La desigualdad es el principal mal del mundo, la bomba “molotov” que podría derrumbar la civilización como hoy la conocemos, que no ha hecho más que crecer. México es un país tradicionalmente desigual y se agrava con la polarización que existe en el mundo. La desigualdad es nuestro principal problema político y moral. Sí por algo valdría la pena unirnos, hacer pactos, lograr consensos, es justamente para luchar contra la desigualdad.

Por Ricardo Raphael.