“Se va a encarecer la vida”, reclamó un guerrerense. “No podemos tolerar más tanto descaro”, se leía en cadenas en WhatsApp que llaman a la protesta en las calles. “Es una patada en los huevos”, dijo el miembro de una Cámara. “A mí no me va a alcanzar para mandar a mis dos hijos a la escuela y los gastos de la familia”, aseguró un ciudadano. “Las que más lo resienten son las clases más vulnerables”, destacó otro.

Los precios de las gasolinas hoy son entre un 14 y 20 por ciento más caras que ayer, y entre 31 y 40 por ciento más que en 2013, cuando arrancó el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. Sin embargo, coincidieron ciudadanos, empresarios y políticos, ese incremento no es proporcional con el del salario.

Ciudad de México, 1 de enero (SinEmbargo).– El 2017 ha llegado y con él, el alza a los combustibles. Todos, unos más que otros, se verán afectados. De norte a sur, la sociedad civil, el sector empresarial, el industrial y de servicios, así como políticos, se han manifestado en contra de esta medida, desde que el 27 de diciembre pasado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que a partir de hoy los precios de la gasolina subirán súbitamente entre un 14 y 20 por ciento.

Primero y de manera inmediata, el golpe será a los usuarios de unidades y después, conforme el incremento vaya presionando más y más a los precios de bienes y servicios, a todos. El Banco de México (Banxico) prevé una inflación superior al 4 por ciento. Hoy y los siguientes días, miles de mexicanos iniciarán el año protestando en un país donde el salario no es proporcional a estos aumentos. Se ha convocado a marchar y a tomar carreteras y casetas.

“Tal vez va a provocar que dejemos de utilizar nuestros carros porque nos va a salir más barato andar a pie o en camión. No puede ser este gasolinazo tan marcado que nos va a afectar a todos y más a los que menos tienen”, reclamó un ciudadano en Ramos Arizpe, Coahuila, durante una protesta el jueves pasado.

En 2013, el precio promedio de la Magna fue de 12.13 pesos por litro; el de la Premium, de 12.69 pesos por litro, y el del diésel de 12.49 pesos por litro. En los cuatro años del Gobierno de Enrique Peña Nieto, incluido el de hoy, los gasolinazos han sido de 31 por ciento la Magna, 40 por ciento la Premium y 36 por ciento el Diésel.

En contraste, del 1 de enero de 2013 al 16 de octubre de 2016, el salario mínimo ha aumentado 12.8 por ciento en términos nominales.

Pero por efecto del cambio de precios de productos básicos que han aumentado 26.9 por ciento, los incrementos nominales al salario mínimo son en realidad “pérdidas del poder adquisitivo del salario mínimo”. En lo que va del presente sexenio se ha perdido el 11.11 por ciento del poder adquisitivo del salario mínimo, destacó un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) llamado “El salario mínimo: un crimen contra el pueblo mexicano”.

En Zihuatanejo, Guerrero, ciudadanos manifestaron que se va a encarecer todo: el pasaje, la comida, los servicios, “y lo peor es que el salario mínimo es una miseria; no alcanza para nada”.

Desde este domingo y hasta el 3 de febrero, los precios promedio a nivel nacional serán de 15.99 pesos por litro para Magna; 17.79 pesos por litro para Premium y 17.05 pesos para Diésel.

“Es como una patada en los huevos”, determinó el integrante de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Ricardo Exsome Zapata.

De acuerdo con datos de Petróleo Mexicanos (Pemex), de enero a noviembre, la Magna fue la más vendida (633.7 miles de barriles diarios), seguida del Diésel (334.2 miles de barriles diario) y la Premium (183.3 miles de barriles diario).

En febrero habrá dos actualizaciones semanales en las primeras dos semanas del mes y a partir del sábado 18 de febrero se determinarán de manera diaria.

Los precios máximos diferirán entre las distintas 83 regiones dependiendo de los costos de transporte y distribución de los combustibles a cada una de ellas.

En las siete zonas fronterizas, el precio máximo se establecerá para limitar la diferencia en precios entre la ciudad mexicana y la ciudad estadounidense ubicada del otro lado de la frontera.

