El poder de la verdad

Por: - enero 30 de 2014 - 0:00
Cacho en Sinembargo, COLUMNAS - 28 comentarios

 

Cada vez que he tenido enfrente a tratantes de mujeres y niñas, mientras les investigo en sus propios territorios, o a pederastas que supuestamente buscados por la ley comen muy a gusto en finos restaurantes de México, me pregunto cómo es posible que las y los periodistas podamos localizar a los políticos más corruptos y conseguir evidencias incontrovertibles o hablar con narcotraficantes, con explotadores de niñas, con lavadores de dinero vestidos de elegantes propietarios de casas de cambio, y el sistema de justicia mexicano argumente que no les encuentra.

Tenemos cientos de casos que podría enumerar, basta con leer las páginas de este y otros diarios para dar cuenta de la capacidad investigativa del periodismo; incluso activistas derechohumanistas como Lucha Castro, el padre Solalinde o don Raúl Vera han documentado suficientemente los delitos y quiénes son los criminales que los cometen. Pero hoy me concentro en un caso. Nuestro colega y corresponsal de medios británicos el reportero Guillermo Galdós llevó a cabo un extraordinario trabajo en video en el que entrevistó a Servando Gómez alias “La Tuta”. No solamente logró tener acceso a este personaje que, efectivamente parece salido de una serie de ficción; además Guillermo tuvo entrada a una de las minas de acero ilegales operadas por los Templarios y evidenció con entrevistas cómo las empresas chinas compran ilegalmente este metal y lo transportan abiertamente en el puerto Lázaro Cárdenas. Acero que llena inmensos contenedores con toneladas de metal y que las autoridades federales no han detectado (aparentemente). Tampoco las empresas chinas que operan este y otros negocios ilícitos en México son investigadas por el ejército, ni por el CISEN y mucho menos, según mis propias fuentes, por la agencia contra la delincuencia organizada SEIDO.

La gente que le maneja las relaciones públicas a este hombre considerado uno de los más buscados del país, entregó a Guillermo un video en que la Tuta está hablando desde el kiosko de un pueblo, justificando que si no fueran los Templarios quienes gobernaran Michoacán serían otros peores. El público está constituido por mujeres indígenas pobres cargadas de niños, por ancianos que le miran esperando sus limosnas mientras se acercan al final de su vida, y aparentemente han hecho la paz con su realidad: a Michoacán lo gobierna el narco y es mejor escuchar lo que ese poderosos señor tiene que decir. La Tuta, en un acto de magnanimidad no muy diferente a los de los candidatos a las alcaldías de zonas rurales de todo México, les entrega billetes para que compren leche a sus bebés y medicinas para sus enfermos. Soliviantar la pobreza a plazos para mantenerles miserables toda la vida.

Este ex maestro rural sabe que morirá algún día y explica con toda ecuanimidad que lo suyo (la fabricación de drogas, extorsión, secuestros y venta ilegal de metales) es sólo un negocio, si no lo hacen ellos, lo harán otros. De manera poco convincente pide perdón a la sociedad, advierte que sabe que no será perdonado. Mirando con toda tranquilidad al reportero, Servando uno de los más crueles asesinos y corruptores del país, dice que la violencia la han causado los autodefensas. Ellos, por rebelarse ante su poder narco-empresarial, ellas por cuidar a sus hijas y defenderlas de los tratantes Templarios; por defenderse se la buscaron. Si se hubieran sometido, parece decir el criminal, todo estaría en paz. Es un discurso preocupantemente similar al del gobierno mexicano, quienes se rebelen serán sometidos, las organizaciones civiles que no se sometan a la corrupción institucional será descalificadas, perseguidas y denostadas por los gobernadores.

Sabemos que no es cierto, que las masacres seguirían, porque la competencia para mantener el negocio de los ilícito es inmensa en este país y precisa de la violencia como instrumento de implantación del miedo y la autocesnura. El verdadero mercado del aprovechamiento de lo ilícito se lo están peleando los gobernantes y los narcos. La justicia no tiene cabida en esa batalla.

