¿Algún día ha tratado usted de comprar un muñeco cuya piel sea cobriza, tostada, morena, en las jugueterías mexicanas? Se sorprendería, no existen. Esto fue lo que le ocurrió a los investigadores de la campaña “Racismo en México”, que salieron a buscar un muñeco con estas características y resulta que no se toparon con ninguno. Tuvieron entonces que comprar uno de color blanco y pintarlo, y entonces sí, celebrar este experimento cuyo producto hoy usted puede observar en Youtube bajo el nombre “Viral Racismo en México”.

Por Ricardo Raphael