Luego de la pifia en el informe realizado por la ASF a los gastos del NAIM en 2019, David Colmenares compareció en la Cámara de Diputados. Sin aceptar su responsabilidad directa, el Auditor dijo que se sancionará a los responsables si actuaron por razones personales.

Ciudad de México, 1 de marzo (SinEmbargo).- David Colmenares Páramo, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se presentó esta tarde a la Cámara de Diputados para dar inicio a su comparecencia por la sobrestimación del costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Frente a la comisión legislativa de Vigilancia aseguró que en caso de comprobarse que algún servidor público actuó por intereses personales se les sancionará cesándolos del cargo.

El Auditor acudió a la reunión con los legisladores para revisar el informe de resultados de la revisión de la Cuenta Publica 2019, suscrita en el primer año de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de que se asegurara que los cálculos hechos por la ASF son “inexactos” e incluso “exagerados“.

“Pediré que se cese a todo servidor público que haya actuado con intereses personales en el proceso de fiscalización, y que del resultado de su participación se imputen hechos que obedezcan a un interés político o personal que se aparten de los objetivos propios de la fiscalización superior, por el bien de las instituciones de México y de todos los mexicanos para que se preserve el valor institucional que tiene la fiscalización superior y que quede claro que no hay ningún tipo de presiones, ni de mala fe. Si lo hubiera o hubiera algún comportamiento negativo, yo sería el primero en denunciarlo” expresó.

Colmenares Páramo llegó acompañado de el Auditor Especial de Gasto Federalizado, Emilio Barriga Delgado; el Auditor Especial de Cumplimiento Financiero, Gerardo Lozano Dubernard; y el Auditor Especial de Desempeño, Agustín Caso Raphael.

El Auditor Superior de la Federación llegó poco después de las 12:00 horas de este 1 de marzo. Foto: Cuartoscuro.

Aseguró que no hubo ningún tipo de presiones ni de mala fe en la actuación de la ASF y que si se hubiera detectado alguna anomalía, habría sido el quien la denunciara.

Mario Alberto Rodríguez, presidente de la Comisión de Vigilancia, informó que Caso Raphael fue “separado momentáneamente” de su cargo debido a la investigación que desarrolla la Unidad de Evaluación de Control (UEC). Sin embargo, el funcionario deberá presentarse, al menos, en la próxima sesión de la mesa de trabajo que evalúa los resultados de la auditoría sobre el proyecto del Aeropuerto de Texcoco.

El titular de la ASF aclaró que no ha permitido, ni permitirá actos que vulneren los principios constitucionales. “En la propia Auditoría Superior de la Federación, estamos colaborando en la investigación que la Unidad de Control de la Cámara, la UEC está realizando”, puntualizó.

NUEVO REPORTE SOBRE EL NAIM

Colmenares Páramo informó a la comisión legislativa que la ASF presentará un nuevo reporte de resultados sobre la auditoría que evaluó los costos de cancelación del proyecto del Aeropuerto de Texcoco. Tendrá una nueva metodología y se hará en colaboración con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

comparesencia-colmenares-diputados-1-marzo-2021

David Colmenares Páramo, Auditor Superior de la Federación, compareció en la Cámara de Diputados. Foto: Cuartoscuro.

“En los próximos días estaremos teniendo el resultado consensuado con el ente auditado dentro de las posibilidades de aclaración, y sacar una cifra correcta, que tenga que ver con un método de fiscalización y de elaboración de estimación de los costos diferente al utilizado en la auditoría de desempeño”, explicó a los legisladores.

Dijo la discrepancia algunos lo consideraron un error de desempeño, por lo que buscarán un nuevo contraste.

La ASF “no confronta ni mucho menos enfrenta a nadie, a ningún orden de gobierno”, aseguró Colmenares y destacó que las entidades evaluadas pueden presentar sus inconformidades a la auditoría. Recalcó que la dependencia a su cargo “es apartidista y apolítica, cualquier otra interpretación a sus auditorías sí sería política”.

Tizoc Villalobos Ruiz, director general de Auditorías de Desempeño de la ASF, aclaró que las auditorías de desempeño y las que son de carácter especial no son vinculantes. Sus objetivos no son sancionadores sino de mejoramiento, para que las políticas públicas ejecuten las recomendaciones y para medir el alcance de estas.

Las comparecencias suelen darse un mes después de que se publican los análisis, como el de la Cuenta Pública, sin embargo, debido a que en el reporte del 2019 se presentó que el costo de la no creación del aeropuerto de Texcoco era 300 por ciento más que el previsto, afirmación con la que estuvo en desacuerdo el Jefe del Ejecutivo federal, ahora Colmenares debe aclararlo con los legisladores.