Durante años he investigado a las grandes mafias y sus estrategias para solidificar el negocio internacional de la esclavitud human; hace tiempo que comprendí y escribí que los delincuentes van un paso delante de las autoridades, pero imitan a la perfección las tácticas de políticos y empresarios corruptos para integrarse a la maquinaria feroz del ocultamiento simulado. La Tuta no está loco, creo que es un sociópata que ha seguido los pasos de los más poderosos gobernantes de México, de los más grandes empresarios dedicados al monopolio y al lavado de dinero, de los que han sabido llenar contenedores de productos que evaden impuestos, que roban propiedad intelectual, que se han apropiado de las aduanas.

Las estrategias y métodos de enriquecimiento ilícito de los líderes del narco mexicano están siguiendo los pasos de la mafia Yakuza, a ellos durante décadas la justicia japonesa “no los vio” aunque estuvieran en sus narices. Hoy la Yakuza logró lavar tal cantidad de miles de millones de dólares que está insertada en la parsimoniosa ilegalidad oriental; los gangsters asesinos y secuestradores son hoy banqueros, dueños de millonarios negocios, hoteleros y vendedores de drogas ilícitas que se venden en un mercado controlado libre de sangre, son gobernantes y congresistas, jueces y jefes policíacos. Ese es el modelo de empresa mafiosa que buscan reproducir sujetos como La Tuta y El Chapo, no sabemos que tan lejos estén de lograrlo.

Mientras tanto las autodefensas auténticas, el periodismo ético y las organizaciones no gubernamentales, somos el fiel de la balanza para evitar que se repartan el país en una suerte de Pax Criminalis. Aunque ellos no les quieran ver, nosotros seguiremos señalando sus nombres, apellidos, direcciones y la evidencia de sus crímenes, sólo así defenderemos al país, aunque lleve décadas, aunque a veces parezca indefendible.


Leer más sobre este autor

Es periodista y activista.


Publicaciones anteriores de


28 comentarios en "El poder de la verdad"

  1. el tarahumara 30/01/2014 a las 6:26 AM · Responder

    Lydia tu eres sin duda una de los pocos informadores honestos que deambulan por todas partes a que tengan acceso.buscando y encontrar lo que para bien o para mal afecta a los mexicanos .sin duda en muchos de tus escritos te juegas no solo tu integridad fisica. tambien te estas jugando tu libertad. México (el “gobierno”)se a desenmascarado ante el mundo con cinismo y la a tomado en contra de los no alineados sobretodo medios.el actual sistema de gobierno de México es solo una paradoja que pretende burlarse de la capacidad de inteligencia de sus gobernados. no es un secreto la intercontinental asociación entre lideres de algunos grupos criminales entre los que se encuentran a la cabeza varios “politicos”distiguidos mexicanos.el sujeto ese la tal tuta en el reportaje que los ingleses le hicieron. pone de manifiesto sin ningun recato la inpunidad o el privilegio de sentirse cobijado en sus actos delictivos por todas las furzas del poder gubernamental.sin importar que partido politico se encuentre en el poder. Lydia quedan muy poquitos informantes que sean confiables y en los medios incluyendo a sin enbargo. tu eres dicho con cinceridad una de las muy poquitas(os) que nos quedan en México.cuidate Lydia saludo con afecto…..

    • Lydia Cacho 30/01/2014 a las 12:06 PM · Responder

      Agradezco tu opinión, esa es mi sensación que la Tuta da por hecho que lo van a matar sus enemigos, que no teme ser arrestado.
      Saludos
      Lydia

  2. José Alberto 30/01/2014 a las 8:01 AM · Responder

    Excelente analisis Lydia.

