Las balaceras de ayer iniciaron en Tlaltenango, con cinco ejecuciones; continuó en una clínica particular de esta ciudad, donde un comando mató a otras cuatro personas, mientras que en distintos puntos del municipio de Amozoc fueron ultimadas tres más.

En las últimas 24 horas se han presentado múltiples matanzas de presuntos huachicolaros. Foto: Periodíco Central

Por Gabriela Hernández

Puebla/Ciudad de México, 31 de octubre (ElSur/SinEmbargo).- La Fiscalía General del estado (FGE) confirmó la muerte de 12 personas en una serie de enfrentamientos ocurridos ayer entre bandas dedicadas al robo de combustible.

Un día antes, el domingo 29, tres personas fueron ejecutadas en un campo de futbol localizado en una junta auxiliar del municipio de Huejotzingo, lo que suma 15 ejecuciones en menos de 24 horas.

Algunos medios aseguran que una de las víctimas es Jesús Martínez Mirón, El Kalimba, uno de los principales cabecillas de las bandas de huachicoleros que operan en el llamado “Triángulo Rojo”, sin embargo, las autoridades no han confirmado esa información.

Las balaceras de ayer iniciaron en Tlaltenango, con cinco ejecuciones; continuó en una clínica particular de esta ciudad, donde un comando mató a otras cuatro personas, mientras que en distintos puntos del municipio de Amozoc fueron ultimadas tres más.

Por la mañana, un grupo armado arribó a un predio en Tlaltenango, municipio localizado en la zona metropolitana de Puebla, y disparó con fusiles AR15 en contra de varias personas que en ese momento se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas.

En esos hechos murieron cinco personas, cuatro de ellas en el lugar del ataque y otra más en el Hospital General de Huejotzingo. La FGE confirmó que entre los ejecutados se encuentra Alfredo “N”, El Cuino o El Kino, a quien se ubica como líder de una célula delictiva dedicada al huachicol.

La autoridad poblana aseguró un predio propiedad de esa persona, donde se hallaron mangueras, válvulas, conexiones y bombas usadas para la extracción de combustible, así como tres vehículos con reporte de robo.

Por la tarde se reportó otro hecho violento en esta capital, cuando sujetos armados llegaron a la clínica “EPMAC”, ubicada en la colonia Lomas 5 de Mayo, y sin mediar palabra dispararon en repetidas ocasiones contra cuatro personas.

Según la FGE, una de las víctimas fue identificada como José Agustín “N”. Las otras tres personas, dos hombres y una mujer, permanecen en calidad de desconocidos. Fuentes extraoficiales señalan que entre los muertos estaría el dueño de la clínica y una enfermera.

Minutos más tarde se reportó el hallazgo de un cadáver en la junta auxiliar de Chachapa, municipio de Amozoc. A la víctima se le identificó como Fernando “N”, a quien supuestamente sus victimarios despojaron de su vehículo marca Ford tipo Figo, en el que huyeron. En el lugar dejaron abandonada una camioneta marca Ford tipo Titanium con placas de Tlaxcala.

Posteriormente, en el municipio de Amozoc se informó del asesinato de otras dos personas, Miguel Ángel “N” y Miguel “N”. Este último falleció en un nosocomio de la región. “Se sabe que ambos viajaban a bordo de una camioneta tipo pick up con placas de Tlaxcala cuando sujetos desconocidos les dispararon con armas de fuego”, reportó en un comunicado la FGE.

Añadió: “La Fiscalía General continúa realizando indagatorias a fin de esclarecer estos hechos; asimismo, es importante señalar que se trabaja como principal línea de investigación el ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al robo de hidrocarburo y se indaga si los tres eventos fueron perpetrados por los mismos sujetos”.

La dependencia precisó que los enfrentamientos entre grupos rivales de huachicoleros derivó del combate que realizan las autoridades estatales junto con el gobierno federal para abatir el delito.

“El combate decidido y frontal en contra del robo de combustible, a cargo de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, el gobierno del estado, la Fiscalía General de Puebla, las secretarías de Seguridad Pública estatal y municipal de Puebla, ha generado escasez de producto robado y, como consecuencia, enfrentamientos entre bandas dedicadas a esta actividad ilícita, que están impedidas para realizar ‘entregas’”, concluyó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE El Sur. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.