Finalmente se cumplió la profecía y se rompió la alianza entre la cúpula magisterial, encabezada por Elba Esther Gordillo, y el presidente Felipe Calderón. En realidad lo que se quebró es una alianza de una década que tuvieron el Partido Acción Nacional y ese liderazgo magisterial. La salida del subsecretario de Educación Básica, Fernando González Sánchez, fue el acto ritual justamente de ese quiebre. Javier Corral, diputado de Acción Nacional, ha dicho que este es el gran momento para que su partido recuerde sus principios democratizadores de la educación y se decida a impulsar una limpia de cuadros elbistas de la administración pública federal, y de una vez avanzar hacia otros temas donde el PAN nos ha dejado a los mexicanos con una inmensa deuda.

Por Ricardo Raphael