La mentira del bullying y el mobbing

Por: - agosto 29 de 2013 - 0:00
Cacho en Sinembargo, COLUMNAS - 72 comentarios

 

Cuando tenía 11 años, a principios de los años setenta, aprendí a defenderme a golpes. Unos cuantos golpes de karate ensayados en algunas clases gratuitas a las que mi madre me inscribió de mala gana, ayudaron mucho. Era una niña flacucha, rebelde, con un cabello de afro que se ganaba las burlas de los chicos.

Además, comencé a ejercer un incipiente feminismo nacido de una indignación vital que me hizo intuir que lo que nos sucedía a las niñas no debía ser normal. No me parecían aceptables los manoseos en la calle, ni las frases soeces y violentas cargadas de amenazas de toqueteos y violencias sexuales, ni la manera en que los púberes se expresaban de las niñas que ya desarrollaban pechos o nalgas, ni los profesores que miraban con lascivia a las más bonitas.

Esas experiencias nos dejaban un sabor amargo a mis amigas y a mi, pero no todas nos rebelábamos. Algunas entraban en el juego, parecía menos peligroso no confrontar al agresor en la escuela. Sonreír ante un insulto o una nalgada, ante los niños que tirados en la escalera, con espejo en mano, buscaban los calzones de las chicas que debíamos llevar falda ese día; huir cuando en voz alta comparaban las piernas, el tipo de ropa interior o acaso la noticia a toda voz de que alguna de nosotras ya tenía vello púbico. Algunas nos rebelábamos contra esas violencias expresamente sexistas, otras hacían amistad con los agresores para evitar mayor maltrato.

Ellas era parte de la normalización de la violencia de niños contra niñas. Y cómo culparlas, si asumían que así era la vida y era mejor sumarse que sumirse.

Pero no éramos las únicas. Pude descubrir que la dinámica de la violencia era peor cuando los hombres la ejercían contra los hombres. Fue sólo hasta que decidí liarme a golpes contra unos patanes de sexto de primaria que tenían asolado a mi hermano pequeño (un niño dulce, estudioso e incapaz de ejercer violencia), que comprendí cómo funcionan las estructuras de poder en la construcción de la masculinidad.

Violencia psicológica, humillaciones constantes, golpes en los genitales o lastimaduras severas resultantes de jalar la ropa interior del niño al que otros detienen para que los más “hombrecitos” lo lastimen. A prueba, los niños estaban –y están– todo el tiempo en la necesidad de demostrar que en realidad se están convirtiendo en hombrecitos. Que no eran maricas, puñales, putos, viejas. Demostrar que se es hombre pasa por demostrar que no se es mujer. Y como los códigos culturales nos dicen (vea usted la televisión, el cine, la literatura clásica y contemporánea), que los mas hombrecitos son hipersexuados, confiados en sí mismos, deportistas, ligadores y seductores, y para cumplir ese paradigma tienen que practicar, por eso las niñas estábamos allí como conejillas de laboratorio, experimentando de todo, para ver qué sí funcionaba y qué no. Practicaban hasta dónde podían llegar, si podían robarse besos a la fuerza. Los códigos dictan que más fuerte es el líder que a más humilla, la infancia es también un laboratorio del ejercicio del poder.

Mis amigas que iban a escuelas sólo para niñas no vivieron esos infiernos; nunca faltó alguna chica violenta o las que abusaban del poder, las líderes moralinas; pero la violencia física no era tan clara y evidente como en escuelas mixtas.

En cambio, los niños en escuelas masculinas y/o militarizadas la pasaban fatal; varios incluso fueron violados, muchos de ellos guardan cicatrices de una infancia llena de miedos, de desconfianza y temor a los hombres con liderazgo y poder. Mi padre estudió en una escuela de ese tipo en los años cuarenta; la violencia de ahora, aparentemente, es menos que la de aquellos tiempos en que los adultos enarbolaban el valor de hacerse hombrecito a punta de manotazos, patadas y jalones de patillas.

Por eso me preocupa que en México se haya adoptado con tanta facilidad el anglicismo bullying. Porque hace creer que esto es un fenómeno nuevo, una violencia de niños y niñas malas, crueles y despiadados que ven demasiado cine violento, que juegan demasiados videojuegos lo cual les transforma en seres antisociales.

Hace unos días escuchaba a una experta; según ella el bullying es un fenómeno contemporáneo que revela que los niños se vuelven antisociales más fácilmente. Todos sus argumentos carecen de bases científicas y son, esencialmente, falsos y des-informadores.

En el año 2003, la SEP desarrolló una serie de manuales para abordar la violencia de género en las escuelas. Material preparado por expertas y expertos para educar al magisterio, a padres y madres y a estudiantes de primaria y secundaria. ¿Dónde está ese material?, ¿dónde, los grandes esfuerzos multidisciplinarios y la evidencia que se estaba documentando sobre la efectividad del uso adecuado de esos materiales formativos? Nadie lo puede explicar, porque lo de hoy es que se hagan libros sobre bullying, para explicarles a los niños que la violencia es mala, dolorosa, antisocial. Hay toda una corriente moralizadora antibullying que hace sentir a niños y niñas que ejercen violencias que ellos son el problema.

La adopción de anglicismos como éste (o como mobbing, que suple violencia y hostigamiento laboral), van de la mano de teorías norteamericanas que trabajan sobre las consecuencias y no sobre las causas, que elaboran discursos desde una visión muy lejana a la sociocrítica latinoamericana. Discursos que son ajenos al análisis de la construcción de las masculinidades y femineidades, es decir, ajenos a la perspectiva de género. La violencia en el ámbito escolar es un hecho histórico en México. Durante siglos el maltrato ejercido por las y los maestros contra estudiantes era respetado por padres y madres.

La violencia de niños contra niños, en el ámbito de la construcción de masculinidades debe ser abordada con una perspectiva que permita a toda la población escolar entender las muy diversas formas de ser hombre; el trabajo de integración debe partir del reconocimiento de ese fenómeno. Para evitar la violencia, en ocasiones extrema, homo y lesbofóbica en escuelas, hay que deconstruir el discurso binario de niño/niña heterosexual. Para que las niñas entiendan por qué sienten que sus derechos son violentados y a pesar de ello van asumiendo que es mejor ser sumisa o agresora que víctima indignada, hace falta trabajar los modelos de feminidad, la diversidad y su valor.

Una maestra me dijo recientemente que les dieron una plática de bullying en su escuela, que quieren promover una ley contra esta “nociva práctica moderna”. Nada más falta que algún diputado ignorante decida convertir en delito la violencia infantil, la violencia de género en la adolescencia o la violencia escolar. ¡Policías en las escuelas, nada más contraproducente!

Hace falta volver a nombrar las cosas por lo que son, entender sus orígenes, argumentarlas dentro de su propio contexto sociohistórico. Lo que nos urge en todo el país es utilizar las herramientas ya existentes para abordar estas violencias desde la perspectiva que desde hace años propone el feminismo: para desarticular una violencia necesitas conocer y entender sus orígenes y los mecanismos e instrumentos sociales e individuales que la alientan y perpetúan, sólo así puedes incidir en la transformación social. Haz de cada persona un agente de cambio de su propia vivencia. Quienes verdaderamente quieran trabajar para prevenir, sanar y erradicar estas violencias de la infancia y adolescencia, deberán dejar atrás el miedo de nombrar el machismo, el sexismo, la misoginia, la homofobia y el racismo como los elementos del andamiaje cultural de los malos tratos entre ellos y ellas.

Leer más sobre este autor

Es periodista y activista.


Publicaciones anteriores de


72 comentarios en "La mentira del bullying y el mobbing"

  1. Mar 29/08/2013 a las 1:11 AM · Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto por usted, y resulta recalcitrante escuchar a los jovenes y adultos decir que este fenomeno es reciente.

    Por favor.

