Durante la mañana del 29 de enero, tres reos se fugaron del Reclusorio Preventivo Varonil Sur, ubicado en la Alcaldía Xochimilco, al sur de la capital.

Ciudad de México, 1 de febrero (SinEmbargo).– Once servidores públicos fueron detenidos por su probable responsabilidad en el escape de tres presos del Reclusorio Sur, ubicado al sur de la Ciudad de México. 

“La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México cumplimentó 11 órdenes de aprehensión contra el mismo número de servidores públicos, por su probable responsabilidad en el delito de evasión de presos”, informó la autoridad.

“Esta misma noche serán internados en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente para quedar a disposición de la autoridad jurisdiccional”, añadió.

Después de revisar los videos de las cámaras de vigilancia de la prisión, autoridades informaron puede establecerse la probable participación de servidores públicos, así como identificar tramos de responsabilidad de quienes posiblemente omitieron los protocolos de seguridad correspondientes.

En las dos carpetas de investigación que se abrieron para investigar el caso ya se cuenta con la declaración de, al menos, 22 servidores públicos. En dichas declaraciones señalan que custodios posiblemente buscaron sobornar a sus compañeros para que les permitieran retirarse sin mayor problema.

LA FUGA 

La Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México informó que durante la mañana del 29 de enero, tres reos se fugaron del Reclusorio Preventivo Varonil Sur, ubicado en la Alcaldía Xochimilco, al sur de la capital.

De acuerdo con la dependencia, se trata de Luis Fernando Meza González y Victor Manuel Félix Beltrán, ambos originarios de Culiacán, Sinaloa, recluidos por delitos contra la salud; así como también Yael Osuna Navarro, proveniente de Nayarit y acusado de asociación delictuosa.

En un comunicado, señaló que los procesos penales de éstos se llevaban ante juzgados federales y existe una orden de extradición por parte de las autoridades de Estados Unidos.

¿QUIÉNES ERAN LOS REOS QUE SE FUGARON?

Apenas en octubre pasado, elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron en Zapopan, Jalisco, a Yael Osuna Navarro por tráfico de heroína, cocaína y metanfetamina, así como lavado de dinero. Sería extraditado a Estados Unidos.

La Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales (SJAI) dijo entonces que Osuna Navarro, alias “Julio César Estrada”, “Julio César Estrada Montaño”, o “Rubén” era requerido por una Corte Federal de Colorado por asociación delictuosa, contra la salud y lavado de dinero.

Según autoridades de Estados Unidos, entre los años 2013 y 2014, fue identificado como líder de una célula de una organización delictiva dedicada al narcotráfico en Denver, Colorado, y otros lugares de ese país.

Investigaciones de autoridades de ese país señalan que negociaba y organizaba las compras de narcóticos y facilitaba el almacenamiento, empaque y distribución de los mismos; además vigilaba la recolección del dinero producto de la venta de heroína, cocaína y metanfetamina, para ayudar a su movilización fuera de la unión americana.