Las imágenes tomadas este martes desde satélites muestran las calles de la urbe desprovistas tanto de peatones como automóviles, cuando en otras condiciones ahora sería una de las épocas con mayor circulación de personas, debido a las vacaciones del Año Nuevo que tienen lugar en el país.

La capital de la provincia de Hubei, que cuenta con unos 11 millones de habitantes, fue puesta en cuarentena la semana pasada en un intento de las autoridades de detener el brote, que representa una amenaza a nivel mundial.

China, 1 de febrero (RT).– Imágenes captadas por satélite de la ciudad china de Wuhan —actualmente cerrada debido al brote del nuevo coronavirus— proporcionadas por Reuters Graphics, revelan un panorama bastante desolador, mostrando una urbe prácticamente vacía.

Wuhan —la capital de la provincia de Hubei, que cuenta con unos 11 millones de habitantes— fue puesta en cuarentena la semana pasada, en un intento de las autoridades de detener el brote, que representa una amenaza a nivel mundial.

Las imágenes tomadas este martes desde satélites muestran las calles de la urbe desprovistas tanto de peatones como automóviles, cuando en otras condiciones ahora sería una de las épocas con mayor circulación de personas, debido a las vacaciones del Año Nuevo que tienen lugar en el país.

Captada el 28 de enero, la imagen del puente Yingwuzhou, que se sitúa sobre el río Yangtze, muestra su carretera desierta de vehículos en comparación con la que fue tomada dos semanas antes, en la que los coches invaden el puente. Otras calles de la ciudad también carecen de vehículos, aunque que sea aparcados, y los barcos vistos anteriormente en el río desaparecieron de la imagen reciente.

Foto: RT.

Una imagen similar, tomada el mismo día sobre la estación de tren de Wuchang, normalmente rodeada de tránsito, ahora no muestra signos de actividad humana. Desde que el Gobierno anunció la cuarentena, la red de transporte local, el ferrocarril y los vuelos fueron suspendidos.

Para pasar la cuarentena, los residentes locales se abastecieron de alimentos y necesidades básicas, vaciando las tiendas y los supermercados. Tras el anuncio del cierre las redes sociales difundieron videos que mostraban colas enormes en los supermercados, donde algunos clientes tenían que pelear por poder hacer la compra.

Foto; RT.

DE REGRESO A WUHAN

Mientras tanto, Pekín anunció este viernes la decisión de enviar aviones fletados a diferentes países del mundo para que puedan regresar a sus hogares los habitantes de Wuhan y de las otras ciudades que han sido cerradas como medida para luchar contra la epidemia del coronavirus.

“Dadas las dificultades reales que experimentan en el extranjero los ciudadanos chinos de Hubei, especialmente los de Wuhan, el Gobierno chino ha decidido traerlos de vuelta a casa lo antes posible mediante vuelos fletados”, comunicó la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, en su cuenta de Twitter.

Usuarios de Twitter compartieron videos que muestran como los habitantes compran suministros de pánico ante el cierre de la ciudad de Wuhan por la emergencia de salud.

“¡Wuhan cerró urgentemente la ciudad, la escasez de suministros por pánico, el precio de Lai se disparó, y las tías usaron máscaras para agarrar verduras y lucharon! ¡Puedo entenderlos esta vez, después de todo, es una batalla por la supervivencia!”, escribió el usuario @charles984681

MÁS CIUDADES EN CUARENTENA

El brote de la nueva cepa de coronavirus, que se originó en la ciudad china de Wuhan en diciembre, ha resultado en al menos 213 muertes en el país asiático. Entre tanto, el número de casos confirmados de infección ha llegado ya a 9.692. Al mismo tiempo, hay más de 12.000 pacientes sospechosos de portar el virus.
Para impedir la propagación del virus desde las áreas más afectadas, las autoridades chinas pusieron en cuarentena primero a la ciudad de Wuhan y después a otras 17 urbes, con una población conjunta de 56 millones de personas.

NO AL CIERRE DE FRONTERAS CON CHINA

El director general de la Organización Mundial de Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció este jueves que la cepa del coronavirus representa una “emergencia de salud pública de preocupación internacional”. No obstante, señaló que la organización no cree que el brote haga necesario cerrar las fronteras chinas.

“Si alguien está pensando en tomar medidas [contra China], va a estar mal. La OMS no recomienda y se opone a cualquier restricción de viajes o comercio y a otras medidas contra China”, declaró Ghebreyesus.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.