LAS PROTESTAS EN TODO EL PAÍS

Las manifestaciones de los ciudadanos contra el aumento “tan marcado”, sumado al desabasto en algunas entidades, se han registrado y se prevé se repliquen en diversas zonas del país y en varios días convocadas principalmente mediante redes sociales.

“No será nada raro que comiencen los brotes sociales de inconformidad ante esta inminente escalada de precios, pues como ha ocurrido en otras ocasiones, las que más lo resienten son las clases más vulnerables, aquellas que viven día a día viendo cómo su salario les alcanza cada vez menos para adquirir productos de la canasta básica”, declaró Osmar León Aquino, dirigente de la organización “México Suma”.

La primera señal de disgusto fue un llamado en redes sociales a llenar los tanques de gasolina del 26 al 31 de diciembre, antes del incremento, y dejar de cargar los primeros tres días de este enero.

“Hagamos una gran cadena con los amigos y familiares. Frente a un gobierno mentiroso y y traidor, la unión hace la fuerza. No consumir combustible tres días”, se convocó.

Hoy domingo, en la Ciudad de México, a raíz de una invitación circulada en redes sociales, se reunirán al mediodía en el emblemático Ángel de la Independencia para exigir “no al incremento de la gasolina”.

En Chihuahua, de acuerdo con El Diario de Juárez, a partir del lunes contemplan el cierre de la carretera Panamericana, en la capital del estado, así como tomar casetas y las vías del tren para evitar el aumento a los energéticos.

“No vamos a parar hasta que se resuelva. El único punto de negociación es que den marcha atrás. El pueblo ya no aguanta más y así lo haremos sentir”, aseguró Heraclio Rodríguez, director de la organización El Barzón.

“Traemos aumentos en los costos de producción desde que subió el dólar a 17 pesos. Mientras que los precios de compra del maíz, frijol, leche y carne siguen igual para los productores, no para los consumidores, que cada día ven cómo suben”, expuso en conferencia de prensa.

Al noroeste del estado fronterizo, convocan a derribar la caseta de cobro Galeana y tomar puentes, según Javier Jurado, representante de Agrodinámica Nacional. “Si es necesario enfrentarnos con alguien, lo haremos”, advirtió.

En grupos de WhatsApp se convocó a una manifestación a nivel nacional para el 7 de enero desde las diez de la mañana en las capitales de todos los estados contra el Presidente Enrique Peña Nieto, los diputados, senadores y la Reforma Energética.

“La paciencia se acabó. No podemos tolerar más tanto descaro. La escasez de gasolina en algunos estados es debido a la gran corrupción existente en Pemex y el saqueo cínico y descarado de sus líderes sindicales, encabezados por el ladrón Romero Deschamps”, decía el mensaje compartido.

En Coahuila, un grupo de alrededor de 15 ciudadanos del municipio de Ramos Arizpe, acompañados por una regidora del Ayuntamiento, se manifestaron el jueves contra el aumento en el precio de los combustibles, reportó el diario local Vanguardia.

“Tu famosa Reforma Energética nos jode más”, dijo un ciudadano. “Malditos traidores”, añadió otro.

El miércoles, habitantes de Ciudad Victoria, Tamaulipas, manifestaron su rechazo con pancartas y lonas. Con permiso de los automovilistas, se colocaron calcomanías con la leyenda “No al gasolinazo 2017”.

En San Luis Potosí, ante el desabasto de gasolina dos jóvenes echaron una bomba molotov contra una de las máquinas despachadoras en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez.

El diario El Sur informó que ciudadanos de Zihuatanejo, Guerrero, reclamaron esta semana que la vida se encarecerá, pero los salarios “son miserables”.

“El gobierno quiere que nos muramos de hambre”, determinó un guerrerense.

“Yo trabajo en la hotelería y lo más seguro es que pasando las vacaciones haya recorte de personal. Aquí no hay muchas fuentes de empleo y luego suben la gasolina, el peso tiene menos valor frente al dólar, pues todo va a estar más caro. A mí no me va a alcanzar para mandar a mis dos hijos a la escuela y los gastos de la familia”. dijo.