    Saludos Sra. Lydia

    • Gabriel 29/08/2013 a las 11:32 AM · Responder

      Hace poco mi ciudad, Hermosillo, saltó a la luz por el episodio de un niño que ahorcó a una niña en una escuela ante la presión de sus compañeros. Sin dejar de lado lo que pudo haber sentido la niña, sin duda una víctima, el video hacía evidente que el niño no actuaba por iniciativa propia, lo que no ven muchos porque implica reconocer nuestras propias responsabilidades es que ese niño también es en cierta forma una víctima. Sin embargo la reacción de una de mis amigas era exigir que a ese niño lo metieran a la cárcel de por vida porque era un futuro violador. Que falta de sensibilidad. A quienes piensen que el bullying es algo nuevo o un problema tan sencillo como pensar que hay niños buenos y niños malos, les recomiendo “La ciudad y los perros” de Vargas Llosa, si ese libro no te sensibiliza aunque sea un poco no sé qué podría hacerlo.

      • El Mexicano 29/08/2013 a las 6:28 PM · Responder

        Mar, Gabriel y todos los demas,

        Hay un libro excelente acerca de como el ser humano se puede transformar en y desde la infancia en un ser altamente agresivo y violento. Este libro expone claramente como son usadas las experiencias, ideas y conocimientos obtenidos en cierto momento de la infancia para agredir y obtener poder.

        Libro: “El Señor de las Moscas”

        Autor: William Golding

        Esta obra se convirtio en pelicula y puede ser vista en el sitio donde se han almacenado muchos videos y peliculas. No se si sea correcto escribir el enlace, pero es el sitio mas popular e inicia con you…..

        Si no han visto la pelicula o leido el libro, se los recomiendo.

        Pero, lo importante seria que erradicaramos esta violencia que nos esta ahogando, que esta destruyendo nuestro humanismo. Deberiamos de iniciar nosotros, la sociedad mexicana, una campaña nacional, permanente, para enseñar buenos modales, a saludar, a conversar, a sonreir al projimo.

        No es dificil propagar las ideas de la civilidad, el respeto, el buen trato hacia el projimo. Los paises escandinavos son los que han alcanzado los mas altos niveles de civilidad.

        Saludos y paz a todos.

        El Mexicano

    • RompeVidriosPejesoy132 29/08/2013 a las 9:01 PM · Responder

      El acoso entre alumnos es “moderno” pero es expuesto de con esa palabra para vender mas libros sobre “innoviaciones” psicologicas..

      La neta es que lo que esta de supermoda es la ultra-impunidad-rampante que no nadamas la gozan delincuentes y ladrones o politicos…. tambien chavitos y chavitas de escuelas publicas Y PRIVADAS.

      Le rompen la clavicula a un chavo en una primaria publica y la reaccion “normal” seria expulsar a el agresor o los agresores y tratar de indeminzar al niño por los gastos de hospitalizacion PERO no.. nuestros encargados directores de escuelas PRIVADAS y PUBLICAS EVITAN a tooooda costa entrar en un problema adicional, por flojera, por miedo o complicidad….. la reaccion??_

      “no podemos expulsar a los muchachos por que son dos colegiaturas que dejarian de ingresar a el presupuesto de la escuela”

      Los chavos asi tienen comprada su impunidad y solo es cuestion de dias para que la siguiente agrecion sea peor….

      Mientras un director de escuela no vea el problema de acoso y violenia entre compañeros como un CASO JUDICIAL que amerite ir al Ministerio Publico pues no se tomara en serio esto.

      no pasara de ser una anecdota.. .. inclusive se ha llegado a culpar a la victima, tal y como lo hacen nuestras policias…

      OTRO GRAN articulo de Doña Lidya Cacho que bueno que escribe neutralmente sin atacar al PRSIDENTE PEÑA como lo hacen los lacayos de Lopez fieles y perrunos a Su Führer.

      • vlado 30/08/2013 a las 5:05 PM · Responder

        Me da tanta ternura tu comentario.. toda esa pésima ortografía solo quiere decir que tuviste demasiadas carencias educativas; o tal parece que te educo la tv, deja de ver tantas novelas, por eso es bien fácil engañarte, luego andas pidiendo trabajo a destajo y todo por una torta y una gorra…

        • Luzdeluna 30/08/2013 a las 6:37 PM · Responder

          De acuerdo con vlado, una vez más metiendo un estandarte político que no tiene nada que ver con la discusión. Es un problema de varias aristas y que se ha ignorado por décadas, mientras los gobiernos sean de la corriente que fuere, no informan a la población de que la violencia no es normal en ningún sentido y no establecen reglas y responsabilidades claras el problema no se va a resolver.

      • leo77 01/09/2013 a las 12:51 PM · Responder

        Deberías poner tu patético comentario en donde corresponde (a la cola) en vez de anclarte en el primer comentario como haces siempre con tal de que la gente te lea pero pobre de ti porque nadie te lee, ya saben de que pie cojeas.

  2. Humberto Reyes 29/08/2013 a las 1:52 AM · Responder

    Eso mismo pienso yo Lydia, de hecho creo que el acoso escolar (o Bullying) siempre ha existido solamente que por el contexto (de la escuela, claro) le pusieron nombre, ¿qué nadie recuerda el vídeo musical de Jeremy de Pearl jam? :) Aunque efectivamente, la agresividad y la violencia son patrones que se repiten como has señalado, esa cultura machista de la rudeza :/ saludos Lydia! :) a que te leo desde Mexicali

  3. Jesús Franco 29/08/2013 a las 2:14 AM · Responder

    Ufff, como olvidar por ejemplo, que de los presos políticos del CGH, de los varones, todos nos sometimos y sometimos a los demás, al ritual “amistoso” del “calzón chino”. Y cuando hubo tímidas voces que decían que eso no estaba bueno, todos, desde el más cristiano hasta el más “marxista” nos encargábamos de alinear al varón disidente a la reproducción de la violencia, hasta que se sintiera identificado con el rebaño.

    Y eso, allá a principios del 2000… pero sí, esa violencia sexista y racista, está muy arraigada en nuestra sociedad, aún entre sectores que se reivindican “laicos” o “progresistas”, por ejemplo, es deplorable la discriminación que todavía se ejerce, por ejemplo, contra los niños que profesan otra religión, como los “Testigos de Jehová”, sobre todo si se niegan a participar en los ritos de deificación del Estado, o más cotidianamente, los mismos de reproducción de la violencia que ahora con la etiqueta de bullying nos presentan como algo ajeno y hasta “moderno”.

    • Francisco González Pulido. 29/08/2013 a las 8:23 AM · Responder

      Y usted se remite al 2000. Yo me iría hasta los años ’70.

  4. El Mexicano 29/08/2013 a las 2:18 AM · Responder

    Lydia, has escrito un articulo magnifico, excelente.

    No solo informas, si no que ademas, tu estilo, la logica de tus pensamientos para hilvanar el tema deja una huella de satisfaccion duradera en la mente.

    Lydia, en una region de Dinamarca, han establecido una ley que consiste en una multa a la persona que no diga ‘hola’.

    Desarrollaremos, nosotros los mexicanos, la voluntad algun dia de alcanzar el punto mas alto de civilidad humana?

    Tendremos algun dia la voluntad de educar a nuestros hijos enseñandoles a mostrar respeto por los demas a traves de las palabras y no agredir al projimo?

    Llegara el dia en que respetemos nuestro idioma, el castellano, a tal grado de que lo estudiemos y lo cultivemos para expresarnos con respeto, sin herir a nadie, y para ser mas precisos al momento de describir lo que tenemos en nuestra mente?

    Leo varios periodicos de Mexico, y en la seccion de comentarios, nos podemos dar cuenta de esa necesidad de agredir al proximo verbalmente. Por cualesquier motivo, algun o algunos mexicanos escriben voces que llevan un deseo enorme de herir, humillar, vilificar, tratar con vilipendio, etc. Se olvidan del tema y se dedican a exhalar lo que incuban debido a algun rencor u odio nacido por alguna circunstancia que tomo lugar en su infancia, adolescencia o en su primer estado adulto, lo cual tambien dispara ese mal habito que tenemos muchos mexicanos de tomar las cosas personales.Y esto, es debido a que ignoramos mucho.

