Ya no es el empleo de los trabajadores lo que está hoy sólo en juego, también es el empleo del próximo Presidente de la República. No cabe duda, se está jugando mucho de su capital en las reformas de transparencia a control gubernamental, pero el principal juego que va a asentar un precedente sobre la forma de gobernar, de construir coalición de gobierno, sobre todo de ser comprometido con los valores de la democracia, bueno pues el tema laboral está siendo justamente emblema a este respecto.

Por Ricardo Raphael