbres y no estoy de acuerdo con esas representaciones que hace el gobierno. No le entro a eso.

En el Estado de México, acusó el Consejo Indígena del Trueque, se han impuesto “Tlatoanis” y “Jefes Supremos” que responden a intereses de partidos políticos. “Se sabe que estos ‘Jefes Supremos’ servirán como promotores del voto del PRI en el 2018”, alertó en un comunicado.

En entrevista, Ernestina, víctima de amenazas, detalló que “estos líderes que encabezan estas representaciones indígenas por años, Fidel e Hipólito, conocidos entre nosotros, siempre han formado parte del PRI”, aseguró. “Llegan a las comunidades afirmando que no pertenecen a ningún partido político para crear estas representaciones, pero visitan a los líderes priistas, que en las elecciones son quienes acarrean gente y reparten las despensas y el material, por ejemplo ahorita que pasaron las elecciones [para Gobernador en junio]”.

De acuerdo con Ernestina, buscan reemplazar a sus autoridades autónomas y legitimar su propio denominado “Consejo Municipal Indígena Pluricultural” prometiendo a las comunidades que llevarán recursos, “pero vienen a sacar la foto, la firma, les dijeron que tenían que votar y al final ni les dan nada”.

“Quieren que el Tianguis del Trueque pase a manos del Municipio, desaparecer al Consejo Indígena del Trueque para que el Consejo que creó el Presidente Municipal ahora sea el que lo administre porque solo lo quieren para folclor. Quieren apropiarse de la cultura de nuestros pueblos, pero no meterán las manos por nuestros compañeros”, dijo Ernestina Ortiz Peña.

El Alcalde de Tianguistenco, Antonio Barrera Alcántara, tomó protesta a un Consejo no legitimado por la comunidad, denuncian. Foto: Cuartoscuro.

El sábado primero de julio el Alcalde  de Tianguistenco, Antonio Barrera Alcántara, tomó protesta a estos hombres que intimidaron en el tianguis como “Consejo Municipal Indígena Pluricultural de Tianguistenco” sin consultar a las comunidades.

“Su intención era desaparecer al Consejo Indígena del Trueque, elegido por la asamblea de las comunidades. Ellos son ex comunales y gente que no los quiere sus comunidades porque están de parte del gobierno, sobre todo del PRI. Han lucrado y se han quedado con recursos de la comunidad. Los miembros de nuestro Consejo Indígena del Trueque los cuestionaron porque nadie de nosotros los habíamos elegido. Ellos empezaron a agredirnos y amenazarnos; solo hubo insultos, casi golpes, pero los corrimos”, recordó Ernestina.

“Desde que llegaron empezaron a amenazarme a mí por cuestionarles públicamente quiénes eran y quiénes los habían elegido. Me dijeron que un día iban a encontrarme sola y ya sabían dónde vivía. ‘Te vamos a mandar a dar una calentadita’, me dijeron. Aunque unas señoras les contestaron que no estaba sola”, narró vía telefónica.

El Consejo Indígena del Trueque, que ella fundó, está integrado por nahuas, tlahuicas y otomies de la región. Asiste cada martes a intercambiar leña por alimentos de primera necesidad. Acordaron no responder a las provocaciones, así como mandar un informe de estas acciones al gobierno del Estado de México.

“Si se vuelven a presentar esas personas sin nuestro consentimiento, tomaremos otras determinaciones”, expuso el Consejo Indígena del Trueque. “Durante varias administraciones el Tianguis del Trueque ha despertado la codicia para ser utilizado como botín político, también para lograr su sueño de convertir a la ciudad en ‘Pueblo mágico’ por su valor cultural y así atraer recursos del gobierno utilizando a indígenas como mercancía”.

Ernestina Ortiz añadió que 150 familias se benefician del trueque al cambiar productos de primera necesidad como verduras o carne y esa canasta básica les alcanza para una semana de supervivencia. Ni siquiera las despensas que el gobierno les dan se compara con lo que ahí se obtiene. Por ello, enfatizó, “pase lo que pase, como sea, no vamos a permitir que el gobierno venga y viole la autonomía”.

DETENIDOS POR RECOGER LEÑA 

El Consejo Indígena del Trueque se creó hace once años cuando estaba apunto de desaparecer. Ya solo 10 familias practicaban esta actividad previa a La Conquista porque enfrentaban detenciones de compañeros por traer del monte boscoso cargas de leña seca para cambiar por productos.

“Por años fueron hostigados y perseguidos. Fueron detenidos alrededor de 60 personas. Pero logramos hacer varias demandas contra policías y meternos en la dinámica de defender al tianguis. Hoy son 150 familias de toda la región que hacen trueque”, aseguró Ernestina Ortiz Peña, fundadora del Consejo.

Sin embargo, hace unas semanas, el gobierno del Estado de México les envió un oficio para prohibirles ir al monte por leña, así como usar hachas y machetes, herramientas básicas para su labor. A principios de julio marcharon contra esta medida.

“El Consejo Indígena del Trueque no son taladores, son gente que va a recolectar la leña muerta de los árboles. A ningún compañero detenido le han encontrado leña verde”, justificó Ortiz.

Cada año van al monte a reforestar. En contraste, concluyó Ernestina, el gobierno no hace nada para parar la actividad de los taladores, pues la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) da los permisos a las empresas para talar. ¿Por qué a la gente de las comunidades indígenas no se les permite bajar la leña de sus propios bosques?, cuestionó.

El Alcalde de Tianguistenco, Antonio Barrera Alcántara, especificó que la ley no aplica para los que dependen económicamente del trueque, por lo que pidió un padrón de quienes realizan esta actividad.