Un jardín de rocas

Por: - agosto 15 de 2013 - 0:01
Al filo de la red, COLUMNAS - 4 comentarios

 

En el corazón de la ciudad prohibida de Beijing,
frente al Pabellón de la Felicidad y la Paz,
donde el emperador elegía a sus concubinas,
como un paisaje a la vez celestial y submarino,
se extiende un extraño jardín de enormes rocas.

Por Alberto Ruy-Sánchez

Leer más sobre este autor

Es escritor y editor.


Publicaciones anteriores de


4 comentarios en "Un jardín de rocas"

  1. Jakaranda Mortal 15/08/2013 a las 12:54 AM · Responder

    …piedras…poema….del jardín zen de la vida……eterno…

    ..gracias… por ese arte

    de la felicidad….

    en ..ver…..y hacer….poesía…

    felicidad

  2. Macarena Huicochea 15/08/2013 a las 8:48 AM · Responder

    Siempre he admirado tu manera de narrar , tanto porr escrito como cuando lees o platicas… eres de los pocos escritores capaces de acariciar el oido y el alma con las palabras, de apaciguar el corazón y sembrar en la mente nuevas imagenes y posibilidades de ver…me encantas!!!!!

  3. Cristina Pantoja Delhumeau 15/08/2013 a las 2:50 PM · Responder

    Sensible, sutil, precioso.

  4. Alejandra Canaán 16/08/2013 a las 9:21 PM · Responder

    Gracias por estos pequeños placeres que transforman mi cotidianidad.

Deja un comentario

comm comm comm