La PGR no se quedó tranquila en torno al amparo que los jueces le entregaron a Elba Esther Gordillo con respecto al proceso que se sigue en contra suya en materia de lavado de dinero y crimen organizado. Le han añadido a las acusaciones de principio de año la de defraudación fiscal. Dicen que sus ingresos, que se anotan abultados, no corresponden a las declaraciones de ingresos que entregó a la Secretaría de Hacienda.

Por Ricardo Raphael