Parece que finalmente la izquierda mexicana va a tener candidato único. El PT, Convergencia y el PRD se han ceñido a un método impuesto sobre todo por los dos precandidatos, Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador. El método son un par de encuestas que esperan, siguiendo una misma metodología, arrojen los mismos datos y los dos precandidatos, los dos antiguos amigos, han decidido que aceptaran el resultado y dejarán que los partidos postulen al triunfador.

Por Ricardo Raphael