Las autoridades sanitarias de Reino Unido continúan en su intento de localizar a una de las seis personas identificadas como portadoras de la variante brasileña del SARS-CoV-2.

Londres, 1 mar (EFE).- Las autoridades sanitarias británicas tratan de localizar a una de las seis personas infectadas con la variante de Manaos (Brasil) del coronavirus, ante la inquietud de que las vacunas no sean tan efectivas ante esa variante.

Las autoridades sanitarias comunicaron ayer que tres casos han sido localizados en Inglaterra y tres en Escocia, pero no se ha podido dar con la identidad de una de estas seis personas.

Según la Sanidad, el individuo no identificado no completó el registro de localización cuando se sometió a un test de la COVID-19 el pasado febrero, por lo que se desconoce su paradero.

Es por ello que la Sanidad pide a quien no haya recibido el resultado de una prueba de COVID-19 el 12 o 13 de febrero, que se ponga en contacto con las autoridades.

El individuo no identificado no completó el registro de localización cuando se sometió a un test de la COVID-19 el pasado febrero. Imagen ilustrativa. Foto: John Hart/Wisconsin State Journal vía AP

Esta variante, conocida como P1, fue detectada por primera vez en personas que viajaron a Japón desde Manaos el pasado enero.

El Ministro británico de Vacunas, Nadhim Zahawi, declaró hoy a la cadena Sky que la variante es similar a la hallada en Sudáfrica, por lo que se teme sea más contagiosa y “es de preocupación”.

De los tres casos en Inglaterra, dos corresponden a una misma familia en Gloucestershire (oeste de Inglaterra) que había viajado a Brasil en febrero, antes de que el Gobierno impusiera restricciones a los viajeros procedentes de ese país.

Los tres casos de Escocia corresponden a personas que volvieron a esa región procedentes de Brasil pero que hicieron escala en París y Londres, de acuerdo con las autoridades.

El Gobierno ha indicado que ya han comunicado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el hallazgo en el Reino Unido de estos casos de la variante de Manaos.

El Ejecutivo británico ha vetado los vuelos procedentes de varios países de Sudamérica, Portugal y Sudáfrica, como manera de contener la propagación de estas nuevas variantes.

El Servicio Nacional de Salud (NHS, en inglés) esta vacunando con los preparados de Pfizer/BioNTech y Oxford/AstraZeneca.

El Gobierno se ha marcado como objetivo vacunar, al menos con la primera de las dos dosis del preparado, a los mayores de 50 años para el 15 de abril y a la población adulta para el 31 de julio.