De acuerdo a los primeros reportes, el sismo pudo ser percibido a las 5:50 horas en diferentes zonas de Chile, Bolivia y Perú con una profundidad de más de 200 kilómetros en el distrito de Azangaro.

En Arica, Chile, cientos de ciudadanos desalojaron sus viviendas por una alerta de tsunami que después fue retirada debido a que el movimiento telúrico no cumplió con las características para tales prevenciones.

Ciudad de México, 1 de Marzo (SinEmbargo/ EFE).- Un sismo de magnitud 7.0 grados en la escala de Richter sacudió esta madrugada el sur de Perú a una profundidad de más de 200 kilómetros en el distrito de Azangaro, en la región de Puno.

De acuerdo a los primeros reportes, el movimiento telúrico también pudo sentirse en diferentes zonas de Chile y Bolivia a las 5:50 horas (hora local) de este lunes.

Según medios locales, el titular del Centro de Sismología en Perú, Sergio Barrientos dio a conocer hay probabilidades de que se presenten réplicas asociadas a dicho sismo.

A través de Twitter, cientos de usuarios han compartido información sobre este sismo, y a pocas horas, la noticia se ha convertido en el “Momento” principal de esta red social, un espacio dedicado a las noticias más relevantes en tiempo real.

ALERTAN POR TSUNAMI

Cientos de habitantes de la ciudad chilena de Arica, en la frontera con Perú, debieron abandonar hoy sus viviendas por una alerta de tsunami tras registrarse el movimiento telúrico de esta mañana, informó la agencia EFE.

La sacudida pudo ser percibida con una fuerte intensidad y duración superior a un minuto en las regiones chilenas de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, sin que hasta el momento se haya informado de víctimas o daños de consideración.

Según el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, el epicentro del temblor estuvo a 223 kilómetros al noreste de la ciudad peruana de Arequipa y su hipocentro se situó a 260 kilómetros de profundidad.

En Arica, ciudad costera, las sirenas emitieron alerta de tsunami y cientos de personas abandonaron sus viviendas y se dirigieron a las áreas de seguridad predeterminadas para estos casos.

La alerta, no obstante, se canceló 15 minutos después, una vez que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada aseguró que las características del sismo no reunieron las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de chile.

Según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), el sismo se percibió con intensidad VII de la escala internacional de Mercalli, que va de I a XII, en Arica Pocon Chile, y VI en Codpa y Cuya.

En la región de Tarapacá las intensidades fueron V en Alto Hospicio, Huara, La Tirana, Mamiña, Pica, Pisagua, Pozo Almonte e Iquique, la capital regional, y IV en otros puntos de la zona.

En la región de Antofagasta, la intensidad fue IV en Calama, María Elena, Quillagua y Tocopilla, indicó la Onemi.

En Santiago, tras una reunión con las máximas autoridades de la Onemi, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, aseguró que no hay información sobre víctimas o daños causados por el sismo.