  3. amir 30/01/2014 a las 8:16 AM · Responder

    Solo gracias a personas como Usted podemos estar seguros y confiar que tenemos VOZ.
    Excelente como siempre

  4. William 30/01/2014 a las 8:57 AM · Responder

    “…los gangsters asesinos y secuestradores son hoy banqueros, dueños de millonarios negocios, hoteleros y vendedores de drogas ilícitas que se venden en un mercado controlado libre de sangre, son gobernantes y congresistas, jueces y jefes policíacos. Ese es el modelo de empresa mafiosa que buscan reproducir sujetos como La Tuta y El Chapo, no sabemos que tan lejos estén de lograrlo.”

    Ya lo lograron desde hace tiempo. Un saludo, Sra. hermosa.

  5. eduardo perez 30/01/2014 a las 9:39 AM · Responder

    Muy respetable labor de la Tuta; Resulta que en EPMdejo con título de Presi. vende los Recursos que le quedan al País a trasnacionales!!! La Tuta hace lo propio, se Autonombró como Emprendedor Industrila Minero, Metanfinaminero, Terrorista y grán Operador de Relaciónes Publicas con el Gobierno( de ornato) actual y previos, para hacer Fortuna y repartir limosnas a tanto desempleado (Madres y adultos mayores) y extender sus Negocios a Estados circunvecinos,,,,por favor déjenlo operar sín licencia; El Gabinete de EPNdejo sí tiene toda clase de licencias, por que conla ignorancia del Pueblo se las otorgámos con nuestros Votos!!!!

  6. Luciano 30/01/2014 a las 9:43 AM · Responder

    Otra vez, Lydia y el mismo coro de paleros..No hay otra periodista en México tan aplaudida, extraño no? Hablando de verdades que bueno sería que unos de estos días aparezca “la verdadera historia de Lydia Cacho”. Hay un chingo de gente, a la cual manoseaste y utilizaste para tus “best sellers” que estaría encantada de entregar sus propias versiones. Aquí en Cancún, y a pesar de tu máscara de luchadora social, hay mucho que conocemos tu pasado y tus aventuras perredistas fracasadas.

    • Cristina Raya 30/01/2014 a las 5:42 PM · Responder

      Pues si tienes algo que decir, que sea basado en pruebas, no nada más tires la piedra y escondas la mano y tu identidad detrás de una computadora… Cobarde.

    • JB 30/01/2014 a las 8:37 PM · Responder

      Qué valor tienes para atacar a Lydia detras d la computadora, espero q tengas las mismas bolas para enfrentarte a un violador d niños

    • vlado 31/01/2014 a las 12:23 PM · Responder

      jajajaja trabajaaa una torta y una cocaaa!

      • MBetancourt 04/04/2014 a las 11:28 AM · Responder

        noooo, coca noooo, n se la mereceeee… mejor un frutsiiiiii!!

  7. Antony 30/01/2014 a las 10:09 AM · Responder

    De florera el artículo. Nuevamente recurre la ensayista , al refrito tutifruti del programa matutino de Carmen Aristegui. A veces el talento aflora , otras no. De siete la nota.

    • vlado 31/01/2014 a las 12:27 PM · Responder

      Disculpa, ¿algo así como los refritos de las novelas que ves en taravisa? limítate a comentar columnas que esten a tu nivel de comprensión, en otros lados te puedes ganar tu torta amigo… ánimooo

  8. Susana 30/01/2014 a las 10:30 AM · Responder

    Qué hacer Lidia, a parte de uno informarse y pasar la voz que mas hacer en el tiempo libre que queda después del trabajo, es muy complicado, ¿me explico? Solo leo escucho y veo noticias y me doy cuenta que esto esta avanzando a pasos gigantes pero no se de que manera podemos hacer algo el resto de la población. A penas nos queda tiempo de dormir con tanto trabajo y responsabilidades. Felicidades por tu trabajo. Seguiré leyéndote. Saludos.

