En el PAN un escándalo los está afectando por todos los frentes. Resulta que de cada 10 militantes supuestos que tenían, en realidad solamente les quedan dos. El 80 por ciento de su militancia decidió no asistir a ratificar su pertenencia a Acción Nacional. En cualquier parte del mundo esto sería gravísimo, un partido que se vacía después de dejar el poder. Sin embargo, habría que observar con mejor detenimiento qué es lo que le pasó al PAN.

Por Ricardo Raphael