    Muchos no sabemos comunicarnos y no nos interesamos por aprender. Esto se origina en la infancia, si en nuestros hogares no nos inyectan amor en la mente, respeto por los demas, no nos enseñan a saludar y a usar voces que conlleven paz y amor, es obvio que desde la infancia aprendemos a guiarnos por la violencia, por la agresion. Todo crece, todo tiene la tendencia a expandirse. Y el maltrato a los demas obedece esta regla. Basta con observar y estudiar lo que pasa en nuestro pais.

    Gracias Lydia, siempre trato de leerte y comprar tus libros. Eres una columna poderosa de la moral, columna tal que ha apuntalado a nuestra sociedad, en ti nos apoyamos muchos, y creo que tenemos el compromiso de ser mejores mexicanos para retribuir tu valentia. Desde un principo nos la demostraste.

    Tus tratados de antropologia, sociologia, politica, filosofia y sicologia han llegado a ser parte integral de nuestra cultura. Y de tu informacion, muchos nos hemos y seguiremos alimentandonos.

    Solamente una cosa, no dejes de compartir lo que tienes en tu mente, escribelo y sinembargo.com nos permitira leerte.

    Gracias Lydia, gracias sinembargo.com por darme la oportunidad de leer a tan Valiente Mexicana, tan grande como su valor e inteligencia.

    El Mexicano

    • Tania 11/09/2013 a las 4:23 PM · Responder

      A veces creo que no es la falta de comprensión de las palabras, es la falta de entendimiento sobre lo que la práctica, por que todos sabemos qué es el respeto, nos sabemos el lema de Benito Juárez, pero en la vida no lo llevamos a la práctica. Tienes razón al escribir que las opiniones de muchas columnas traspasan la libertad de expresión y el respeto ajeno. Es triste y lastímero leer comentarios llenos de ira, ya sea con insultos o con una fina escritura, pero demuestran la poca tolerancia que nos tenemos como seres humanos.
      Saludos y muchas gracias por el placer de leerles ….

  5. alejandro 29/08/2013 a las 7:40 AM · Responder

    Si queremos adultos buenos, hagamos a los niños felices.
    Educar al niño para no castigar al hombre.
    Tus errores como hijo, son mis defectos como padre.

    • Lupita 29/08/2013 a las 11:11 AM · Responder

      Oscar Wilde de la primera cita. Totalmente de acuerdo.

    • El Mexicano 29/08/2013 a las 6:29 PM · Responder

      Alejandro,

      Lo has dicho todo.

      Saludos y Paz

      El Mexicano

  6. José Alberto 29/08/2013 a las 8:01 AM · Responder

    Lydia:
    ¿Cómo pides hablar de el machismo, si tu misma te declaras feminista?
    Es como si un alcoholico le pidiera a un drogadicto que deje su vicio.

    Tu ODIO hacia los hombres es más que evidente.

    Saludos.

    • Alejandro Gonzalez 29/08/2013 a las 10:29 AM · Responder

      Usted cree Doctor?

    • Gabriel 29/08/2013 a las 10:31 AM · Responder

      Oye José, vuelve a leer tu comentario, para que te des cuenta que no tienes ni idea de que es machismo y feminismo, suenan parecido pero ni lejos significan lo mismo aplicado a diferentes sexos, una busqueda básica (menos de un minuto en wikipedia) nos dice:
      feminismo: El feminismo es un conjunto heterogéneo1 de ideologías y de movimientos políticos, culturales y económicos que tienen como objetivo la igualdad de derechos entre varones y mujeres
      machismo: El machismo, homónimo opuesto al hembrismo, expresión derivada de la palabra “macho”, se define en el DRAE como la “actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres”
      Logras ver la diferencia? Bueno solo quería demeritar tu comentario idiota aludiendo a tu palpable ignorancia, que tengas un buen día.

    • Guadalupe Vera 29/08/2013 a las 10:40 AM · Responder

      Josè Alberto: le informo que el feminismo:
      No es lo opuesto de machismo
      No es antagonismo entre mujeres y hombres
      No es mujerismo
      No es sexismo
      No es odio hacia los hombres
      Que tenga usted un buen día.

      • amir 30/08/2013 a las 8:19 AM · Responder

        Totalmente de acuerdo, aunque lo mas seguro que el Sr Jose Alberto sea un “Troll”

    • Lupita 29/08/2013 a las 11:17 AM · Responder

      Me sumo a los comentarios aclaratorios, al ver tu “confusion” de lexico. Un alcoholico es alguien enfermo ya que padece una fuerte necesidad de ingegir alcohol. (AA, Al-Anon) Estos se dividen en alcoholicos activos y alcoholicos sobrios, los primeros son los que siguen co la ingesta de alcohol, los segundos son los que por decision propia y mediante algun programa ( como Alcholicos Anonimos) dejan de beber, pero no por ello dejan de ser alcholicos, su enfermedad siempre estara latente. Muchos de los denominados alcoholicos sobrios, dedican parte de su voluntariado a ayudar a otros adictos a alcanzar la sobriedad. Hablan porque saben el infierno que padecen. Saludos.

    • KARL 29/08/2013 a las 5:08 PM · Responder

      JOSE ALBERTO,

      DEMUESTRAS QUE LA IGNORANCIA ES INFINITA…
      NO TIENES IDEA DE LO QUE ESCRIBES. SEGUN TU EL FEMINISMO ES IGUAL AL MACHISMO.
      SERA POR QUE SUENAN CASI IGUAL?

      CON TU LOGICA (IRRACIONAL) SERA LO MISMO PUTISMO QUE PURISMO???

      TE LA BAÑASTE CON SU ODIO A LOS HOMBRES… SOLO TE FALTO ESCRIBIR QUE ES LESBIANA… DAS PEÑA… TAL VEZ EN TU INFLANCIA TU ERAS DE LOS QUE ACOSAN A LAS NIÑAS PARA SENTIRSE HOMBRECITOS…

      PONTE A LEER Y LUEGO OPINA…PORQUE TUS DOGMAS SON DE LA EDAD MEDIA…

    • Lydia Cacho 29/08/2013 a las 5:43 PM · Responder

      José Alberto
      Nombrar correctamente: la contraparte del machismo es el hembrismo, de la misma manera en que el feminismo sería equiparable a una filosofía de masculinidad integradora, sociocrítica e igualitaria, esas masculinidadess que no reivindican los valores machistas y patriarcales que promueven las violencias de las que hablamos en el artículo. El feminismo es una corriente filosófica muy interesante, te recomiendo que leas a Marcela Lagarde, o busques algunas definiciones de feminismo en Wikipedia sí tienes tiempo. Así el diálogo será más fructífero.
      No, no odio a los hombres, con los años aprendí a abordar la violencia de una manera diferente, comencé por reconocer que no era la salida para nadie.
      Lydia

      • Naya Gutierrez Pinzón 04/09/2013 a las 9:00 AM · Responder

        Muy interesante aporte a la reflexión sobre la cultura patriarcal y su relación con las violencias. Interesante debate en los comentarios.
        A mi parecer nos desgastamos buscando nombrar de maneras distintas, más “novedosas” y creemos que si se nombra en inglés tiene más fuerza o es más contemporáneo pero no queremos ver las verdaderas raíces y entramados que han perpetuado la violencia en todos los escenarios de nuestra vida, las condiciones sociohistóricas en las que se ha engendrado los problemas que hoy consideramos como contenmporáneos.
        Maestros y maestras hemos caído en la trampa de actuar frente a situaciones históricas como moda o por imposición de discursos que son ajenos a nuestras realidades y con ello realizando actividades por un poco de recurso económico a proyectos o iniciativas que la combatan, siendo un deber y un reto mayor de la escuela, afectar y trabajar para movilizar todas estas prácticas y discursos que avalan la violencia como opción de las relaciones humanas.
        Gracias desde Colombia.

