Centros clandestinos de detención

Por - octubre 3 de 2011 - 0:04
Daños colaterales - 20 comentarios

 

“Había mucha gente, eran como mil personas, la mayoría hombres, la mayoría jóvenes. Torturaban, violaban, mataban; hacían con la gente lo que querían. Día tras día. Yo les serví durante meses. Luego, un día cualquiera, me dejaron ir con una advertencia: no digas nada porque te matamos. Y a tu familia, también”.

Esta declaración  pertenece a un sobreviviente de un campo de detención clandestino del Ejército mexicano ubicado en algún estado fronterizo. La identidad, por obvias razones, se reserva.

Otro testimonio: “Era como una unidad deportiva, un gimnasio. Todos estábamos con los ojos vendados, pero cuando me golpeaban se me movía la venda y podía ver. Al llegar, nos desnudaron. Me colgaron de las manos para tablearme. Pensaba que me iban a matar. Éramos varios. Sólo oía los gritos y el llanto de otros. Me decían: “Ya se nos murió uno. ¿Quieres ser el próximo? Coopera. Di que la Marina te rescató, – le exigían sus captores –, di que eres Zeta, que vendes droga, que eres del crimen organizado”, cuenta Daniel Rodríguez Morales detenido en un operativo de la Marina puerta por puerta en la colonia San Pedro 400 en San Pedro Garza García, Nuevo León y ahora  preso en la cárcel de Apodaca.

Uno más: “Nos secuestraron entre Ciudad Victoria y Matamoros. Nos salieron por una brecha. Dijeron que eran Zetas, que ahora íbamos a trabajar para ellos. Nos llevaron a unos barracones en el monte donde había más gente, todos hombres. Para divertirse se ponían a matar uno por uno. Nos tuvieron meses trabajando, hasta que me escapé”, dice un migrante de San Luis Potosí que anda buscando a su hermano en los anfiteatros de la frontera.

Y el último: “Entraron en la madrugada a las casas. Se los llevaron al Motel California de Miguel Alemán, Tamaulipas. Allí tenían instalado un cuartel los marinos. Los que han dejado ir, dicen que en ese lugar los torturan y que han visto como se les muere gente”, asegura el familiar de un desaparecido de Sabinas Hidalgo, Nuevo León.

Estos testimonios y otros confirman las sospechas de que en México hay Centros Clandestinos de Detención. No sabemos cuántos, pero si podemos determinar quien los administra: el crimen organizado, el Ejército y la Marina.

A lo largo de la historia, los campos de concentración han sido utilizados en distintos países para encerrar opositores políticos, grupos étnicos, religiosos o de determinada orientación sexual. Es importante señalar que a diferencia de un campo de prisioneros de guerra, los campos de concentración son utilizados para encerrar a no combatientes, sin juicio previo ni garantías individuales.

Durante la guerra de Felipe Calderón se han registrado violaciones sistemáticas de derechos humanos. El Ejército acumula más de 5,000 denuncias y la Marina continúa la senda de abusos e impunidad castrense. En ambos casos, hay casos documentados por la CNDH y organizaciones no gubernamentales, de tortura, ejecuciones sumarias y desaparición forzada.

¿A dónde van a parar todas esas personas detenidas por el Ejército y la Marina, sin una orden de aprehensión? Evidentemente a un campo de internamiento clandestino. Los instalan donde quieren: en una unidad deportiva como en San Nicolás de los Garza, Nuevo León; en un lienzo charro como en Hidalgo, Coahuila; o en un motel de paso como en Miguel Alemán, Tamaulipas.

Desde que Calderón decidió sacar el Ejército a las calles, el territorio nacional se ha cubierto de improvisados cuarteles. Los instalan por varios meses en cualquier lugar de la República. Los van cambiando de moteles, ranchos o recintos feriales, dejando un reguero de casos de desapariciones forzadas.