“NO VOY A RENUNCIAR”, DICE COLMENARES

El pasado 25 de febrero, el titular de la ASF descartó que tenga pensado renunciar después de la polémica que desató el informe sobre el costo de la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

“No tengo por qué [renunciar]. No me siento culpable de nada, al contrario”, dijo el Auditor en entrevista con Joaquín López Dóriga para Radio Fórmula.

También argumentó que hasta el momento no existe una causa legal que lo obligue a hacerlo. “No… si no hay una causa legal [para renunciar], fundamental, claro que no. Soy un hombre de Estado, esta es una institución del Estado, somos respetuosos de las instituciones, somos respetuosos de la figura Presidencial y aquí yo fui electo para hacer bien las cosas, no para hacer politiquería ni tratar de dañar a alguna administración, y menos a la actual”, expuso.

El funcionario defendió que los errores de la ASF no estuvieron relacionados con algún interés partidista o por “mala fe” y pidió no descalificar el trabajo de la Auditoría.

“No se puede descalificar el trabajo de la Auditoría porque aquí lo que menos hacemos es jugar a propósitos políticos”, enfatizó, y agregó: “No se puede demeritar el trabajo de toda una institución, de todo un equipo de trabajo, con una descalificación”.

David Colmenares fue cuestionado sobre supuestas irregularidades en el informe que la ASF presentó de la Refinería Dos Bocas, mismas por las que esta tarde se pronunció Rocío Nahle, Secretaria de Energía.

“Ella tiene oportunidad para venir a aclarar y solventar. La gente que tenían encargada fue lenta en la entrega de información. Entonces, si estamos mal, que venga y lo aclaramos y lo hacemos público”, contestó el titular de la ASF.

Más tarde, Colmenares apareció en una entrevista con Carlos Marín en Milenio Televisión, ahí informó que los dos auditores encargados de analizar el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) fueron separados por el comité de ética, pero aclaró que no han sido despedidos.

“Separamos a los dos auditorios responsables del tema e invitamos al Grupo Aeroportuario [de la Ciudad de México] y hoy pedimos a Hacienda para que nos nombrara un enlace para que hagamos un informe técnico y demos a conocer el resultado”, detalló.

Las declaraciones de Colmenares Páramo se registraron un día después de que Juan Manuel Portal Martínez, extitular de la ASF, dijera en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en la cadena La Octava, que él habría renunciado con un caso similar durante su administración, entre 2010 y 2017.

“Yo renunciaría”, dijo Portal Martínez, pero, insistió, ahí se trata de su decisión y la presión que pueda tener por la opinión pública y la profesión misma.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró esta mañana que el informe de la ASF sobre el supuesto aumento de más de 232 por ciento en los costos de la cancelación del NAIM no fue un error. Fue intencional. Y, visiblemente molesto, pidió a la Cámara de Diputados una investigación.

Más tarde, la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados informó que el lunes 1 de marzo comparecerá a David Colmenares, junto con los auditores especiales de este órgano autónomo, para conocer y ampliar información de los informes individuales de la cuenta pública 2019 que entregaron a San Lázaro.

“Como parte de las reuniones que tenemos en la Junta Directiva de la Cámara de Diputados con carácter resolutivo, tomamos dos acciones: la primera tiene que ver con citar a todos los auditores especiales, y al auditor superior de la Federación, a una reunión a la Cámara de Diputados, el día lunes a las 12 del día, esto con la finalidad de conocer y ampliar información pertinente a los informes enviados a la misma Cámara de Diputados, no sólo la del aeropuerto, sino que profundicemos y revisemos metodologías y que tengamos el seguimiento constante de éstos informes”, dijo Mario Alberto Rodríguez, presidente de este órgano legislativo.

La decisión fue tomada luego de las inconsistencias en la cuantificación de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

El sábado 20 de febrero, la Auditoría Superior de la Federación, órgano técnico especializado de la Cámara de Diputados, presentó ante la tercera parte de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año del Gobierno de López Obrador y en donde se encontraron irregularidades en proyectos centrales y programas prioritarios.

En ese informe, se detalló que la cancelación del NAIM en Texcoco, una obra iniciada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, tuvo un costo 232 por ciento mayor a lo previsto por el Gobierno, al ascender a más de 331 mil 996 millones de pesos (unos 16 mil 252 millones de dólares).

Sin embargo, López Obrador calificó el lunes de “exagerada” la auditoría y, posteriormente, el organismo admitió “que existen inconsistencias” en su informe y garantizó “una revisión exhaustiva”.

El Gobierno encontró en el informe tres errores que explican más del 75 por ciento de la diferencia en el costo de cancelación de dicho aeropuerto.

–Con información de EFE.