Es sin duda una buena noticia que finalmente el gobierno de Felipe Calderón se haya reunido con Human Rights Watch. Es desde luego una buena noticia que hayan acordado hacer una suerte de comité que va a revisar los casos mencionados por esta organización internacional. Sin embargo, dice Ricardo Raphael, el malestar que me provoca que el gobierno se haya tardado dos años en hacerle caso a las observaciones de esta organización importante en el área de derechos humanos.

Por Ricardo Raphael