El confinamiento ilegal de ciudadanos sucede ante el silencio cómplice de muchos: diputados, senadores, jueces, ministerios públicos, periodistas, funcionarios de los distintos niveles de gobierno. La mayoría prefiere mirar hacia otro lado. Pero los casos abundan. Se calcula que hay más de 30,000 desaparecidos. No existen estadísticas, mucho menos cifras oficiales. Los desaparecidos se acumulan en las organizaciones civiles dedicadas a la defensa de los derechos humanos, ante la indolencia del Estado, ante la inacción del gobierno.

Estas instalaciones secretas empleadas por el crimen organizado y las fuerzas armadas tienen por objetivo estructurar un plan sistemático de desaparición de personas. Existieron en Argentina durante la dictadura militar. De 1976 a 1983 hubo alrededor de 15 Centros Clandestinos de Detención (CCD), divididos en dos categorías: los (LRD) Lugar de Reunión de Detenidos, con capacidad para alojar, torturar y ejecutar a una gran cantidad de personas y los (LT) Lugares Transitorios que tenían una estructura de organización provisional mientras los detenidos-desaparecidos eran trasladados a los otros centros clandestinos.

El plan de guerra contra el narco de Felipe Calderón incluye la desaparición forzada, la tortura, las ejecuciones sumarias de población civil. Si los generales y almirantes se dedican a violentar el marco constitucional bajo el pretexto de la lucha contra el crimen organizado, se convierten en vulgares delincuentes con patente de corso. Donde hay Centros Clandestinos de Detención, también hay paramilitares; y donde existen paramilitares, hay escuadrones de la muerte. Y en el México actual padecemos esta trilogía de la muerte.

Las conclusiones de la visita del relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos del 26 al 30 de septiembre son contundentes: el gobierno de Felipe Calderón no está aplicando mecanismos de investigación y búsqueda eficientes en torno a los miles de desaparecidos: “Las desapariciones forzadas son el tema que más preocupa a esta relatoría, porque es el más atroz de los crímenes, pues afecta a la víctima y a su familia, que es sumida en la peor de las angustias”, dijo el relator Rodrigo Escobar Gil.

Para llegar a las “narco-cocinas” como vulgarmente se les conoce a los campos de exterminio que existen en México donde se cuece en ácido, se pozolea, se calcina personas; primero los desaparecidos han tenido que pasar por Centros Clandestinos de Detención. ¿Cuántos hay? ¿Dónde están?

Jorge Semprún, sobreviviente del Holocausto, en el campo Buchenwald resumió su terrible experiencia antes de morir: ¿Sabe usted qué es lo más importante de haber pasado por un campo? ¿Sabe usted qué es exactamente? ¿Sabe usted que  es lo más importante y lo más terrible, qué es lo único que no se puede explicar? El olor a carne quemada. ¿Qué haces con el recuerdo del olor a carne quemada? … Yo tengo dentro de mi cabeza, vivo, el olor más importante de un campo de concentración. Y no puedo explicarlo. Y ese olor se va a ir conmigo como ya se ha ido con otros”.


Leer más sobre este autor

Es periodista especializada en cobertura de crimen organizado.


Publicaciones anteriores de


20 comentarios en "Centros clandestinos de detención"

  1. Karime 03/10/2011 a las 9:36 AM · Responder

    Es terrible leer estos artículos!!! Si, por un lado nos informan y por otro; desgraciadamente, aumentan la crisis psicológica que se ha creado alrededor de esta guerra contra el Narco. La inseguridad, el miedo con el que vivimos ya en este país; en el que tristemente personas como yo nos preguntamos para que? estos centros, las desapariciones forzozas, matar gente inocente, destruir familias completas…usted SanJuana lo sabe?

  2. Helena 03/10/2011 a las 9:56 AM · Responder

    Estremecedor, terrible y estpantosamente real.

  3. yomera 03/10/2011 a las 10:13 AM · Responder

    Total y asquerosamente falso. No se crean las patrañas que salen de la cabeza de esta pobre mujer.