ALZA EN TRANSPORTE PÚBLICO Y BIENES: CÁMARAS

Los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) determinaron en su última reunión del año que para este 2017 tanto la inflación general, como la subyacente, registrarán incrementos adicionales sin descartar que rebase la tasa del 4 por ciento.

La mayoría de ellos explicó que estas previsiones consideran la depreciación del tipo de cambio, así como los efectos temporales del incremento anunciado para el salario mínimo a partir de enero de 2017 y de la liberalización gradual de los precios de las gasolinas.

Transportistas y taxistas de diversos estados anunciaron que es inevitable elevar las tarifas del transporte público para hacer frente a los gasolinazos de entre 14 y 20 por ciento.

Los de la Ciudad de México, una de las regiones donde las gasolinas serán de las más caras, exigieron un reajuste a las tarifas o un subsidio por parte del Gobierno local.

En Veracruz, los taxistas calcularon que sus tarifas podrían subir alrededor de un 23 por ciento, equivalente al incremento de los gasolinazos, reportó Plumas Libres.

En el caso de Puebla, el Consejo Taxista del Estado también anunció un traspaso del incremento en combustibles al precio de las gasolinas a los banderazos. El monto del ajuste, dijo al diario e-consulta, se basará en la inflación del 4.8 por ciento y en el alza del 20 por ciento a los combustibles.

“Nosotros somos un grupo de no asalariados y de personas que trabajan más de ocho horas al día y esto lastima mucho al sector del transporte”, justificó la dirigente Erika Díaz.

En Coahuila, de acuerdo con Vanguardia, sindicatos de trabajadores de automóviles de alquiler solicitaron al Municipio de Saltillo que se autorice un aumento en sus tarifas de hasta 25 por ciento.

Sumado a esta subida, que entidades como la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) alertaron que harán subir el precio de la canasta básica, México enfrentó los últimos días del año 2016 un grave problema de desabastecimiento de combustible en una decena de estados.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Acapulco, Andrés Orozco Pintos, resumió que todas las industrias requieren energéticos, vehículos para su traslado y maquinaria que funciona con electricidad, porque habrá “forzosamente” un incremento en el costo de producción.

Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), dijo que el 2016 fue un año “de nulo crecimiento en el conjunto de la industria mexicana” y prevé “un panorama complicado para 2017”.

LAS POSTURAS DE LOS POLÍTICOS 

Miembros de los partidos políticos, a excepción del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se han pronunciado al respecto, pero algunos también fueron criticados por su participación en la Reforma Energética y el Pacto por México.

Los senadores del Partido Acción Nacional (PAN) acusaron en un comunicado que el anuncio del aumento al precio de las gasolinas es una muestra de la “ineptitud, insensibilidad y falta de compromiso” del Presidente Enrique Peña Nieto con las familias mexicanas.

Llamaron a tomar acciones inmediatas y contundentes, a fin de proteger el poder adquisitivo de los mexicanos.

Los representantes en la Cámara Alta anunciaron que llamarán a comparecer al Director de Petróleos Mexicanos, José Antonio González Anaya, y al Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, para que aclaren la causa de la falta de combustible en varios estados del país.

Pero Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), calificó de “cínicos e hipócritas” tanto a los integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como de Acción Nacional (PAN), por ser los responsables de los aumentos en los precios de los combustibles al aprobar el Pacto por México.

Miembros del PRD, partido al que perteneció, también lo aprobaron, pero no lo mencionó.

“Se incrementa el precio de las gasolinas, se afecta la economía popular, se va a desatar por completo la carestía [y] la inflación”, dijo en un video.

El dos veces candidato a la presidencia recordó que el aumento periódico en el precio de las gasolinas comenzó durante el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

En tanto, usuarios de redes sociales criticaron al líder del PAN, Ricardo Anaya, y al Diputado perredista Jesús Zambrano, quienes criticaron los gasolinazos, pero anteriormente participaron en la aprobación de la Reforma Energética y del Pacto por México.

Así empieza el 2017.