Con el cambio de estación la gente hace rituales que pide el cuerpo y, al lado del Sena, baila y hace bailar bajo los puentes despertando en el amor que pasa otras maneras de andar.

Por Alberto Ruy-Sánchez.