    • Org12 03/10/2011 a las 10:26 AM · Responder

      Por qué dices que no es verdad esto que narran?, en que te basas para decir que es todo mentira, tan es verdad que hay más de un artículo sobre estos escuadrones de la muerte y paramilitares en México, es evidente que sólo opinas sin bases.

    • infoespoder 03/10/2011 a las 11:56 AM · Responder

      Este comentario es como de Minnie Mouse o algún personaje que vive en Disneyland

    • Armando Sànchez 03/10/2011 a las 12:21 PM · Responder

      Hola Yomera.
      Espero que tengas pruebas que demuestre, que lo que escribiò Sanjuana Martìnez, es falso.
      Por que no nos dices de donde tomaste la informaciòn para calificar de mentirosa a la autora del reportaje.
      Felicidades por tan estremecedor reportaje.
      Armando Sànchez

    • rafaMEX 03/10/2011 a las 2:18 PM · Responder

      lógico a alguien le debe de calar.

  4. Severina 03/10/2011 a las 11:29 AM · Responder

    Sanjuana, una vez más mostrando lo que otros quieren negar, que valiente eres, una periodista de verdad.
    ¿Qué argumentos tiene la persona que comentó anteriormente para negarlo? ¿Es de las agencias de información que pagan por llenar la red con comentarios positivos al gobierno?
    ¿ha recorrido el país paso a paso hasta saber que esto no pasa en ningún lado? ¿vive en otro país? O simplemente es una mexicana más con miedo que prefiere cerrar los ojos, no ver nada, y refugiarse en pensar que todos son mentiras.

  5. infoespoder 03/10/2011 a las 11:55 AM · Responder

    Es una pena que exista tanta y tanta gente con el cerebro lavado por Taravisa que no se da cuenta de cuántas de estas cosas suceden en el país, todo para que unos cuantos poderosos conserven su hegemonía. Al gobierno poco le importa su gente y este testimonio es prueba de ello.

  6. Carpan 03/10/2011 a las 2:06 PM · Responder

    Yomera, al parecer tu valor civil es tan poco que solo lo usas para descalificar e insultar, serguramente seras familiar de algun clérigo que se ha visto afectada con las verdades que ha publicado esta señora, no se vale escibir de manera anonima para insultar, ya que Sanjuana Siempre ha dado la cara para decir la verdad.

    siempre es una cucharadita de realidad leerle.

    saludos :)

  7. Juan 03/10/2011 a las 2:34 PM · Responder

    Como siempre, mis respetos al periodismo serio y objetivo, y ni modo mis estimados Trolles, la verdad no peca pero bien que incomoda no?

  8. hector martinez 03/10/2011 a las 3:11 PM · Responder

    EL PERIODISMO SIEMPRE HA ESTADO AL SERVICIO DE LA CLASE EN EL PODER, ESTE REPORTAJE DE VERDADERA INVESTIGACION ES LA EXCEPCION QUE ROMPE LA REGLA. NOS RECONFIRMA QUE LAS FUERZAS ARMADAS SOLO ESTAN AL SERVICIO DE LOS PODEROSOS , SI UN SOLO MUERTO ES UN GRAVE ACONTECIMIEMTO PARA CUALQUIER SER HUMANO, IMAGINATE LO QUE SON 50 MIL, ADEMAS DE LAS VICTIMAS A LAS QUE LES DAS VOZ, SERA UNA SUMA DE CRIMENES DE LESA HUMANIDAD INMENSA.

