• Peña, Jolopo y demagogia: gobiernos similares
  • ¿Y DF? En la ingobernabilidad

“2014 será el año de la eficacia…”, dice la Presidencia de la República en una tarjeta navideña maquilada en Los Pinos. Más allá de la frase publicitaria que naufraga en un país hundido en la violencia, estancado en su economía y envuelto por la retórica y la propaganda oficialista, el fondo preocupa y alerta.

       ¿Por qué?

Por el regreso de la vieja fórmula priista que tanto daño ha hecho: la demagogia. La frivolidad. El maquillaje de cifras y hechos. La irresponsabilidad. La censura. Privilegiar la palabrería por encima de los resultados. ¿Para qué un buen gobierno si existen los spots? ¿Para qué reconocer problemas si está el aplauso fácil, la ausencia de autocrítica y medios y periodistas rendidos, pagados o sometidos para servir al poder presidencial?

El gobierno de Peña Nieto es cada vez más parecido al de López Portillo: el endeudamiento irresponsable. El déficit desorbitado.

La única diferencia entre López Portillo y Peña Nieto es que el primero era un hombre culto, y el segundo en un inculto.

Mala uva se saborea para 2014.

*****

Uva amarga ante la violencia, cuando México ya es presentado en el mundo como un país de alta violencia en 2013 – se fue Calderón, pero no los muertos-, comparado inclusive con …¡Siria!  (Fuente: Academia Internacional en Derecho Humanitario).

Uva amarga en la carencia de estrategia y en la mentira, ante el anuncio vago del iracundo Manuel Mondragón y Kalb de que la Gendarmería Nacional “ya hizo su primera aparición en varias ciudades” (¿?). ¿Alguien ha visto a los cadetes de Mondragón? Más respondió su parrafada a quedar bien ante el Presidente que al inicio de una operación confiable. Total, dicen que el karateca ya hizo maletas por que dejará la seguridad nacional.

Uva amarga con los muertos de Peña Nieto: en once meses de su gobierno, 19 mil 16 ejecutados, reporta el prestigiado semanario Zeta, dirigido por la colega Adela Navarro. 50 diarios en promedio. El gobierno de Peña reconoce 18 mil 432 homicidios, de acuerdo con cifras del SNSP. ¡Ah, menos mal! En el discurso oficialista se ha borrado la palabra violencia como si así se acabaran los muertos. “Este gobierno es el de la República del silencio”, asegura Javier Sicilia. Tiene razón el poeta.

Uva amarga con las guardias comunitarias cada vez mejor armadas y más presentes: ya operan, mandan y disponen en diez estados. A la cabeza Michoacán y Guerrero.

Uva amarga con 2,421 secuestros en el gobierno peñista hasta el 13 de noviembre pasado, de acuerdo a cifras de la valiente Isabel Miranda de Wallace a través de la Organización Alto al Secuestro. Peña Nieto ordena combatirlo…un año después. No podrá con este delito por una razón de peso: no tienen ni elementos ni programa ni estrategia.

Uva amarga en lo económico, ya que ningún indicador apunta hacia el crecimiento sostenido.  “Crecer por decreto ya es cosa del pasado”, advirtió el coordinador panista en San Lázaro, Luis Alberto Villarreal. En ello tiene razón: error histórico decretar que vamos bien cuando no es así. Y hoy Peña cae en esa irresponsabilidad.

Uva amarga en el empleo, pues se reporta que de diciembre de 2012 a octubre de 2013, se crearon prácticamente un cuarto de millón de empleos menos en comparación al mismo periodo de 2012.

Uva amarga para los pequeños comercios, ante la criminal Miscelánea Fiscal impulsada por el gobierno y avalada y alabada por el PRD. “Muchas microempresas cerraron ante la baja en las ventas derivadas del frenón en la actividad económica; de las que sobreviven, muchas cerrarán sus puertas por que no pueden cumplir con las exigencias de Hacienda para seguir operando. Este camino parece una política expresa para aniquilar a los pequeños negocios del país”, advierte el especialista financiero Luis Enrique Mercado. Ni para dónde hacerse.

Uva amarga ante una realidad innegable: ¿de qué sirve una reforma energética, así sea eficaz, si la va a operar un gobierno proclive a la opacidad, repelente a la transparencia, al que no le gusta rendir cuentas de cara a los ciudadanos y que prefiere el discurso fácil por encima de los resultados confiables? Lo hemos dicho: el problema no es la reforma aprobada, es el gobierno que la manejará.

Uva amarga para el DF, navegando entre la violencia y el crimen organizado: joyería en el centro comercial Santa Fe, en hora pico y ante miles de consumidores, asaltado por un comando armado, mientras una mutilada viaja en el Metro y aparecen ejecutados por todas partes. DF ingobernable.

Uva amarga ante el desgobierno de Miguel Ángel Mancera y la parálisis de autoridad: sólo en 2013 hubo…¡7,910 marchas en la capital! Nada qué agregar.

Uva amarga cuando Peña Nieto dice que el 2013 fue “el año en el que México se atrevió a despegar”. Lo afirma, sí, en un spot. Se le olvida al Presidente que todos los aviones despegan, pero se estrellan aquellos que llevan malos pilotos. Y el año que recién terminó, es de vaticinios pesimistas.

Feliz 2014.

Twitter: @_martinmoreno