    • El Mexicano 29/08/2013 a las 6:34 PM · Responder

      Jose Alberto,

      Lydia no nos odia, estoy seguro de eso.

      Creemelo, no tiene nada contra ti, ni contra mi. Solamente escribio su experiencia.

      Empecemos nosotros a terminar con esta barbarie. No nos agredamos Jose Alberto, no es necesario. No caigamos en las trampas de los que nos quieren dividir a traves de las diversas formas de agresion.

      Tu, Lydia, y todos los demas son buenos, grandes, y excelentes seres humanos. Jose Alberto, promulguemos la paz.

      Un saludo fraternal y paz.

      El Mexicano

  7. Nacho 29/08/2013 a las 8:44 AM · Responder

    Muy intenso artículo. Un comentario nomás.

    Descartando por un momento la idea sobre la influencia mercantilista sobre la discusión y el lenguaje relativos a la violencia (me resulta fácil creer que en efecto existe esta influencia y es determinante…, por eso digo “por un momento”), podría ser que bullying y conceptos-vocablos similares estén incorporándose para hablar de una diversificación del fenómeno de la violencia. Por ejemplo, de alguna manera hay que nombrar a éste cuando se extiende al ámbito de eso que se llama ‘redes sociales’. Al diversificarse los canales de comunicación también se diversifican los medios para ejercer la violencia y la dominación. ¿Será posible que al hablar de bullying o sexting el debate está tratando de incorporar este tipo de diversificación?

    • Enrique Villa 29/08/2013 a las 7:07 PM · Responder

      En lo personal, pienso que ese tipo de debates académicos que argumentan -implícitamente- haber llegado a nuevas conclusiones sin haber estudiado el problema estructural llegan a ser bastante obtusos y tienden a lo estridente y a lo coyuntural. Sí, definitivo que cierto tipo de recursos tecnológicos que no existían hace 30 años pueden multiplicar una condición preexistente de violencia normalizada, pero creer -como ciertos “especialistas”- que el origen se encuentra en la adopción de estos nuevos dispositivos es olvidar el carácter evolutivo del problema. Ahora se habla de las redes sociales como hace alguños años de los videojuegos -ahí estaba la muy cuestionable señora Hillary Clinton pregonando- y muchos siguen intentando encontrar las conexiones “directas” entre ambas variables, cuya esencia no es sino un determinismo tecnológico -vean si no, ahora de habla de redes sociales mágicas que comienzan “revoluciones”, crean “ciudadanía global” y una larga serie de ocurrencias. O, viendo esto de otra manera, podríamos decir que el bullying es el abuso contra las personas con mayores desventajas de la sociedad enmarcado en el contexto de la comunicación por redes… Nah!, la verdad es que suena muy chafa como teoría. Pensemos que la agresividad por medio de las redes sociales es una más de las muestras de violencia estructural normalizada que presenta muchas otras de sus expresiones en las escuelas, centros laborales, familias, medios de comunicación tradicionales y demás regiones de la vida pública y privada. Los aspectos que la autora presenta son perfectamente bien ubicables y la gran mayoría de las personas han podido verificarlo desde cerca. Pero esta violencia está tan normalizada que se considera parte del “aprendizaje” de la vida. Aquí no hay, realmente, aprendizaje, sino un sistema que ubica, tacha, relega e intenta eliminar a aquellos miembros de la sociedad que considera “débiles” (desde un punto de vista falocéntrico), lo cual no hace sino perpetuar los rasgos más primitivos de la muy autoritaria sociedad mexicana. Además, habría que decir que dicho abuso se nutre, también, del discurso clasista y racista. Una solicitud a Lydia: ¿podría usted recomendar alguna bibliografía o autores con obras sobre este fenómeno de violencia estructural? Gracias!

      • Nacho 30/08/2013 a las 3:23 AM · Responder

        Enrigue, muy interesante comentario (aún estoy tratando de entenderlo por completo), gracias por la discusión… Sin embargo:

        Cierto que el origen no se encuentra en la adopción o exposición a más y diferente canales de tráfico de información. No es lo que quise decir con mi conmentario. Adoptarlos o estar expuesto a los mismos cambia algunas formas de relacionarse (¿cuántos de los que respondieron aquí arriba a José Alberto con agresividad y burla -sólo porque el cuate exhibió su ignorancia al animarse a poner un comentario en una columna periodística- lo hubieran hecho si no existiera este canal pseudo-anónimo?, es más, ¿José Alberto hubiera externado su comentario?) y en consecuencia el lenguaje.

        Por ejemplo, el que me resulte fácil ver la película ‘Klass’ (http://www.youtube.com/watch?v=TJlQso4BRkU) de Estonia me da la oportunidad de compartir con mis amigos y familia de qué se trata la violencia escolar, algo que los manuales de la SEP a los que se refiere Lydia en su artículo no logran (porque no tengo acceso a ellos, y eso básicamente porque no me entero de su existencia). El orígen de esa interacción, hablar con mis amigos sobre la violencia escolar, no está en el hecho de que pueda ver la película en YouTube en mi Samsung Galaxy Note. Hacerlo facilita y enriquece lo primero (cuyo origen está en algo mucho más elemental y primitivo que es convertirse en padre). Es en este sentido que digo que ‘las facilidades’ que ofrecen dicho canales pueden ser precursores y diversificadores de la violencia escolar.

        En este sentido va mi comentario: bullying, sexting, mobbing o culaquier otro vocablo de esos podría ser un problema (nuevo o una evolución) tratando de adquirir un nombre, en el camino de, de hecho, terminar de definirse. Por ejemplo (y creo que es el mismo que tocas en tu comentario), eso que hace dos o tres años en algunos medios se llamó la ‘Primavera árabe’ en la que supuestamente las ‘redes sociales’ fueron un componente esencial, resulta que no era otra cosa que un eufemismo para tratar de dar la idea de que en algunos países árabes la gente se “encontraba con la democracia (occidental)” y otras patrañas bastante violentas (ver el reciente golpe de Estado en Egipto y las columnas de Robert Fisk en The Independent sobre ello).

        ¿Qué piensas?

  8. Yazmin 29/08/2013 a las 9:15 AM · Responder

    Creo que hasta hace unos meses hubiera compartido la misma opinión respecto a este tema….. sin embargo, me he sabido de los nuevos y preocupantes métodos de hostigamiento que los niños están aplicando inclusive ya desde preescolar, que definitivamente cambio mi posición, no cabe duda que los niños de ahora están mucho más despiertos e imprecnados con influencias altamente violencias y sexuales, asimismo el descuido de los padres repercute de forma negativa en su formación.
    Estoy de acuerdo que el bullying siempre ha existido, pero actualmente el grado de impacto es mucho más preocupante.

    • David 29/08/2013 a las 4:01 PM · Responder

      Muy buen punto, como bien se dice, no es nuevo, y esto a tenido gran alcance gracias al Internet y Redes Sociales, y opino igual que tu en el descuido de los Padres hacia los hijos, aquí Lydia con ideologías Feministas (nada cuestionables), habla de derechos de ambos sexos, solo me gustaría saber por ejemplo ustedes como mujeres, ¿que opina sobre esto del Feminismo y su construcción de principios del siglo XX, y ayudadas por poderes Facticos de los que ahora mismo siguen dominando al mundo?, me refiero a que estos movimientos han sido patrocinados por los mismo Amos de Mundo, para que precisamente las Mujeres tengan derechos (aunque a la fecha aun no hay igualdad total), pero he leído al respecto, ya que al permitir que la mujer ingrese en el ámbito laboral, por un lado, ellas cotizan, ósea pagan también impuestos al igual que los hombres, y por el otro, descuidan de sus hijos y por ende estos son educados por el Estado o Gobierno, yo se que esto suena misógino, pero yo no lo invente, esto lo he leído aquí en internet y hay varios vídeos en youtube que hablan del tema. Aclaro, no tengo nada contra el Feminismo, es solo una opinión, Saludos!

