“La amicus curiae es una figura que nos permite hacer una aportación respecto al dictamen que tendrá que emitir la Corte con respecto a las acciones de inconstitucionalidad que contra la Ley han presentando en toda la república”, explicó el Senador independiente Alejandro Encinas, después de entregar el documento.

Los integrentes de la asociación entregaron el documento hoy ante la Corte. Foto: Por México Hoy

Ciudad de México, 1 de febrero (SinEmbargo).- La organización Por México Hoy encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un documento para abonar, bajo la figura “Amicus Curiae”, información al dictamen referente a las acciones de inconstitucionalidad de Ley de Seguridad Interior.

Acompañado por Alejando Encinas, Clara Jusidman y Jorge Fernández Souza, el fundador del Partido de la Revolución Democratica (PRD) presentó el documento.

“La amicus curiae es una figura que nos permite hacer una aportación respecto al dictamen que tendrá que emitir la Corte con respecto a las acciones de inconstitucionalidad que contra la Ley han presentando en toda la república”, explicó el Senador independiente Alejandro Encinas.

Por su parte, Cuauhtémoc Cárdenas aseguró que la preocupación por la citada Ley quedó manifestó desde que fue enviada como iniciativa por parte de Peña Nieto al Congreso.

Según dijo el ordenamiento pone en riesgo de que sean las fuerzas armadas quienes, sin ninguna mandato de la autoridad civil, tomarán decisiones que afectan o podrían afectar la vida cotidiana y sobre todo los derechos.

“Se estaría dejando a las fuerzas armadas como cabeza de decisiones y como renuncia de la autoridad civivl para responsabilizarse”, señaló Cárdenas en entrevista con medios.

“Dicho ordenamiento nos regresa al Estado absolutista en donde no existe el principio de división de poderes y fortalece desmedidamente a las fuerzas armadas para crear por medio de una ley secundaria un tipo de Estado diferente: `Un Estado policíaco-militar´”, señaló la Asociación en un comunicado difundido después de la presentación del documento a la Corte.

La Ley de Seguridad, promulgada en diciembre pasado, ha sido blanco de acciones de inconstitucionalidad promovidas por distintas instancias, incluyendo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

También ha sido criticada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y agrupaciones internacionales de derechos humanos.

Entre las críticas esgrimidas contra esta legislación destaca el argumento de que la participación de militares no ha logrado abatir los niveles de violencia en el país.

La Ley de Seguridad Interior fue avalada la madrugada del 16 de diciembre en el Senado de la República, con 71 votos a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados de Acción Nacional (PAN) y de Verde Ecologista (PVEM), y con 34 en contra de la oposición, además de tres abstenciones. La votación se dio luego de más de 12 horas de discusión.

Ese mismo día, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que estaba en proceso de preparar un estudio de acción de inconstitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior y exhortó el Ejecutivo Federal para que formule observaciones a la norma.

La ley fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 21 de diciembre.

Las fracciones parlamentarias de oposición también coincidieron en la necesidad de presentar una acción de inconstitucionalidad.

El pasado 16 de enero, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) de México anunció la acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Seguridad Interior, al considerar que vulnera el derecho de acceso a la información.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), Human Rights Watch y Amnistía Internacional son algunos grupos que desde el exterior del país han alertado que la Ley de Seguridad garantizará más violaciones a derechos humanos, desapariciones forzadas y ejecuciones extraoficiales.