Envolver el cuerpo con un cuadro: el arte ritual de Mark Rothko

Por: - octubre 4 de 2012 - 0:02
Al filo de la red, COLUMNAS - 5 comentarios

 

Estudioso de Nietzche, toda su juventud este pintor trató de plasmar el eterno retorno de la tragedia humana. Después de una visita del historiador de las religiones Max Weber a una de sus exposiciones, se interesó por el arte como ritual y la experiencia de trascendencia de las artes que entonces llamaban “primitivas”. Y las dos últimas décadas de su vida formuló una estética abstracta radicalmente distinta y tradicional al mismo tiempo que sigue rejuveneciendo y crece. Nos conmueve e ilumina.

Por Alberto Ruy-Sánchez


Leer más sobre este autor

Es escritor y editor.


Publicaciones anteriores de


5 comentarios en "Envolver el cuerpo con un cuadro: el arte ritual de Mark Rothko"

  1. MARGARITA MAGDALENO 04/10/2012 a las 1:13 AM · Responder

    MI QUERIDO ALBERTO.
    SIEMPRE ES GRATO LEERTE…ME ENCANTÓ AHORA ESCUCHARTE.
    CURIOSAMENTE LA SENSACIÓN MÁS PROFUNDA QUE ME PROVOCA ROTHKO ES UN GRAN COBIJO ESPIRITUAL.
    TE MANDO UN BESO.

  2. Alberto Ruy Sánchez 04/10/2012 a las 1:22 AM · Responder

    Muchas gracias querida Margarita. Un beso.

  3. Joyce Buccio 04/10/2012 a las 8:45 AM · Responder

    Descubro que esta forma de entregarnos tus letras es extraordinaria,
    Nos permite viajar y conocer a través de tus ojos y tu fino acento
    En la belleza que esta esparcida en nuestro mundo. Agradecida.
    Difundir la cultura al alcance de un touch es un lujo de este tiempo.

  4. lourdes sanchez duarte 04/10/2012 a las 11:04 AM · Responder

    siempre me ahorro las portadas, las contraportadas, las reseñas , las criticas, y los etc y etc

    en verdad este petit recorrido nos avisa de un sendero de luz, enorme

    rothko inicio un tiempo que no tiene termino, y por ser tan terraqueo es cosmico, ahora soy yo insertando etc…..con rothko es inevitable rothko

  5. susi 05/10/2012 a las 6:01 PM · Responder

    me encanto su voz y la forma de narrar!!!! gracias

Deja un comentario

comm comm comm