      • atenea 29/08/2013 a las 10:04 PM · Responder

        ¿Las mujeres descuidan a sus hijos por trabajar fuera de casa? ¿Y dónde están los padres de esos niños, ellos no descuidan a sus hijos por trabajar fuera de casa? El problema no es la conquista de espacios públicos gracias a la lucha feminista, el problema es que el machismo de los señores nomás no los hace entrar al espacio privado y asumir su corresponsabilidad en la crianza y la armonía doméstica.

    • El Mexicano 29/08/2013 a las 6:40 PM · Responder

      Yazmin,

      Tu aporte es iluminante.

      La violencia se ha incrementado. Desde los 70′s se empezo a glorificar la ignorancia y la vulgaridad en nuestro pais. Muchos han caido en esta trampa y hasta los han persuadido para que se sientan orgullosos de la ignorancia y vulgaridad.

      Empecemos nosotros a generar un ambiente de respeto cultivando y estudiando nuestro hermoso idioma, el castellano, cuidemos nuestras formas y comportamientos. Entre todos podemos crear un ambiente de paz, muy digno de nosotros. Si podemos hacerlo. Hagamos una campaña para inyectar los buenos modales que nos conduzcan a una civilidad elevada, somos merecedores de ella.

      Un saludo y paz.

      El Mexicano.

  9. Teresa 29/08/2013 a las 9:37 AM · Responder

    La articulación de la problemática existente en tu articulo es explícito, necesario que se entienda en un todo, no como algo por separado o que se resalte algún enunciado o palabra- haciendo referencia al comentario de José Alberto en lo relacionado a machismo y feminismo-. Denota el sentir o marco referencia de la persona. No hacer divisiones, clasificaciones o muestra de poder de genero. aprender al respeto y la tolerancia de convivencia son elementales para una sociedad mas equilibrada.
    Te felicito por la muestras de etica y valor que tienes para escribir y denunciar lo que esta fuera de todo orden así sea a los que sustenta el poder y que se suponen deberían ser ejemplos ciudadanos y no comportarse como reyes que se sienten dueños desde la tierra que pisan y todo lo que hay alrededor de ellos.

  10. Oscar David Perez 29/08/2013 a las 9:53 AM · Responder

    Imposible arreglar las palabras para expresar lo certero del artículo.
    Gracias por compartir.
    Saludos

  11. Eduardo 29/08/2013 a las 9:58 AM · Responder

    Mu bien escrito. Estoy de acuerdo con que el bullying no es nuevo, sin embargo se me hace muy bueno que se le esté dando tanta importancia hoy en día. Yo fui víctima del bullying y mi vida fue un infierno, del cuál participaron hasta maestros! Si con todas estas campañas se puede salvar un niño tan solo un día en su vida de tener paz, creo que se logrará algo bueno. Yo no tuve paz en tres años. Es momento de sensibilizar a niños y maestros del daño que pueden hacer y claro, también enseñar a los niños a no dejarse a manifestarse, tener a quién acudir. Saludos

    • El Mexicano 29/08/2013 a las 6:46 PM · Responder

      Eduardo,

      Siento que hayas tenido esa experiencia. Empecemos nosotros, si podemos, hay intereses enormes para que vivamos en un caos mental, tal parece que se insertan factores para que la violencia y el maltrato se expandan, lo estamos viviendo.

      Empecemos nosotros a sensibilizar a cuanta persona podamos, estamos tocando fondo, nuestro bienestar social esta desapereciendo.

      Conversemos para persuadir a que iniciemos a cultivar los buenos modales y el lenguaje respetuoso. Estudiemos nuestro idioma, el castellano, a traves del cultivo de las palabras nos dirigiremos con mas tacto, con mas precision y respeto hacia las personas que traten cada dia con nosotros. Demosles lo mejor de nosotros.

      Un saludo y paz.

      El Mexicano

  12. Alberto 29/08/2013 a las 10:11 AM · Responder

    Me fascina como Lydia puede explicar de forma clara y concisa los orígenes de un gravísimo problema y el porque las “soluciones” dadas son una bazofia. No puedo evitar recordar hace unos meses de un caso de violencia en una secundaria de Guerrero. En la página de un periódico, los comentaristas culpaban a los maestros (de la CNTE, claro) del suceso, pero nadie culpaba al hcho de que el estado llevará años infestado de sicarios que matan a granel, policias federales y soldados prepotentes y los grupos paramilitares ya añejos.

    El “bullying” no es un reflejo de la violencia cotidiana, es parte de la misma.

    P.D. Me parece increíble que en Internet aún haya gente que cree que “feminismo” es la contraparte al machismo. Años de campaña de desprestigio al movimiento rindieron sus frutos.

    • Lupita 29/08/2013 a las 11:22 AM · Responder

      Comparto tu ultima idea, pero no solo son campañas de desprestigio, lamentablemente vivimos en un entorno en donde la gente no lee, no se informa, si un periodico le presenta las 2 caras de la moneda de un tema, se confunde y no entiende que el periodico es solo el medio para presentar propuestas, lo toman como el periodico se contrapone. Como en el caso de Lydia en este excelente articulo muy bien argumentado y explicado.

  13. Jonathan 29/08/2013 a las 11:04 AM · Responder

    Muy buen artículo, das argumentos sólidos. Últimamente me ha interesado los estudios desde la perspectiva de género, que afirman lo que dijiste: Hay una construcción de la masculinidaad que tiene como componente central la violencia. Trabajos como “Trata de personas: padrotes, iniciación y modus operandi”, usan la perspectiva de género con éxito.

  14. esteban 29/08/2013 a las 11:06 AM · Responder

    en mis tiempos se le decia “agarrar a su puerquito” y no “buling” que habito tan deleznable y que afan de querer imitar costumbres y palabras extrañas a nuestra idiosincrasia, llamar boobies a la chiches, llamar derrier a las nalgas, nada de esto es nuevo, siempre ha existido, pero ahora se piensa que grabarlo y subirlo a internet es ser lo maximo, antes no habia internet, ni celulares con camara, ni facebook, pero los madrazos dolian igual, el chisme acababa con reputaciones, esto es lo mismo pero con tecnologia, nada cambia.

  15. Sergio Palomino 29/08/2013 a las 11:12 AM · Responder

    Las palabras pesan, literalmente, y de ahí la importancia de emplear la palabra acoso pues su carga emocional y referencia a hechos concretos dimensiona mejor el problema.
    Materiales, obras de teatro, videos, laminarios y estudios hay muchos.
    Lo que se requiere es dejar de ver como algo normal lo que no debe serlo, para ello, es importante sensibilizar a docentes, alumnos y tutores no desde una postura antagónica y descalificadora: yo estoy bien vs. tú estás mal; sino entendiendo el problema como una formación que puede ser modificada.

    Si se permite, se comparte que el próximo 7 de septiembre, la Asociación por el Bienestar y el Crecimiento impartirá un taller para saber cómo prevenir el acoso escolar, mayores informes en abcdesarrollo@hotmail.com

    Gracias.

  16. Paty Martinez 29/08/2013 a las 11:15 AM · Responder

    Yo creo que no debemos pensar que los gringos inventaron el concepto que ya existe desde hace mucho tiempo, lo que pasa es que allá lo llaman así, en México lo podemos llamar acoso, maltrato, violencia en la escuela.
    Ciertamente no es algo nuevo, pero ellos fueron los que comenzaron a difundir este tipo de hechos en youtube, y gracias a eso mucha gente hizo conciencia del problema, en estados unidos y en el mundo entero.
    Yo tambien fui victima de violencia en la escuela porque era inteligente y gordita, no tuve amigos porque me agredían siempre, me echaban agua desde el piso de arriba, me tiraban mi torta , aparte de soportar insultos día tras día.
    Es una pesadilla, por eso exhorto a los padres estar al pendiente de los hijos para que se den cuenta si ellos sufren de maltrato escolar.
    Apóyenlos, no permitan que su autoestima se vaya al suelo porque es cuando viene la depresión y después la fatalidad…el suicidio

  17. Indignación 29/08/2013 a las 11:35 AM · Responder

    Excelente artículo, Lydia. Esperaba una exposición del mobbing, también, dado que el concepto está en la cabeza del artículo. Quizá nos puedas ilustrar con otro texto en el que describas cómo los adultos incurren en prácticas de abusos en los centros laborales. ¿Qué le ocurre a un adulto cuando es víctima de abuso psicológico? ¿En qué ser social se convierte? ¿Y a las mujeres, cómo se les trata? Y ese odioso espejito, que quiere revelar calzones, ¿acompaña todavía metafóricamente a muchos hombres en sus centros de trabajo? ¿A dónde se van las miradas de los hombres cuando una mujer se da la vuelta en una oficina? Romper el espejito sería el desafío.