  9. daemon 03/10/2011 a las 5:15 PM · Responder

    pruebas porfavor pruevas señores

  10. DEnunciante 03/10/2011 a las 6:09 PM · Responder

    Sigan dandole atole con el dedo al pueblo de Mexico, son buenos para criticar pero a la hora de actuar se esconden como buenos cobardes, dejen que quien esta trabajando lo haga, o salgan a detenerlos ustedes los que les gusta hablar, los que se sientan a ver como la riega el vecino para criticarlos, quisiera verlos a ustedes aquellos que critican frente a un grupo de sicarios, enfrentarlos luchar frente a frente a ver si sacas en ese momento tus derechos humanos, despues de recibir cualquier cantidad de disparos, quiero verte a ti que criticas sin saber que hay detras de todo, tu que sabes juzgar sal a defender a Mexico quiero verte en la calle, quiero verte si despues de sobrevivir a un enfrentamiento vas hablar igual, si tuvieras un poco de conciencia dejarias de decir tantas tonterias, todos sabemos de sobra que nunca la violencia sera aceptada, nunca una guerra sera bien vista, yo la desapruebo, pero si eres bueno para establecer juicios sal y arregla el problema de lo contrario callete y no digas tantas pendejadas que me da verguenza saber que eres un Mexicano mas que no hace nada por su pais y que solo Dios le dio la boca para hablar estupideces.

    • mosh 04/10/2011 a las 12:10 AM · Responder

      Excelente. Comentario. Totalmente de acuerdo

    • ALX 04/10/2011 a las 11:20 AM · Responder

      “SAL A LAS CALLES A DEFENDER A MEXICO” en tu vago mundo de ideas cres que defienden a MEXICO los que salen a las calles armadaos hasta los dientes, violentando el trafico, la estabilidad emocional, y los derechos civiles.

      Te voy a decir quien defiende a MEXICO, los que salimos a trabajar dia a dia con el miedo de ser levantandos, o asesinandos en un enfrentamiento cruzado, los que aun con la angustia del que pasara hoy, les proporcionamos cobijo y seguridad a nuestos hijos, esos de a pie, que somos los mas afectados por los impuestos desmedidos, por la falta de garantias, por las arbitrariedades y la desantencion de un gobierno preocupado y aferrado en demostrar que salir a tirar balazos en las calles es la unica manera de liberar a este pais de la inseguridad, mientras los de cuello blanco aquellos que brindan amparo y cobijo a los delincuentes no se les molesta ni enjuicia, ellos los que le dicen al ejercito a donde ir o donde no meterse, o cuando quedarse callados solo cumpliendo ordenes aun que estas sean disparen a matar y luego hacen preguntas.

      Lo que deberia darte verguenza es intetar callar a alguien por emitir su opinion muestra de tu criterio autoritario e ignorante de los derechos constitucionales de los MEXICANOS, ademas cres saber lo que hace o no DIOS.

      Nosotros los de apie somos los que sacamos este pais adelante no el ejercito y su propelias, ellos solo son perros que obedecen a su amo, asi como los delincuentes obedecen a su capo.

  11. Carlinhos 03/10/2011 a las 9:13 PM · Responder

    Para Sanjuana todos los muertos son los que mata el ejército y la marina, los cárteles no han hecho nada, es más en Sabinas Hidalgo se dormían con las puertas abiertas hasta que llegó la marina, por dios quien va a creer en estas historietas de que todo pasa porque hay militares en la calle, es ridículo

  12. Rodolfo 03/10/2011 a las 11:46 PM · Responder

    Yo estoy de acuerdo con el Señor Videla… quiero decir con el Señor Franco… no… no… con el Señor Pinochet… ¡otra vez! quise decir con el señor DEnuciante… ahora sí.

  13. Pedro Martinez 07/10/2011 a las 1:13 PM · Responder

    En Monterrey, donde radica San Juana, nunca se le ve reporteando o cubriendo información que posteriormente publica como suya…
    Qué facil es escribir historias con fuentes anónimas y escribir todo tipo de “reportajes”… sin tener que probar nada

  14. juan 21/01/2012 a las 6:46 PM · Responder

    desgraciadamente todo esto que leí hoy es real lo digo por una experiencia de un familiar y CREAN LO es muy cierto todo esto ,,,mi familiar si esta bien gracias a dios por eso lo se

Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm