El Partido de la Revolución Democrática se está jugando algo más que una candidatura en este proceso para definir quien será el abanderado a alcalde en el proceso electoral de julio de este año. Y es que si este trámite les saliera mal, lo más probable es que pierdan la elección frente al PRI que trae a Beatriz Paredes montada en caballo de hacienda y con una amplia preferencia según casi todas las encuestas.

Por Ricardo Raphael