Con esta columna cierro la serie de entregas que he venido haciendo para SinEmbargo a propósito de este largo viaje por el otro país donde también viven los mexicanos. Cierro en el estado de California, donde mucha de la tierra es cultivada, es fértil, y justamente ha permitido financiar, esta, la séptima potencia del mundo.

Por Ricardo Raphael