    • David 29/08/2013 a las 4:07 PM · Responder

      Es verdad, a mi también me gustaría leer el punto de vista de Lydia sobre el Mobbing, y creo que este es todavía mas preocupante, o no se. Saludos!

  18. Claudia Pérez Puente 29/08/2013 a las 12:30 PM · Responder

    Excelente análisis. Dicen que cada día, una aprende cosas nuevas.
    Hay que leer, estudiar y analizar antes de emitir un juicio, como sucede con muchos temas, y el del bullying, es uno de ellos.
    Gracias por la explicación y por abrir mi panorama.
    Excelente periodista y activista Lydia Cacho.
    Mis respetos.

  19. El Charro Negro 29/08/2013 a las 1:00 PM · Responder

    Lydia:

    Yo estudié en la Bartolomé seguro la conoces pues muchos compañeros se pasaron a tu escuela. Una amiga de mi salón nació con una pierna mas choca que la otra, después de tanta operación le terminaron infectando el hueso en el IMAN por lo que ella tenía que usar una prótesis en la pierna. hace mucho años de esto y 3 niños la molestaban gritando “NIÑA PATA DE PALO”
    Desde 4 año de primaria la sentaron junto a mi. Claro que nunca se dejó y se volvió muy agresiva con justa razón. Como ella no podía correr la situación era muy desfavorable para ella. Así que yo me puse en medio de estos TONTOS Y ESTÚPIDOS.

    No fue problema para mi pues ellos digamos tampoco tenían habilidades para defenderse al menos conmigo y en un “YA SE ACABÓ” me agarré a la trompadas con dos de los tres. Nadie me acusó pero pude hacer una buena amistad con esta chica.

    La base de todo a mi juicio es la falta de responsabilidad de los padres que justifican a sus hijos con: “SON NIÑOS, NO SABEN BIEN, ES UN ASUNTO DE NIÑOS, NO BAMOS A HACER UN DRAMA DE ESTAS COSAS TAN PEQUEÑAS” Cuando un padre se queja de esto con la escuela.

    NO HAY UN CASTIGO FAMILIAR, NO HAY REPRIMENDA Y DE HOMBRE A HOMBRE, MENOS PUES LOS PADRES CONSIDERAN ESTUPIDAMENTE QUE ES “NORMAL” QUE EL ACOSADOR HAGA ESTO, NO HAY SENTIDO DE RESPONSABILIDAD Y DE RESPETO EN LOS PADRES.

    TAMBIÉN HAY NIÑAS QUE MOLESTAN NIÑOS Y LEJOS DE OTRA VES SE CONFUNDE Y LOS PADRES DICEN “TU NO TE DEJES”.

    La educación empieza por la casa y la casa convertida en hogar. Los padres son en buena medida los instigadores o los promotores de que uno no sepa diferenciar el derecho legítimo a defenderse y el abuso y la agresión sin aparente razón alguna.

    ¿Después nos quejamos por que es nuestra sociedad así?

    Te estoy contando de la Bartolomé una escuela liberal donde el nivel cultural de los padres era muy alto y así pasaban las cosas.

    Ella se sentó conmigo de 4º a sexto año y hoy es una excelente persona y Dra.

    Pero no dejo de olvidar las estúpidas justificaciones de los padres!!!

    La sociedad hoy replica lo mismo en un salón de clases. Con la brutalidad y deshumanización de los victimarios en el crimen organizado y la trata de seres humanos!!!

  20. BG 29/08/2013 a las 1:00 PM · Responder

    Es un tema que sin duda debe atacarse con medidas concretas en la escuelas, pero sobre todo se debe trabajar desde la CASA…, y ahí si veo un largo proceso para crear conciencia sobre el tema y derrumbar tanto estereotipo, paradigma, usos y costumbres…

    Como bien dices, la infancia es un ‘laboratorio’ donde se ensayan y se forjan los roles víctima/victimario. La evidencia fehaciente es en el ámbito laboral, donde para la GRAN mayoría de los hombres es ‘normal’ hablar de forma despectiva y lasciva de sus compañeras de trabajo (‘Fulanita se ve bien buena con esos pantalones’, ‘se me antoja esta vieja’, ‘yo sí le daba’, ‘mira cómo viene vestida, se ve que quiere algo’, etc), ya sea en presencia de puros hombres, o incluso de hombres y mujeres. Como hombre, se me hace vulgar de mal gusto este tipo de comentarios, que sólo revelan el mediocre concepto que muchos ‘hombres’ se han forjado de las mujeres en general (bueno, con excepción de sus respectivas esposa, hermanas y mamás).

    Creo que, así como en la escuela, en el ámbito laboral también deben crearse y/o reforzarse mecanismos de prevención y denuncia, que imponga penas a quienes practican este tipo de acoso.

  21. El Charro Negro 29/08/2013 a las 1:37 PM · Responder

    Viva la censura de SIN EMBARGO!

    • KARL 29/08/2013 a las 6:54 PM · Responder

      ASI ES CHARRO.

      A MI TAMBIEN ME CENSURARON PORQUE ESCRIBI QUE JOSE ALBERTO TIENE UNA IGNORANCIA INFINITA Y QUE IGUAL QUE CONFUNDE MACHISMO Y FEMINISMO, TAMBIEN CONFUNDIRA PWTISMO Y PWRISMO…

      NI HABLAR LES FALTA CRITERIO A LOS QUE REVISAN LOS COMENTARIOS…

  22. Edith Lara 29/08/2013 a las 1:45 PM · Responder

    El acoso escolar es producto de la ausencia de valores y educación de la sociedad mexicana. Si ambos elementos existieran, el problema seria menor ya que desde el hogar y el medio ambiente en que se desarrolla el niño, el abuso seria algo reprobable. Tenia un compañero alto y fuerte que jamás abusaba de los mas débiles, la razón: creció leyendo comics de héroes con una ética inquebrantable como Kaliman o los 4 fantásticos. Conozco a sus hijos y son iguales a el, en cambio que podemos esperar de gente, maestros, padres de familia, alumnos, y la sociedad en general, que ha crecido con programas de televisa y con videojuegos. Nada.

  23. AMA 29/08/2013 a las 2:22 PM · Responder

    Artículo interesante, hay dos cosas que quisiera comentar, primero, como menciona Lydia el hostigamiento no es un fenómeno ‘moderno’ y ha estado en la humanidad desde que el mundo es mundo. Segundo algo que Lydia apenas esboza sobre el origen de esta y otras conductas ahora llamadas anitsociales que hasta hace poco se consideraban normales, es la Cultura pues son los patrones culturales los que dan el marco a lo que el grupo acepta como ‘normalidad’, nuestros comportamientos, ideas, creencias, tradiciones, tabúes, prejuicios y complejos colectivos son los que definen como interactuamos entre nosotros como miembros de la sociedad y nuestra sociedad con otras. Por eso más fácil dictar leyes que ‘normen’ el comportamiento de un grupo social, pero es casi imposible dictar cambios culturales. A un homofóbico se le puede aplicar la ley si agrede a un homosexual pero no se le puede exigir que lo acepte.

