Los partidos aglutinadores de votación en el mundo están cambiando, los ciudadanos cada día están más hartos y descontentos con el sistema político y la representación partidista. Los ciudadanos del mundo cada día están más agotados de la forma en la cual se vive y sobrevive.

Un claro ejemplo lo encontramos en las Elecciones Europeas en donde en España los dos grandes partidos políticos PP y PSOE, algo similar con sus sanas distancias y comparándolos sólo con fines descriptivos para México, como un PAN y PRI. Pues resulta que estos dos partidos que se han repartido el pastel del gobierno desde los años 70´s estas pasadas elecciones han recibido por parte de los ciudadanos españoles el peor resultado en la historia de la democracia de ése país. Según datos oficiales han perdido poco más de 5 millones de votos y más de 32 puntos porcentuales respecto a las europeas del año 2009.

5 años han bastado para que el pueblo español manifieste su descontento con los partidos políticos que los han gobernado, un estado español que ha perdido lo mejor de su sistema en el Estado de Bienestar, que es la sanidad pública, un estado en el cual la vida cada día es más complicada, en donde comer carne de res es un lujo y pagar la hipoteca es una necesidad prioritaria so pena de perderla.

En México han bastado sólo 2 años para vernos inmersos en un grave problema de seguridad continua, de reformas constitucionales y de grandes repercusiones. Hoy en México se han aprobado las leyes secundarias en materia político electoral, leyes con errores, leyes realizadas al vapor y sin un estudio a conciencia, la idea de que sobre la marcha se pueden ir corrigiendo los errores. Una vez más los Diputados le dan la espalda a los ciudadanos, las candidaturas independientes encuentran su sustento en la nueva ley electoral, ahora aquél ciudadano que pretenda ser Diputado deberá presentar firmas por el 2% del padrón para poder ser registrado, entre un sinfín de disposiciones y tonterías.

Lo más grave es que al igual que Europa las elecciones 2015 pueden ser unas elecciones de castigo a nuestro PRIAN, hoy el grueso de los mexicanos viven con pensiones de vergüenza, con sueldos raquíticos y sin embargo al día de hoy el kilo de carne de res oscila sobre los 145 pesos, el kilo de cerdo a 78, el kilo de pollo a 75, y los huevos a 35, como dirían los clásicos que “huevos” un aumento del 33% respecto al primer trimestre del año.

A nivel mundial estamos viviendo un golpe al Bipartidismo, los nuevos partidos han surgido con un gran apoyo popular en Europa, faltará ver si en México se logran enviar representantes ciudadanos de organizaciones civiles, con calidad y solvencia moral y si los dioses así lo quieren que logren el registro primeramente.

Retomando las elecciones europeas el PP se encontraba tranquilo pese a el desplome de 2.6 millones de votos, algo así como 18 puntos perdidos y cerca de 8 escaños, pero ganaron una lucha con el PSOE quien ha obtenido el peor resultado de la historia 2,5 millones de votos menos, 15,7 puntos de caída y 9 escaños perdidos.

Ahora la diferencia con nuestro sistema de partidos, y con la cultura política es que en México veo muy difícil la creación de un partido como “Podemos” en donde un conocido presentador español ha ganado las europeas y empieza a ser un aglutinador de preferencias electorales. En nuestro querido México tenemos partidos estatales creados por una familia de hampones en donde el papá es el Presidente, la hija se convierte en Regidora, denuncian coacción por parte de los miembros de la familia para integrar el padrón y lograr el mínimo requerido, se arman asambleas aprovechando empresas o reuniones estatales o federales en donde sólo pegan una lona con la leyenda de la organización o pretenso partido y a disfrutar del dinero público y de las prerrogativas de los partidos políticos, seguramente en la próxima elección desaparecerán por falta de votos.

imagen1

En materia electoral los estados trabajaran a tope y los gobernadores y sus operadores buscarán a toda costa bloquear la llegada de candidatos ciudadanos o independientes, pues esto implica primero, un trabajo descomunal en cuanto al registro de los candidatos en los institutos electorales y segundo cada día se van convirtiendo en un inminente peligro para el sistema de partidos, pues lo ciudadanos cada día se irán volcando por sus pares, por quién verdaderamente los represente y no por aquellos que se olvidan por quién y para quién trabajan.

A falta de una izquierda real y fuerte en México, el camino sancionador de los ciudadanos será el apoyo ciudadano, ciudadanos organizados en pro de la democracia. De momento formalmente la euforia verde y no de la marihuana dio inicio ayer, 40 días de mundial de fútbol y nuestros legisladores han optado por discutir la reforma energética durante los partidos de México, así que a disfrutar de nuestra selección, de nuestra ilusión y pasión pero a estar pendientes de cualquier traición por parte de nuestro legislador.

Nos vemos la próxima semana…