  9. joal 30/01/2014 a las 10:46 AM · Responder

    Luciano y Antony: par de PEDEJOS paleros de quienes se mencionan en el articulo, y yo les comento que para realizar ese tipo de comentarios (de Lydia) se requiere tener la cola chiquita para que no se la pisen, ustedes la tienen? LO DUDO.

  10. Miguel Ángel 30/01/2014 a las 1:32 PM · Responder

    Buen artículo, auqnue no estoy de acuerdo del todo en que los delincuentes imiten al gobierno (que actualmente no es bueno ni para robar). Creo más bien que ambos son criminales y exhiben códigos de conducta muy similares. Es decir, la similitud entre templarios y gobierno no es prueba de que el crimen copie al gobierno sino de que el gobierno siempre ha sido delincuente, y siempre ha estado integrado por criminales.
    Viva la denuncia, las autodefensas y Lydia C.!!!

  11. David Urzúa 30/01/2014 a las 1:32 PM · Responder

    Apreciable Lydia, gracias por el artículo, pone la mirada sobre los hechos que vemos todos menos quienes asumieron la responsabilidad de saberlo. Una pregunta que siempre me hago, ¿por qué nuestro país genera este tipo de personas? Si tienes pistas, por favor menciónalas. Eres un ejemplo de periodista, humanismo y valor. Mis respetos y solidaridad con tu labor. Y no está de más decirlo: cuídate bien porque los hampones que develas son canallas sin escrúpulos. Lo mejor.

  12. Una ciudadana más 30/01/2014 a las 3:21 PM · Responder

    Lydia: Esto que dices me suena tan claro como “la banalidad del mal” de la que hablaba Hanna Arendt. La institucionalización de la maldad…y, al tiempo, nadie lo verá mal, sino como parte de la normalidad. Saludos.

  13. laura barrera lopez 30/01/2014 a las 4:33 PM · Responder

    Señor Lydia Cacho, es usted una persona maravillosa. Admirable por su quehacer periodístico.

  14. Antonio Murillo Rivas 30/01/2014 a las 7:46 PM · Responder

    Mis respetos para doña Lidia.

  15. Juan Carlos Arizpe 30/01/2014 a las 8:40 PM · Responder

    Lydia veo con tristeza que mencionas en tu artículo al obispo de Saltillo Raúl verá lopez, pero no has mencionado ni escrito nada, tu, que has sido la defensora de niños atacados por mugrosos pederastas entre los cuales se encuentran varios curas pederastas en la diócesis de este obispo. Ahora ha salido a la luz pública que este señor omitió denunciar en su momento ante a la autoridad competente los casos que el sabía constituían delito, aduciendo que en virtud de que los padres de estos niños no querían trauma sólo se hizo ante notario público. Cometiendo con ello la más flagrante omisión al no denunciar. Este tipo se ve en sus misas hablando sólo del fobaproa, de las autoridades que según el no cumplen con su obligación,pero no habla de la palabra de Dios y omite todas las tropelías que pasan en su diócesis…..ñ

    • Juan Chávez 30/01/2014 a las 10:20 PM · Responder

      Luciano: y te seguirá fastidiando hasta que
      El sistema Narco político se caiga y haya una
      Verdadera democracia, que poco te valoras
      Al vender tu comentario tirando tu basura contra
      Una verdadera periodista, adelante Lydia!

  16. elpadrino 30/01/2014 a las 10:23 PM · Responder

    Luciano y Antony, este parecito, mi estimado joal, me ganaste, pero a este parecito de Idiotas, no puede llamarseles de otra forma, retrasados, que no se dan cuenta de los verdaderos intereses de gente que los induce a pensar que es mas importante encontrarle una manchita, (si existiera)que el lodazal que trae el punto que estas tratando, Lydia, muy elocuente como siempre, tu participacion y felicidades.