    Conocí a un colega que tenía una maestría en ciencias, muy inteligente, altamente eficiente en su trabajo, con conocimientos de cine y música, pero creía que el lugar de su esposa, era el hogar y cuidar a los hijos, se oponía abiertamente a que ella trabajara porque consideraba que en el momento que ella lograra cierta autonomía económica, empezaria a demandar igualdad y respeto. Mi punto es: la educación, entendiéndose como la acumulación de información y conocimiento, no garantiza la ruptura de los prejuicios culturales, quizá ayuda a cambiarlos poco o poco.

  24. Concepción Lozano 29/08/2013 a las 3:35 PM · Responder

    Admiro y felicito tu labor de difundir la problematica dolorosa de los niños víctimas de las organizaciones criminales en el mundo.
    Con relación al tema que tocas en esta ocación -bullying- te comparto un estudio breve, pero intenso del acoso laboral que puede ayudar a entender causas, origenes, acciones y resultados de este fenomeno:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_laboral

  25. Hector D Cardona 29/08/2013 a las 4:27 PM · Responder

    Definitivamente, el hoy mal llamado “Bullying” ha existido desde tiempos inmemoriales, algunos hemos salido bien librados , otros no, yo en lo personal me defendí y afortunadamente pude con el agresor, gracias a las sabias enseñanzas de un hermano mayor.Yo a mi vez aconseje siempre a mis hijos: “no dañes a nadie, no busques confrontación”, “pero si te agreden defiendete”, “jamas permitas un abuso de nadie”, “incluso de un profesor”.Otros no, y ya de adultos siguen sufriendo el recuerdo de haber sido agredidos de alguna forma. Los agresores siempre provienen de familias disfuncionales, o en su defecto el agresor esta siendo abusado por los padres o hermanos mayores, su desquite se da en la escuela, buscando al mas débil para sacar su ira acumulada en el hogar.Cuando “El débil” lo confronta entonces enfoca sus baterías a alguien mas, y así la cadena continua “ad infinitum”.En este marco se vienen conduciendo nuestro estudiantes, quizá ya no tan a la vista por la propaganda que se le ha hecho a este fenómeno, pero ahí esta , no ha desaparecido , como Ud. atinadamente comenta, mientras las causas no sean atacadas, este fenómeno no desaparecerá, porque el atacar consecuencias no alivia el problema, el asunto va mas allá…

  26. BC 29/08/2013 a las 5:07 PM · Responder

    Totalmente de acuerdo.

  27. Gabriela Muñoz 29/08/2013 a las 8:37 PM · Responder

    Me encantó tu artículo. Yo también fui de esas niñas manoseadas por tener pechos muy grandes a temprana edad. Aunque lloré mucho al principio, aprendí a defenderme igual, dando cachetadas cuando podía o evitando pasar por donde había un grupo de hombres jóvenes o viejos. Todos eran igual.

  28. carlos garcia 29/08/2013 a las 9:12 PM · Responder

    En el México de los años ’70 existía en efecto, algo parecido al fenómeno comentado, pero también, los compañeros nobles y desinteresados, nuestro país tiene una sociedad basicamente noble.

    Sinceramente creo que debemos de tener los límites muy claros pero tampoco irnos a los extremos.

    definitivamente no es con violencia como se cambia la violencia y un piropo o un comentario no degrada a nadie.

    Confío plenamente en nuestros jóvenes, (hablando como grupo) y como muestra comparto una agradable imagen que me quedó grabada de una visita que hice el día de ayer a la secundaria donde mi hija cursa el primer año.

    Como es clasico, jugaban en la cancha de basquetbol una cascarita de futbol algunos alumnos al final de las clases; pero en esta ocasión los equipos eran mixtos en partes iguales ( con una habilidosa señorita en uno de ellos) y además con un chico en muletas con una sola pierna.

    Los buenos somos más, exaltemos los valores y los buenos mexicanos, no se preocupen del mundo que les dejamos a nuestros hijos, ocupemonos de los hijos que le dejamos a nuestro mundo.

    saludos

  29. Shere Khan 29/08/2013 a las 9:49 PM · Responder

    Hace poco asistí a una “conferencia” sobre el bullying en la escuela Jardínes de Aguascalientes, y me sorprendí por el nivel tan bajo que tienen los maestro y la directora sobre este fenómeno. Concluí que, tristemente, los maestros y directores son, con su ignorancia, corresponsables en la generación del bullying.

    Mi hijo fue víctima del bullying en esa escuela, y nadie hizo nada por remediar esta situación. Mi hijo detestaba ir a esa escuela, cuando supe el por qué, indignado, acudí con la directora, con la maestra y con la encargada de atención psicopedagógica y lo único que obtuve fue indiferencia, ironía, sarcasmo y cinismo tanto de estas personas como de las maestros.

    En Aguascalientes, el Instituto de Educación necesita capacitar a sus maestros de manera urgente, como bien lo comentas: “para desarticular una violencia necesitas conocer y entender sus orígenes y los mecanismos e instrumentos sociales e individuales que la alientan y perpetúan, sólo así puedes incidir en la transformación social.”

    • El Mexicano 30/08/2013 a las 12:29 AM · Responder

      Shere Khan,

      En los setentas, empezo el bombardeo con peliculas basicamente, y eventos en ciertos estados donde inicio una moda musical con cierta letra, todo esto enfocado para inyectar ignorancia y vulgaridad en la las mentes de los mexicanos que lo permitieran.

      Esos grupos no pararon en esa metodologia, siguieron insistiendo, el siguiente paso fue tratar de convencer a esos mexicanos de que se sintieran orgullosos de la ignorancia y de la vulgaridad.

      Ese cinismo y sarcasmo que con frecuencia encontramos en mexicanos con y sin titulos profesionales es originado por esa metodologia.

      Lo que esta sucediendo en Mexico, la violencia, impunidad, secuestros, extorsiones es producto de esa maquinaria destructiva que se encendio para provocar lo que estamos viviendo. Todos estos movimientos financieros, economicos, politicos, fobaproa, tratado del libre comercio, etc. necesitaban cierto estado sicologico de los mexicanos para llevarse a cabo,

      Otro evento muy negativo y el cual causa tristeza es que desde los 70′s empezamos a pisotear nuestro idioma. Esto era necesario para que la ignorancia, vulgaridad, violencia, mediocridad, mezquindad, impunidad y empobrecimiento (de bolsillos y mente) fueran insertados de una manera silenciosa en nuestra mente y no nos indignaramos.

      Podemos ver que los programas de television estan diseñados para vilificarnos, inyectarnos ignorancia y vulgaridad.

      Todo esto se puede revertir si decidimos empezar a respetarnos, a cultivar nuestro idioma y empecemos a usar palabras que conlleven paz, amor, tolerancia, entendimiento, etc. todo con el afan de hacer sentir bien al projimo. Evitemos las agresiones de todo tipo.

      Es necesario y se ha llegado el tiempo de que empecemos a educar a nuestros niños, adolescentes y jovenes entre todos, asi les comunicariamos de una manera muy firme la idea de unidad, de comunidad, todo diseñado hasta alcanzar un nivel de civilidad muy elevado.

      Se puede, pero lo tenemos que hacer todos juntos.

      Un saludo fraternal y paz para todos.

      El Mexicano

  30. atenea 29/08/2013 a las 10:06 PM · Responder

    Lydia, imprescindible, clara y contundente, como siempre.

    Un abrazo

  31. ya existia 29/08/2013 a las 10:07 PM · Responder

    Hooola, al Bullying, lo único que me párese nuevo en el, es la palabra, por lo demás el abuso en escuelas y demás lugares siempre a existido, mucho de esa violencia viene del hogar, lo que se vive en casa, se transmite al exterior. Eduquemonos los adultos en todo sentido para transmitir buana enseñansa a nuestros hijos, crean en ellos gente sana que no piense en dañar o abusar en ninguna de sus formas sobre las demás personas, se hambre o mujer, generando un verdadero cambio al interior de la familia y así podemos generar un cambio positivo en la sociedad de la cual somos participes. Que estén bien amigos

  32. Izcoatl 29/08/2013 a las 11:10 PM · Responder

    Mas de lo mismo, el fuerte sobre el debil, siempre ha existido y se llama seleccion natural, para mayor informacion lea Teoria de la Evolucion de Cahrles Darwin y apliquelo al ser humano, dicen que si cada uno fuera un poquito mas egoista este seria un mundo mejor, si no existirian los derechos humanos como institucion la humanidad caminaria por otra senda mejor.

