La obra fantasma de Fidel Herrera y Javier Duarte habría beneficiado a 17 mil 473 habitantes.

Fidel Herrera y Javier Duarte. Foto: Cuartoscuro

Fidel Herrera y Javier Duarte. Foto: Cuartoscuro

 

Ciudad de México, 31 de octubre (SinEmbargo).- El ex Gobernador de Veracruz Fidel Herrera, y el actual, Javier Duarte, dejaron una obra inconclusa que presumen haber terminado.

Según el periódico Reforma, ambos gobernadores derogaron 180 millones- 140 millones en la cuenta de Herrera- para la construcción del distribuidor Buena Vista, ubicado en el municipio de Ixtaczoquitlán, obra que no conduce a ningún lado.

La edificación que iniciara Fidel Herrera al inicio de su mandato en 2005, había sido acordada para construirse en dos etapas, ambas concluidas durante su administración, según establecía en su Primer Informe de Gobierno.

La primera etapa del proyecto tuvo una inversión de de 22 millones de pesos provenientes de aportaciones estatales del Impuesto sobre la nómina. A la segunda etapa, en 2006, se le destinaron 37 millones 991 mil 414 pesos, según un dictamen de la licitación pública nacional número 59095001-006-06.

Ya para la tercera etapa que inició en 2008, con plazo de 243 días, tuvo una inversión de 83 millones 687 mil 657 pesos, con el número licitación de 59095001-009-08.

Reforma cita el Quinto Informe de Gobierno de Herrera en el que establece que “En Ixtaczoquitlán, se construyó el distribuidor vial ‘Buena Vista’”, presentado en 2009, sin embargo esta obra no había sido culminada.

Cuando la obra fantasma pasó a manos de Javier Duarte, éste también hizo uso de la misma promoción. Aseguró en su Pimer Informe, con una inversión de 40.7 mdp, continuar la construcción, pero la situación fue otra.

La majestuosa obra de la que presumieron ambos mandatarios tenía como objetivo comunicar al municipio veracruzano, pero se ha quedado inconclusa tras 10 años de promesas.