  17. Mexica 30/01/2014 a las 11:30 PM · Responder

    Hooola, dios te acompaña siempre, admiro tu valentía, tu labor periodística que abre los ojos a quien te lee.

  18. Aurelio 31/01/2014 a las 12:14 AM · Responder

    Tu tema, Lydia, del poder de la verdad. Estoy de acuerdo en que la verdad es poderosa y digo yo que, de lo que hablas en tu columna, nada falta a la verdad. Pero tenemos tres problemas al menos, en todo esto, y ninguno es contigo, porque sabemos todos de tu valentía como periodista y como ser humano . Una, que son verdades que ya todos conocemos, y dos, que la verdad es poderosa pero solo cuando hacemos algo respecto a ella, no basta con decirla. Muchos sabemos además Lydia, como lo sabes tu también, por qué el gobierno no hace nada para acabar con esta pesadilla. No acaban con ella por la razón de que los, capos, jefes de bandas de tratantes de blancas y en general los criminales de alto rango en este país, deben tener kilos y kilos de grabaciones, videos y testimonios, respecto a la complicidad entre ellos y los funcionarios públicos de ese mismo rango y no solo de este país, sino de otros que están en estos negocios sucios y globalizados. Esas pruebas son su seguro de protección contra acciones que el gobierno pudiera tomar contra ellos. El tercer problema es que esto ya se convirtió en una bomba de tiempo. La angustia de la sociedad ya sobrepasó los límites en que se mantiene pasiva. Los funcionarios corruptos de alto nivel, y para decirlo pronto aquí necesariamente debe estar el presidente y expresidentes de México, y no por su gusto, sino porque desde hace años ya no son los manda mas en el pais, deben estar preocupados. La traición de nuestros gobernantes ha ido de la omisión a la complicidad velada con los criminales; de la complicidad velada a la confabulación descarada; y de la confabulación descarada al gobierno fallido.¿Qué va a pasar? No sé. Lo que me temo es que para que las cosas mejoren antes tienen que empeorar.

  19. margarita 31/01/2014 a las 10:23 AM · Responder

    Sra Lydia, gracias a personas como ustedes los reporteros, ( no todos), los que se juegan la vida por ofrecer la verdad, por todo lo que tienen que investigar , podemos darnos cuenta de lo que realmente pasa en el mundo. Muy bueno su articulo, esa es la verdad, cómo es que ustedes si pueden llegar a los lugares mas profundos y el gobierno no? pues solo hay una explicación, y es que el gobierno es el principal socio del crimen organizado, ellos lo saben todo, no habría mafias sin la cooperación del gobierno. Les recomiendo a sus lectores que vean las series que dicen y explican bastante bien en como funciona esto.”EL PATRÓN DEL MAL” ( la vida de Pablo Escobar) y “Alias el Mexicano” ahí se puede ver todas las conexiones del narco con los políticos, y cómo los reporteros arriesgan sus vidas por contar la verdad, las atrocidades que se cometen sin ningun tipo de escrúpulos, ya perdieron por completo el piso, ya no saben diferenciar el bien del mal, y todo por el poder, porque ya no es ni siquiera por el dinero, sino por el poder.. lo mismo que los políticos, ellos no se manchan las manos de sangre literalmente, pero si matan gente aprobando leyes que venden al país, van matando de a poco, gente sin trabajo, sin educación, creándonos un miedo para poder someternos, es lo mismo que el narco. El narco es un espejo del gobierno. Seguiré leyéndola…

  20. May Ríos 02/02/2014 a las 3:33 PM · Responder

    Hola Lydia gracias por existir y res de España.istir la admiro profundamente. Le escribo desde Valladolid

  21. Alejandra R 03/02/2014 a las 12:19 PM · Responder

    Así es Lydia. Y habrá que ver si realmente los gobernantes harán valer sus promesas anti corrupción. Sería como darse un tiro en los pies. Cuídate mucho…te necesitamos.

Deja un comentario

comm comm comm