    Yo sufri lo que ahora llaman bullying y dejenme decirle a todos los expertos y catedraticos en psicologia, sociologia y todas las demas “-logias”, que siempre ha existido y existira, solo es necesario el hecho que cada uno sepa darse a respetar, citare un libro que dice:

    “Solo puedes pedir justicia, cuando tu, personalmente, estas dispuesto a aplicarla”

    El bullying, moobing y demas insensateces son unicamente alegorias que los debiles claman cuando no pueden o no quieren enfrentar algo que tienen que aprender…

    Simple y sencillamente “a darse a valer” o a respetar.

    • Sergio Palomino 30/08/2013 a las 9:59 AM · Responder

      Para opinar conviene estar informado.

      Quien sufre el acoso es una persona que carece del desarrollo de habilidades sociales para defenderse, probablemente porque proviene de un entorno familiar violento al igual que el acosador.
      Salir de esta dinámica requiere de fortalecer cuestiones de autoestima, manejo de violencia, comunicación, resolución de conflictos y manejo de una política de prevención y una tolerancia cero ante el empleo de la violencia, incluso de aquellas formas suaves que se emplean en la violencia de género.

  33. graciela 30/08/2013 a las 4:50 AM · Responder

    Bueno no ha podido describir mejor como desde tiempos pasados existia esta conducta de hacer victima de maltrato a alguien muy expuesto a ello, como los ninos y los adolescentes. Callar estos actos es incrementar la violencia; creo que estos chicos violentos viven ambientes opresores en casa y en la escuela estallan, ya es parte de un posible trastorno de caracter. En laa escuela es donde se repiten los patrones de conducta existentes en el hogar, para imitacion de modelos ahi estan los estudios de Bandura, y Psicologia de masas de S. Freud.

  34. alberto farrés 30/08/2013 a las 10:03 AM · Responder

    Excelente artículo. Me parece que si hay que reestructurar las prácticas comunes, desde el fondo. Estoy de acuerdo sobretodo con esta ola de nuevas corrientes y nuevos nombres que se le ponen a los conflictos de siempre.

    El bullying lo padecimos todos, y siendo honestos, lo practicamos todos, para que nos hacemos los inocentes. Siempre hubo a quien molestar y quien nos molestara, lo cual no lo justifica, ¿verdad?

    Me gustaría mucho hablaras de otra situación que también está, a mi parecer, sobrevaluada. Hoy en día, todos o la gran mayoría de los niños son diagnosticados o están por serlo con déficit de atención e hiperactividad. Cosa que en mis tiempos, tenía otro nombre y la solución que bien dices, la represión. Hoy, ante la incapacidad del sistema educativo de guiar e impulsar el empuje que tienen estos niños, deciden drogarlos, etiquetarlos, bajarles el ritmo. ¿Qué opinas?

  35. Laura 30/08/2013 a las 1:56 PM · Responder

    Pues si nada mas efectivo que un par de narices sangrantes y los puños adoloridos era lo que nos quitaba a nosotros generaciones anteriores al 2000 el yugo abusador de los demas… y no tiene nada de novedoso al que no acosaban por gordo, lo hacian por chaparro, o por alto, o por flaco o por que usaba lentes… etc etc

  36. Alberto López E. 30/08/2013 a las 4:24 PM · Responder

    Totalmente de acuerdo Contigo, Siempre es benéfico para nuestras percepciones echar una ojeada al pasado, y encuentro frases o sentencias que lo confirman, como la de Javier Aranda que dice que no necesariamente lo mas novedoso es lo último o lo mas reciente. Y otra mas antigua que dice que no hay nada nuevo bajo el Sol. Tener una perspectiva mas amplia, facilita la conclusión cierta.

  37. Sofia 30/08/2013 a las 5:33 PM · Responder

    Estoy deacuerdo que el abuso y maltrato infantil existen en México desde hace muchos años, pero no estas considerando que el bullying sí es un fenómeno social contemporáneo, el uso de las redes sociales en los menores solamente ha intensificado este daño, en su mayoría a nivel psicológico, en los niños. Lo grave de esto es, que en las redes sociales no existe el contacto cara a cara o la posible intervención de un tercero, de esta forma es que no vemos la reacción del otro, y todavía peor no se sabe cuando es suficiente y se debe parar. Tampoco vemos el daño que le hacemos al otro, pues no lo lastimamos físicamente, así que no podemos ver las señales de maltrato que podrían alarmar a los padres o maestros. De esta manera el bullying, un fenómeno realmente nuevo, sea tan preocupante.
    Creo es importante considerar estos nuevos fenómenos contemporáneos que la tecnología ha brindado, no sólo a nivel México, sino en el nivel mundial.

  38. Hugo Ojendiz 31/08/2013 a las 10:29 AM · Responder

    Estoy de acuerdo en la mayoría del artículo, excepto en lo siguiente:

    “…Y como los códigos culturales nos dicen (vea usted la televisión, el cine, la literatura clásica y contemporánea), que los mas hombrecitos son hipersexuados, confiados en sí mismos, deportistas, ligadores y seductores…”

    No son tanto los códigos culturales, aunque sí influyen, la raíz de este comportamiento es que somos animales. Siempre se nos olvida ese punto: tenemos hormonas, instintos, comportamientos primitivos que en su momento nos ayudaron a sobrevivir y a pertenecer dentro de la “manada”.

    Obviamente estos comportamientos ahora son complementados, traducidos, adaptados o atenuados por la “sociedad moderna” y el intelecto adquirido a través de la evolución biológica y últimamente la psicológica, cultural, tecnológica etc.

    Son instintos básicos que no podremos erradicar (de lograrlo estaríamos perdiendo lo que nos hace ser humanos) pero que obviamente debemos de aprender a sobrellevar.

    Saludos

  39. Antonio Quilón 02/09/2013 a las 7:16 PM · Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con este articulo, desafortunadamente existen pseudo especialistas en el tema que su misión parece ser vender libros. Recientemente trabaja con un grupo de sexto de primaria durante el ciclo escolar pasado donde se logro fomentar el respeto, la tolerancia y la equidad en el grupo, pero aquí nunca se trabajo el bullying directamente, de hecho nunca lo mencione, porque la forma de trabajar esto no es hablando de evitar el bullying sino de trabajar los aspectos que causan esto

  40. Adriana 03/09/2013 a las 5:17 PM · Responder

    Efectivamente, siempre ha existido y ha tenido mucha caras, a mí, a diferencia de ti, no me importa si le llaman bullying o le llamen como sea, lo importante es que se nombre. Lo que no se nombra no se ve, no se reconoce.

  41. Pada 10/09/2013 a las 5:08 PM · Responder

    El término bullying es nuevo, pero lo que describe ya tiene bastante años… mi mejor amigo, padeció mucha violencia escolar cuando iba en primaria y de eso, hace ya más de 15 años… Conmigo pasó igual y eso fue hace más de 18 años. Y en ese entonces minimizaban mucho ese fenómeno, como si ni existiera… De modo que me parece un tanto injusto y muy mamerto, que digan que se acaba de inventar .

  42. hortensia 16/09/2013 a las 9:52 AM · Responder

    Desde Ecuador , no podemos dejar de agradecer este articulo Lydia. Recientemente en nuestra ciudad en una pelea entre niños de 5 años han destrozado los testículos de uno de ellos y se nos llenan las bocas de palabras vacías que no van al fondo . Hablamos de violencias y somos integradoras y comprensivas y nadie pierde un privilegio y ahí nos quedamos . Difundimos tu trabajo por redes . abrazos .

Deja un comentario

comm comm comm